El escándalo de Cambridge analytica

Facebook, en caída libre: vale 50.000 M menos y sus exempleados se rebelan

La compañía se desploma en Bolsa, ha reubicado a su jefe de seguridad, Alex Stamos, y sus exempleados han comenzado a sacar los trapos sucios. Mientras, Mark Zuckerberg sigue sin aparecer

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Facebook está viviendo su momento más delicado de los últimos años. Tras la revelación el pasado fin de semana del escándalo de la consultora Cambridge Analytica, que robó 50 millones de perfiles a la red social para empujar a Trump a conquistar la Casa Blanca, la crisis que vive no ha hecho más que agravarse. La compañía se desploma en Bolsa (vale ahora mismo casi 50.000 millones de dólares menos respecto al pasado viernes, su capitalización de mercado más baja en casi un año), ha reubicado y cambiado la responsabilidad a su jefe de seguridad, Alex Stamos, y sus exempleados han comenzado a airear los trapos sucios. En mitad de toda esta debacle, políticos en EEUU y Europa ya están exigiendo explicaciones a Mark Zuckerberg. Él sigue sin aparecer.

"Facebook no tenía ningún control sobre los datos que cedía a desarrolladores. Cero. Una vez abandonaban sus servidores, no sabían qué se hacía con ellos. Ha sido doloroso ver todo eso porque sabía que lo podían haber evitado". Son las duras palabras de Sandy Parakilas, el máximo responsable en Facebook entre 2011 y 2012 de asegurarse que terceras compañías (como Cambridge Analytica) no abusaran de la información privada de los más de 2.200 millones de usuarios de la red social.

Según este exempleado, decenas de empresas usaban técnicas muy similares a las usadas por Cambridge Analytica para acceder de forma ilegal (es decir, sin el permiso de los usuarios) a millones de perfiles en Facebook. "Era algo rutinario", asegura, y señala que cientos de millones de personas, no solo en EEUU sino en todo el mundo, están afectadas por esta irregularidad.

Parakilas es el último empleado de Facebook en filtrar a los medios, con nombres y apellidos, lo que ocurría hace unos años en las tripas del invento de Mark Zuckerberg. En una entrevista concedida a The Guardian, explica cómo los directivos de Facebook simplemente miraban para otro lado ante las posibles irregularidades que decenas de terceras compañías cometían, saltándose las reglas de uso de la información.

Legalmente, Facebook estaba en una posición de mucho más poder si aseguraba desconocer qué estaba ocurriendo

El exempleado recuerda el consejo que le dio uno de sus superiores mientras él se empeñaba en analizar hasta qué punto se estaban usando los datos de los usuarios de forma legal y ética. "¿De verdad quieres saber qué te vas a encontrar?, me dijo. Legalmente, Facebook estaba en una posición de mucho más poder si aseguraba desconocer qué estaba ocurriendo", explica Parakilas.

El presidente de Cambridge Analytica, Alexander Nix. (EFE)
El presidente de Cambridge Analytica, Alexander Nix. (EFE)

El problema, como ha revelado Christopher Wylie, exempleado de Cambridge Analytica, es que Facebook sí conocía desde al menos mediados de 2016 que se estaban incumpliendo sus reglas en el uso de los datos privados y perfiles de usuarios. Cuando la compañía se enteró de que Cambridge Analytica estaba incurriendo en posibles irregularidades, le pidió por carta a Wylie que borrara la información que recabó. "Esperaron dos años y no hicieron absolutamente nada para comprobar que los datos fueron borrados", explica el filtrador, "todo lo que me pidieron hacer fue rellenar un formulario y enviarlo de vuelta".

Facebook, en caída libre: vale 50.000 M menos y sus exempleados se rebelan

El escándalo generado es de tal magnitud que las autoridades británicas están considerando llamar a Mark Zuckerberg y otros empleados clave de Facebook a testificar ante el comité del Parlamento que investiga la influencia de este caso sobre el Brexit. En Bruselas, el presidente de la eurocámara, Antonio Tajani, ha 'invitado' al creador de la red social a dar explicaciones ante el Parlamento Europeo. "Facebook necesita aclarar ante los representantes de 500 millones de europeos que sus datos personales no han sido utilizados para manipular la democracia", ha asegurado.

Tajani, que aún debe formalizar su invitación y especificar su propuesta, también ha advertido que el uso indebido de los datos de los usuarios es "una violación inaceptable de los derechos de privacidad", informa María Tejero desde Bruselas. Igual de preocupada se ha mostrado la comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, que precisamente se encuentra estos días en Estados Unidos para discutir la cooperación entre ambos bloques en materia de protección de datos personales.

"Horrible, si se confirma. Los datos personales de cincuenta millones de usuarios podrían haber sido utilizado de manera abusiva y por propósitos políticos. No queremos esto en la UE", ha advertido. Jourová precisamente se encuentra en Washington para abordar la situación del Escudo de privacidad UE-EEUU, que regula la transferencia de datos al otro lado del Atlántico, con lo que tendrá la oportunidad de tratar el escándalo con el secretario de Comercio, Wilbur Ross. Precisamente en EEUU, varios senadores han exigido también a Zuckerberg comparecer ante el Congreso, exigencia que han extendido también a los jefes de Google y Twitter.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

De momento Mark sigue sin dar señales de vida, y cada hora que pasa su ausencia preocupa más a analistas e inversores.

La única reacción de la red social ante la concatenación de escándalos ha sido anunciar la contratación de la firma de forenses digitales Stroz Friedberg para realizar una auditoría sobre el caso de los datos robados. Y otra más significativa: cambiar las responsabilidades al jefe de seguridad de la red social, Alex Stamos. Pese a los rumores iniciales, Stamos no ha sido despedido y sigue al frente de la seguridad de la compañía pero, como él mismo ha confirmado, su puesto ha cambiado: "ahora estoy pasando más tiempo en riesgos emergentes de seguridad y trabajando en la seguridad de las elecciones. ¿Suficientes medidas? Para muchos, demasiado tarde, demasiado poco. Mientras, la campaña #deletefacebook sigue inundando internet.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios