Así se pasa de ídolo a villano

Vídeos con nazis y cadáveres: las estrellas de internet que ya no merece la pena seguir

Cada vez hay más gente intentando ganarse la vida subiendo contenidos y opinando en internet, pero, como en todo, aquí también hay 'influencers' que no saben digerir la fama

Foto:

No hicieron falta más que dos días de 2018 para toparnos con la primera polémica de un ‘influencer’ a nivel mundial. El vídeo subido a YouTube de Logan Paul en el bosque de los suicidios de Japón mostrando a un joven recién ahorcado ha dado la vuelta al mundo y ha puesto el foco de nuevo en el problema de la fama (mal llevada) en las redes sociales. Pero no es el único caso, ni mucho menos. El 2017 puso a muchos de estos 'gurús' de internet en entredicho y este nuevo año puede ser su final.

La memoria es frágil y más con las redes sociales, pero si este 2018 quieres empezar a depurar tus listas de suscripciones y perfiles que sigues, puedes empezar soltando lastre con estos creadores de contenido convertidos en auténticos villanos y locos de la red caídos en desgracia a pesar de sus, aún, millones de fans. Para ponértelo más fácil, aquí te dejamos una lista con todos los ‘youtubers’, ‘instagrammers’ y ‘tuitstars’ que nos demostraron en los últimos 12 meses que ya no se merecen la misma confianza.

PewDiePie, de estrella a estrellado

Es el mejor ejemplo de un ‘influencer’ que llegó a lo más alto y, tras tocar el cielo, ha demostrado que se puede caer más bajo que nadie. Fue nombrado el 'youtuber' más grande, y seguido, del mundo durante varios años, pero su estrellato se torció cuando empezó a pisar charcos sin parar. Empezando por las polémicas con YouTube que le llevaron casi a dejar la plataforma que le había dado todo y acabando con algo mucho peor: las bromas antisemitas.

En febrero de 2017, Disney anunciaba que rompía su acuerdo de colaboración con el ‘influencer’ por una serie de ‘chistes’ antisemitas que PewDiePie había hecho en su canal. Felix Kjellberg (ese es su nombre real) fue descubierto por The Wall Street Journal subiendo vídeos en los que hacía el saludo nazi y hasta pagaba a unos chicos indios para que sostuvieran un cartel en el que ponía “muerte a los judíos”. Y no es su última polémica, pues en septiembre tuvo que pedir perdón por un insulto racista.

Aún tiene alrededor de 58 millones de seguidores en YouTube y 14 millones en Twitter, pero, para muchos ya no merece la pena seguirle con este historial.

Dalas, acusado de maltrato

Algunos ya nombran a DalasReview como el PewDiePie español. ¿Por su cantidad de seguidores? No, más bien por sus continuas polémicas al borde del delito y el odio que ha generado entre los usuarios de la plataforma, y hasta entre los propios ‘youtubers’. Dalas ha sido acusado en estos años de machista, acosador, maltratador de animales e incluso violador, y las críticas no cesan.

El problema más serio en la que se ha visto inmerso en este tiempo llegó tras la denuncia de dos de sus exnovias, las cuales le acusaron, a mediados de 2016, de violencia de género. Él siempre ha defendido su inocencia pero muchos ponen en duda todo esto.

De momento, YouTube no ha retirado su canal, el cual acumula más de 2,5 millones de suscriptores y 1.137 millones de visualizaciones mensuales, pero si no te gustan los contenidos polémicos y que rozan el machismo en muchos casos, preferirás evitarle.

Logan Paul, el último en sumarse

Aunque desde que empezó a subir contenidos se había caracterizado por sus vídeos polémicos y siempre llegando al límite, no ha sido hasta que ha enseñado un cadáver cuando su nombre ha llegado a todo el mundo.

Este ‘youtuber’ estadounidense nacido en la plataforma ya desaparecida ‘Vine’, se ha visto salpicado de tal manera por este caso que ha tenido que pedir perdón repetidas veces y ni siquiera así se ha librado de las críticas. Aún es pronto para saber si este contenido acabará con su carrera pero este jueves ya mandó un mensaje a través de su cuenta de Twitter (4 millones de seguidores) anunciando que de momento se iba a "tomar un tiempo para reflexionar". Su canal, con más de 15 millones de suscriptores, se quedará parado y sin fecha de vuelta.

Jorge Cremades, de ídolo a villano

Hubo un tiempo en que se consideró a Jorge Cremades como el líder del nueva moda de los ‘influencers’ en España. Su humor cotidiano y costumbrista parecía que había conectado con todos los públicos, saltando esa barrera de la edad y el uso de ciertas plataformas que tanto lastraba a los ‘youtubers’. Pero algo se torció por el camino. El verano de 2016 apareció una entrevista por la que se le empezó a tildar de machista, y lo que parecía solo un mal día acabó por generarle un problema mucho más grave.

Empezaron a salir a la luz algunos de sus vídeos más polémicos y su humor más zafio y machista y las críticas llegaron día sí y día también. Incluso hubo protestas en las calles de diferentes ciudades para que los ayuntamientos suspendieran la gira que el joven tenía por los teatros de nuestro país. Tal fue el nivel de las críticas, que el propio Cremades acabó por quitarse un poco de en medio. A día de hoy sigue publicando sus 'clips' en su página de Facebook, donde tiene más de 6 millones de seguidores, pero sus apariciones en medios y en todo tipo de 'shows' han caído considerablemente.

Paul Joseph Watson, la cara de la 'Alt-Right'

Si hay que hablar de 'influencers' que no merece la pena seguir, o que casi habría que evitar que tuviesen cualquier tipo de altavoz, entre ellos hay que añadir a los nuevos representantes de la llamada 'alt-right'. Opinadores de ultraderecha que intentan conectar con el público joven tomando las mismas herramientas que el resto de 'influencers'. Y entre ellos destaca un nombre, el de Paul Joseph Watson.

Con más de un millón de seguidores en YouTube, se ha hecho famoso gracias a un apoyo total a Trump y a sus políticas, por defender posturas 'políticamente incorrectas' y por polémicas como la de cargar contra un documental de la BBC que mostraba a ciudadanos negros en la Antigua Roma. Se caracteriza por enfrentarse a todo tipo de protestas sociales y defender teorías conspiranoicas.

Jordi Wild, un 'youtuber' de otra época

Por último, hay que acabar con uno de los nombres más polémicos de los últimos meses, el de Jordi Wild. Un 'youtuber' español de 33 años al que se le acusa de machista por vídeos en los que aparecen mujeres con muy poca ropa en situaciones polémicas. Su última aparición en las redes llegó a principios de diciembre, cuando lanzó un videoclip de su canción 'Hasta que arda' en el que aparecían chicas en ropa interior y los usuarios saltaron contra él.

Conocido desde hace años en esta plataforma (su primer vídeo es de hace 4 años), en 2015 llegó incluso a hacer una especie de concurso en su canal para elegir a la fan con la que se quedaría y tendría una relación sentimental. Una suerte de 'Granjero busca esposa' pero controlado por él. Tiene más de siete millones de seguidores en Youtube, pero si no te gustan los retos sin sentido ni los pregunta y respuesta seguramente acabes muy cansado de Wild.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios