Billetes de avión: ¿Quieres viajar barato? Estas ideas españolas te ayudarán a ahorrar un dineral. Noticias de Tecnología
no necesitas ser millonario para emular a willy fog

¿Quieres viajar barato? Estas ideas españolas te ayudarán a ahorrar un dineral

NomadFlight, Waynabox y Airhopping son tres de las ‘startups’ patrias que se han propuesto revolucionar el sector turístico permitiendo a los viajeros cumplir sus sueños viajeros

Foto: (Foto: Pexels)
(Foto: Pexels)

Desde que en el siglo XIX Julio Verne publicara su novela ‘La vuelta al mundo en ochenta días’ por entregas, la mente de los trotamundos ha albergado un sueño impulsado aún más por la serie de animación española de los años 80. Sin embargo, ni siquiera el alivio económico que han supuesto para el bolsillo de los viajeros las tarifas de las aerolíneas ‘low cost’ ha sido suficiente para democratizar las rutas por los cinco continentes: aún es necesario ser un Phileas Fogg en lo que a recursos se refiere.

“Normalmente, lo más barato para dar una vuelta al mundo son unos 3.000 euros solo en los billetes de avión”, explica José Manuel Simón, fundador de la española NomadFlight, a Teknautas. La plataforma pretende acabar con esa barrera económica: desde ella, es posible encontrar vuelos para dar la vuelta al globo por 800 euros, “prácticamente una cuarta parte de lo que suele costar”, recalca el padre de la idea.

La herramienta funciona como un buscador que permite al inquieto viajero encontrar la combinación de vuelos perfecta para emular al señor Fogg. De entre 50.000 ofertas cuyo punto de partida puede ser uno de los 9 aeropuertos más importantes de España (Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Bilbao o Palma, entre otros), NomadFlight escoge la ruta a seguir más económica a partir de las indicaciones del usuario.

El coste de darle la vuelta al mundo puede pasar de 3.000 euros a poco más de 800 euros.
El coste de darle la vuelta al mundo puede pasar de 3.000 euros a poco más de 800 euros.

El candidato a trotamundos puede seleccionar la duración del periplo, entre 8 o 55 días, escoger la ruta que más destinos incluya o aquella que resulte más económica e incluso establecer por qué ciudades quiere pasar en esa vuelta al mundo. Verdadero encaje de bolillos gracias a un potente algoritmo. “Para hacer esto por tu cuenta, normalmente hay que ir a una agencia de viajes: es demasiado complejo hacerte una combinación y todo lo demás, así que al final tienes que ir a una agencia y sale más caro”, explica Simón.

Viajes sorpresa e interrail aéreo

El español, que ya prepara la posibilidad de reservar también los hoteles y el alquiler de vehículos, tiene varios espejos en los que mirarse. No en vano, hay proyectos patrios que ya han logrado revolucionar a su manera el sector turístico. Uno de ellos es, sin duda, el de Waynabox, la ‘startup’ que ha hecho del destino de sus usuarios un cautivador misterio.

Hace ahora tres años, Pau Sendra, Ferran Blanché y Dani Jiménez, los padres de Waynabox, estaban haciendo un interrail cuando “pensaron que sería interesante una fórmula para viajar en poco tiempo, de una manera fácil, económica y, sobre todo, que fuera divertida”, explica a Teknautas Natàlia Capdevila, portavoz de la compañía. Fue así como surgió esa empresa que ofrece paquetes de fin de semana por 150 euros en los que el destino es una sorpresa que solo se desvela dos días antes de viajar.

El concepto de viajes sorpresa comienza a asociarse con el nombre de la española Waynabox (Fuente: Waynabox)
El concepto de viajes sorpresa comienza a asociarse con el nombre de la española Waynabox (Fuente: Waynabox)

El proyecto ha crecido, confirmando así la visión inicial de sus fundadores. Más de 40.000 personas han viajado ya con Waynabox, que ha superado los 5 millones de euros de facturación, y los procesos de la propia empresa han cambiado en sintonía. “En un primer momento, nosotros actuábamos de buscador y hacíamos el mismo proceso que realizaría alguien en casa, intentando buscar siempre los proveedores cuyos precios fueran los más competitivos”, rememora Capdevila. Ahora, sin embargo, la compañía impulsada por Lanzadera (la aceleradora de Juan Roig, dueño de Mercadona) tiene acuerdos con cadenas hoteleras y aerolíneas para ofrecer las mejores tarifas posibles y servicios de calidad.

De hecho, esa es una de las principales características de los paquetes de Waynabox, más allá del precio o la sorpresa que supone desconocer cuál es el destino. “Aunque evidentemente hay un perfil universitario que viaja mucho con nosotros, nuestro ‘target’ se ha posicionado entre los 25 y los 35 años”, cuenta la portavoz de Waynabox. Garantizando alojamientos céntricos valorados como mínimo con 3,5 estrellas en TripAdvisor, Waynabox parece haberse alejado del espíritu mochilero asociado a ese interrail en el que nació la idea.

Toda Europa en avión por el precio de un billete

Otro proyecto para viajeros con poco presupuesto nacido en España es Airhopping. El proyecto, apoyado también por Lanzadera, guarda semejanza en sus orígenes tanto con Waynabox como con NomadFlight. No en vano, la idea de sus fundadores, Carlos Montesinos y Gonzalo Ortega, surgió cuando uno de ellos se propuso hacer un viaje final de carrera inspirado en el famoso interrail.

Sin embargo, su plan no era hacer el clásico viaje ferroviario por Europa, sino emular ese pase del Viejo Continente a base de coger aviones. El caos organizativo que ello supondría fue el germen que dio origen a Airhopping, una plataforma que permite a los viajeros conocer varios puntos de Europa surcando los cielos por el coste aproximado de un solo billete.

Airhopping permite a los viajeros conocer varios puntos de Europa surcando los cielos por el coste aproximado de un solo billete
Airhopping permite a los viajeros conocer varios puntos de Europa surcando los cielos por el coste aproximado de un solo billete

Tan solo hay que elegir la ciudad de origen, la fecha y el número de destinos que el viajero desea conocer: Airhopping propondrá un viaje teniendo como objetivo lograr un bajo precio para cada uno de los trayectos. Milán, Londres, Bruselas, Budapest, Berlín… Las capitales europeas, de aeropuerto en aeropuerto, por un coste total que suele rondar los 100 euros (en función del número de destinos seleccionados).

Ya sea para dar la vuelta al mundo, conocer lo más selecto del continente o pasar un fin de semana sorprendente, ya hay ideas españolas para hacer fácil lo más complejo de estos proyectos: que no cuesten un ojo de la cara.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios