A ESPERA DE PASAR A DISPOSICIÓN JUDICIAL

Detenido el creador de la tecnológica Blusens por un delito de propiedad intelectual

Tocó el éxito con su anterior compañía tecnológica, pero ahora ha sido detenido y pasará a disposición judicial. Uno de los grandes emprendedores tecnológicos gallegos, a juicio.

Foto:

En su momento fue considerado uno de los grandes emprendedores tecnológicos de España en general y Galicia en particular. Más tarde cayó en desgracia tras la quiebra de su empresa y ahora ha tocado fondo con una detención que lo llevará a juicio.

Según han confirmado fuentes de la Policía Nacional a Teknautas y tal y como ha adelantado La Voz de Galicia, José Ramón García, fundador de la empresa tecnológica Blusens, ha sido detenido este miércoles en Santiago de Compostela y trasladado a A Coruña a espera de pasar a disposición judicial, en una causa que ha sido declarada bajo secreto de sumario.

El juez que ha dictaminado la detención considera que José Ramón García tiene relación con un presunto delito contra la propiedad intelectual y de pertenencia a organización criminal, aunque, por ahora, se desconoce su implicación exacta. Junto a él han sido arrestadas otras dos personas, que permanecen a espera de ser interrogadas por el magistrado.

De momento, García, al que el juez le ha retirado el pasaporte al entender que existe posible peligro de fuga, ha quedado en libertad provisional con la obligación de realizar comparecencias periódicas ante el juzgado.

Auge y caída de Blusens

​José Ramón García se dio a conocer en el mundo empresarial en 2008, cuando cofundó Blusens, una compañía tecnológica que por aquel entonces vendía teléfonos móviles, reproductores de DVD y audio, localizadores GPS y otros productos de electrónica de consumo.

En poco tiempo Blusens se convirtió en una de las compañías de electrónica más destacadas de toda España. En uno de sus mejores años, 2012, la empresa llegó a facturar más de 31 millones de euros, colocándose en la primera línea del emprendimiento tecnológico patrio.

En 2012 Blusens facturó 31 millones de euros, pero en el balance perdió más de 10.
En 2012 Blusens facturó 31 millones de euros, pero en el balance perdió más de 10.

Sin embargo, algo fallaba en su modelo: Blusens siempre perdía dinero. El año que facturó 31 millones, de hecho, el balance fue negativo, con unas pérdidas totales de 10,37 millones de euros.

La compañía dependía siempre de la financiación bancaria o de inversores externos. Cuando ambas ramas se acabaron, en 2014, Blusens entró en concurso de acreedores, una situación de la que ya nunca saldría.

Varias de las empresas actuales de José Ramón García.
Varias de las empresas actuales de José Ramón García.

Tras tres años en quiebra técnica y varios intentos (infructuosos) por vender la empresa, Blusens acabó siendo definitivamente liquidada en 2017. A día de hoy, de hecho, la compañía forma parte de la lista de morosos de la Agencia Tributaria, con una deuda superior a los 4 millones de euros.

Actualmente José Ramón García mantiene cargos en cerca de una veintena de empresas, dedicadas, entre otras cosas, a la inversión en activos y a las criptomonedas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios