YouTube: Acusado de maltrato y señalado por sus fans: Dalas, el youtuber más odiado de España. Noticias de Tecnología
la historia oculta de Daniel José Santomé Lemus

Acusado de maltrato y señalado por sus fans: Dalas, el 'youtuber' más odiado de España

Dos exparejas lo denuncian por supuesto maltrato, varias fans lo acusan de acoso sexual y la policía le ha seguido muy de cerca. Si no conoces a este 'youtuber' español, quizá debas hacerlo ahora

Foto: El 'youtuber' Daniel José Santomé Lemus (Dalas Review) tiene pendientes dos juicios por presunta violencia de género.
El 'youtuber' Daniel José Santomé Lemus (Dalas Review) tiene pendientes dos juicios por presunta violencia de género.

Tiene 23 años y se llama Daniel José Santomé Lemus, pero en su vida digital atiende a un nombre artístico: DalasReview o, simplemente, Dalas. Y, con razón o sin ella, se ha convertido de lejos en el 'youtuber' más odiado de nuestro país. Su lista de enemigos o 'damnificados' es larga: varias de sus antiguas parejas, parte de sus fans, otros 'youtubers' e incluso diversos colectivos feministas, con los que ha tenido más de un enfrentamiento.

La lista de acusaciones hacia Dalas tampoco es breve. Dos de sus exparejas le han denunciado por supuesta violencia de género, mientras que otras 'youtubers' y algunas de sus fans (muchas de ellas menores de edad) aseguran haber sido acosadas y chantajeadas por él. Tal es el revuelo que ha creado que la Policía Nacional llegó a investigarle de incógnito ante las acusaciones de actos ilícitos que le atribuyen varias de estas mujeres.

Recurriendo tan solo a este rapidísimo resumen se entiende que, durante los últimos meses, su nombre haya sido 'trending topic' en Twitter casi cada semana. Tal vez el ciudadano medio vea estas polémicas como una simple 'pelea de youtubers' o un mero follón posadolescente, pero lo cierto es que hay mucho más. Este reportaje es un recorrido a lo largo del historial completo de Daniel José Santomé Lemus: desde sus polémicas más famosas hasta material no descubierto e investigaciones inéditas.

Su salto a la fama

Daniel José comenzó a subir vídeos de todo tipo a YouTube en 2005, pero su escalón de notoriedad tardó varios años en llegar. Fue en 2012, el 23 de junio, cuando creó DalasReview, el canal que, con el paso de los años, le ha acabado proporcionando la fama. Sus primeros vídeos nacieron enfocados a los videojuegos y el contenido humorístico, pero poco a poco fue abordando diversas temáticas más polémicas.

Su relación con otros 'youtubers' casi nunca ha sido buena. Dalas siempre ha mantenido un enfrentamiento abierto con Wismichu y Auronplay, a los que incluso llegó a acusar de enviar a "esbirros" a su casa para agredirle con piedras y palos. Con el tiempo, se supo que el directo en el que se producía tal agresión era falso, y él acabó definiéndolo como un "experimento sociológico".

Por otro lado, Dalas ha sido señalado frecuentemente como una persona machista e incluso misógina. Entre sus vídeos más polémicos, se encuentran algunos como 'Las mujeres son superiores a los hombres', 'Niñatas que me quieren follar pero me odian', 'Si eres hombre hetero ella te odia', 'Niñata de 14 años enseña las tetas con excusa' o 'Las cazapartners' (término usado para referirse despectivamente a las mujeres que inician una relación con un 'youtuber' famoso supuestamente para conseguir audiencia y acceder a contratos publicitarios). La tensión ha ido creciendo hasta tal punto que, hasta en dos ocasiones (una y dos), las presentaciones de su libro han contado con escraches.

Pese a todas estas polémicas (o quizá gracias a ellas), Dalas es uno de los 'youtubers' españoles más destacados. Hasta hace poco contaba con 2,5 millones de suscriptores (la cifra ahora permanece oculta por la bajada que ha experimentado en las últimas semanas) y sus vídeos cuentan con más de 1.137 millones de reproducciones. La vida actual de DalasReview transcurre fuera de España (una opción que ahora parece ser frecuente entre sus colegas de profesión): en Dublín, donde vive con su actual pareja, Lizy P.

Daniel José Santomé Lemus, alias 'DalasReview'.
Daniel José Santomé Lemus, alias 'DalasReview'.

Dos denuncias por supuesta violencia de género

Pero las personas supuestamente más perjudicadas por Dalas no han sido ni los 'youtubers' hombres ni los colectivos feministas, sino sus exparejas. Concretamente Ingrid Míchel (SoyMia) y María Rubio (Miare), quienes presentaron, a mediados de 2016, sendas denuncias contra DalasReview, al que acusaban, entre otras cosas, de un supuesto delito de violencia de género. Ambas denuncias, a las que ha tenido acceso este diario, han sido admitidas a trámite y se les ha tomado declaración.

Ingrid Míchel mantuvo una relación con Dalas y convivió con él durante dos años, un periodo en el que, según asegura en la denuncia, el maltrato físico y psicológico, que llegó a aislarla de sus amistades, fue constante. Además, tras una ruptura, ella se fue a casa de un amigo y él la amenazó con que, si volvía a casa, la mataría, según consta en la denuncia.

Exparejas denuncian supuestas agresiones, maltrato psicológico e incluso amenazas de muerte

El caso de María Rubio, su expareja más reciente, es similar. En la denuncia presentada, ella asegura que en los dos años y medio de relación, Dalas la maltrató psicológicamente, haciéndole creer que su estabilidad dependía de él, y aislándola igualmente de sus amigos.

La cosa va más allá. Según asegura, la violencia física era frecuente por parte de él, que, tras agredirla, solía lanzarla contra el sofá para que no le quedasen marcas. Miare presentó un informe médico tras un esguince, así como un informe psicológico que atestiguaría el supuesto maltrato sufrido.

Ingrid Míchel (SoyMia) y María Rubio (Miare).
Ingrid Míchel (SoyMia) y María Rubio (Miare).

Un 'contrato de relación' para sus parejas

En cualquier caso, parece innegable que la inmensa mayoría de las relaciones —personales o profesionales— de Daniel José Santomé Lemus con mujeres rara vez suelen acabar bien. Tanto es así que, según ha podido saber este periódico, el 'youtuber' ha establecido incluso un 'contrato de relación' con ellas.

Dicho documento [PDF] conserva la lógica apariencia de un contrato meramente profesional, pero en su enunciado ya deja entrever que la cosa va más allá del trabajo puro y duro: "Las partes han acordado explorar oportunidades de negocio en un futuro o potenciales cooperaciones, de una naturaleza profesional y personal".

El contrato que Dalas firma con sus 'colaboradoras' en una
El contrato que Dalas firma con sus 'colaboradoras' en una "cooperación profesional y personal".

No parece un mero error. En el desarrollo de las cláusulas, el contrato incluye hasta dos menciones al posible desarrollo de "actividades sexuales" entre ambos: "En caso de tratarse de información confidencial relativa a experiencias de ambas partes que han tenido en común, como actividades de ocio o sexuales, solo podrán ser reveladas en forma de que la otra parte no pueda ser relacionada de ninguna forma ni mencionada bajo ninguna sospecha o dar pistas, con dicha experiencia común".

En caso de que la 'colaboradora' en cuestión incumpla alguna de las numerosas cláusulas, el 'youtuber' lo tiene todo bien cerrado, ya que ella "deberá compensar a la otra parte con la suma de 10.000 euros por cada cláusula rota de este acuerdo".

"Acoso" a menores y 'youtubers'

A Dalas no solo le llueven acusaciones de sus exparejas. En los últimos años, el español también ha sido señalado por otras 'youtubers' e incluso por fans, que le acusan de coaccionarlas para que le enviasen fotos suyas desnudas o incluso para mantener relaciones sexuales con él.

En cuanto a las 'youtubers', hay varias muestras: Anne Reburn, Aida Explorer o Mel Domínguez (focusinsvlogs) son algunas de ellas. Esta última, de hecho, insinúa no solo un acoso hacia ella, sino también una manipulación psicológica y un constante desprecio, tal y como evidenciarían las conversaciones que ella misma ha publicado en internet.

Parte de las conversaciones entre DalasReview y Mel Domínguez (focusinsvlogs).
Parte de las conversaciones entre DalasReview y Mel Domínguez (focusinsvlogs).

Entre sus fans, la situación es similar. Algunas de ellas han borrado las publicaciones en las que contaban su experiencia, pero aún es fácil encontrar uno, dos y hasta tres ejemplos de fans que muestran capturas en las que aparentemente Dalas las coaccionaría para conseguir fotos suyas desnudas.

De hecho, una de ellas se sintió tan presionada que, una vez que rechazó al 'youtuber', decidió subir ella misma su foto desnuda a internet para evitar posibles coacciones, según aseguró en su momento.

Parte de las conversaciones entre DalasReview y Mel Domínguez (focusinsvlogs).
Parte de las conversaciones entre DalasReview y Mel Domínguez (focusinsvlogs).

La policía, pendiente de sus eventos

Dentro de toda la maraña polémica y legal en la que Dalas se encuentra, hay detalles que tal vez ni siquiera él mismo conoce. Este es uno de ellos: durante el año pasado, un par de cuerpos policiales estuvieron siguiendo muy de cerca sus pasos.

Según ha podido saber este periódico, fue durante la época en la que el 'youtuber' estaba presentando su último libro por varias ciudades de España, una gira en la que llenaba todas las firmas y encuentros con sus fans. En aquel momento llegaron algunas de las actuales denuncias de varias menores de edad, así que hasta dos cuerpos policiales distintos iniciaron una investigación. Uno de esos cuerpos fue la Policía Nacional.

Policías de paisano investigaron las posibles relaciones de Dalas con sus fans en los hoteles de las ciudades que visitaba

El dispositivo era el siguiente. La información que le llegó a la policía señalaba que, en estos encuentros, Dalas solía establecer contacto con alguna fan y llevársela al hotel. Así pues, una parte sustancial de estos eventos contaba con la presencia de al menos un agente de paisano, que permanecía atento al comportamiento del 'youtuber' y, sobre todo, a lo que hacía una vez llegado a su hotel.

Esta operación se llevó a cabo durante algunos meses en varias ciudades repartidas por toda España. A día de hoy no ha trascendido el resultado de las investigaciones.

Dalas se defiende: "Todo es una conspiración"

Este periódico ha tratado de contactar en múltiples ocasiones con Daniel José Santomé Lemus para preguntarle por estas y otras acusaciones. No se ha obtenido respuesta de ningún tipo.

En sus vídeos, Dalas suele asegurar que todo es una conspiración de María Rubio (Miare) para perjudicar su imagen. Para ello, llegó a hablar con una de sus fans, de 15 años, que corroboraría dicha versión. Según ha podido saber este periódico, esta joven iba a presentar una denuncia contra Dalas, pero acabó echándose atrás y defendiéndolo.

En el vídeo que hay sobre estas líneas, Dalas acusa a Miare de obsesionarse con él y de aprovecharse de él, y asegura sentirse una víctima tanto de ella como de la Ley de Violencia de Género que, según él, considera "culpables a todos los hombres aunque no haya pruebas". Además, explica que era él quien le pagaba todo a ella y que le buscó patrocinadores para que aprovechase su propio canal de YouTube. Una vez que ya había conseguido vivir profesionalmente de sus vídeos, ella habría preparado un plan junto a su madre para romper la relación.

Por lo que respecta a las dos denuncias por supuesta violencia de género, Dalas siempre ha negado la mayor: "En realidad, me llevo bien con la mayoría de mis ex, lo que pasa es que las dos a las que se les ha ido la pinza han decidido hacerlo superpúblico", decía en una entrevista publicada el 17 de junio de 2016. Sin embargo, en aquel momento Ingrid Míchel había presentado su denuncia, pero María Rubio no. La segunda denuncia a la que se refiere el 'youtuber' es en realidad otra de la que, según aseguraba en un vídeo del 15 de enero de 2014, fue absuelto.

En cuanto a las acusaciones por supuestos intentos de abusos sexuales hacia algunas de sus fans, el 'youtuber' ha optado por la mofa como respuesta, tal y como demuestra en el siguiente vídeo:

Solo hay una cosa clara: a esta historia parecen quedarle aún muchos capítulos. Ahora serán los jueces los que decidan si Daniel José Santomé Lemus es culpable de todo los supuestos delitos que se le achacan o si, por el contrario, es inocente.

Hasta entonces, la situación es de todo menos frívola. Porque no, no se trata de un culebrón ‘millennial’ ni de la 'Salsa rosa' del mundo posadolescente digital. Se trata de que, a día de hoy, millones de jóvenes (y no tan jóvenes) de España y Latinoamérica están consumiendo en primera fila cada uno de los supuestos ingredientes —violencia de género, acoso sexual, abusos, amenazas...— de una receta que cada vez tiene peor aspecto.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios