ha pedido disculpas

Logan Paul, avergonzado por subir un vídeo con un suicida: "No espero que me perdonéis"

El joven publicó unas imágenes tomadas en el bosque de Aokigahara de Japón, conocido como 'el bosque de los suicidios', en las que aparecía un hombre ahorcado

Foto: El 'youtuber' Logan Paul en su vídeo más polémico | Foto: YouTube
El 'youtuber' Logan Paul en su vídeo más polémico | Foto: YouTube

Hace dos años se estrenaba la película 'El bosque de los suicidios', una película de terror dirigida por Jason Zada y protagonizada por la actriz que encarna a Margaery Tyrell en 'Juego de Tronos' que tiene lugar en el bosque de Aokigahara. En el film, una joven penetra en la arboleda del paisaje nipón en busca de su hermana desaparecida, a pesar de las advertencias sobre el carácter sobrenatural del bosque, donde se encuentra con un buen puñado de almas en pena. Y es precisamente hasta este punto, ubicado en una ladera del monte Fuji, hasta donde se trasladó Logan Paul, un conocido 'youtuber' que saltó a la fama gracias al servicio de intercambio de vídeos Vine, para grabar un vídeo que finalmente ha tenido que retirar y por el que ha tenido que pedir disculpas. Hasta en dos ocasiones.

Paul, con algo menos de cuatro millones de seguidores en Twitter, casi diez millones en la comunidad de Vine y hasta con marca de ropa propia, iba anunciando con antelación lo que sería su "vídeo real más loco". Y el primer día del año lo hizo: en las imágenes, en las que se le ve acompañado de varios amigos, el 'youtuber' se desplaza hasta el bosque japonés, y va registrando su reacción y la de sus compañeros al encontrarse con un hombre ahorcado de un árbol al que, al menos, difuminó el rostro.

Las imágenes publicadas por el 'youtuber' le han valido numerosas críticas, también en las redes sociales: el 'todo vale' mientras se consigan visitas. "Lo de este tipo Logan Paul es la clara realidad de lo que esta sociedad está dispuesta hacer por 'views' o por un tener un vídeo viral. Más bajo no se puede caer. Además, lo que hizo el tipo no es normal, sus burlas, sus chistes, el haberlo grabado es de un enfermo mental", critica Julián Ortegón, un usuario de la red de 'microblogging'.

Sin embargo, otros han enfocado su crítica en la falta de humanidad del joven que, con solo 22 años, no solo filmó el vídeo sino que además, decidió editarlo y publicarlo, a pesar de que finalmente lo retiró. El daño ya estaba hecho. "El simple hecho de que Logan Paul se haya sentado a editar ese vídeo es lo más inhumano que hay", dice @MoonlighttSoul en Twitter. "Qué pena que todavía existan personas que por tener un vídeo viral denigren la integridad de una persona de esa manera". Ahora, señala otro tuitero, Pol H. Prime, lo que es un bosque sagrado de Japón "que debía ser visitado con mucho respeto" acabará convirtiéndose en un lugar de culto para todos los "ignorantes" que quieran encontrarse un cadáver.

El 'youtuber' decidió finalmente retirar el vídeo y pedir disculpas. "¿Por dónde empiezo...? Empecemos con esto: lo siento", así arrancaba una carta publicada el segundo día del año. "Esto es nuevo para mí. Nunca antes me había enfrentado a críticas como ahora, porque nunca había cometido un error como este. Estoy rodeado de buenas personas y creo que tomo buenas decisiones, pero sigo siendo un ser humano. Puedo cometer errores", añade.

"No lo hago por las visitas": esta ha sido su primera aclaración. "Tengo visitas. Lo hice porque creí que podría crear un murmullo positivo en Internet, no un monzón de negatividad. Esa nunca fue mi intención. He intentado crear conciencia en torno al suicidio y la prevención del suicidio, y si bien pensaba que si el vídeo salvaba una sola vida habría valido la pena, me equivoqué por la sorpresa y la conmoción, como se puede ver en el vídeo".

El 'youtuber' continúa queriendo dejar claro que no lo hizo por los clics: "Hago esta mierda cada día. He hecho un programa de televisión de 15 minutos cada día durante los últimos 460 días. Uno puede entender que es fácil quedar atrapado en un momento sin sopesar totalmente todas las posibles ramificaciones. A menudo pienso en el alcance que tengo, y ese gran poder conlleva una gran responsabilidad. Por primera vez en mi vida me arrepiento de no haber manejado ese poder correctamente. Y no volverá a pasar".

Disculpas a todos... y a la víctima

Por si la primera no hubiera sido suficiente, Logan Paul ha repetido su disculpa, en una declaración publicada en vídeo en sus redes sociales, acompañadada de dos únicas palabras: 'So sorry' ('Lo lamento mucho'). En el vídeo el 'youtuber', serio y con una voz pausada, asegura que ha cometido un error grave y que no espera "ser perdonado". "Simplemente estoy aquí para pedir disculpas", explica. Paul sostiene que ni él ni ninguno de sus compañeros supieron "cómo reaccionar o qué sentir", pero que aun así, "nunca" debió publicar el vídeo.

"Debí apagar las cámaras..., dejar de grabar y no seguir. Hay muchas cosas que tenía que haber hecho de otro modo pero que no hice. Y por eso, desde lo más profundo de mi corazón lo siento", continúa, visiblemente afectado. "Quiero pedir perdón a Internet, a todo el que haya visto el vídeo, a cualquier persona que se haya visto afectada o que le haya tocado de cerca alguna enfermedad mental, o depresión o algún suicidio. Pero lo más importante es que quiero pedir perdón a la víctima y a su familia", añade.

Para todos sus seguidores que están defendiendo sus actos —que los hay—, el 'youtuber' lanza otro mensaje: "Por favor, no lo hagáis. No hay nada que tenga que defenderse aquí", señala, insistiendo en que su intención con el contenido que publica en la red es el entretenimiento. "Sé que he cometido un gran error y no espero que se me perdone por esto", añade, antes de repetir que su única intención es pedir disculpas. "Estoy avergonzado de mí mismo. Estoy decepcionado conmigo mismo. Y prometo ser mejor. Seré mejor", concluye.

'Bosque de los suicidios'

Lo cierto es que el hecho de que el bosque haya tomado este nombre tiene una parte de mito y otra de realidad: los nipones consideraban el monte Fuji una entrada a los cielos, como si se tratase del ombligo del cuerpo humano que sería el centro de la Tierra. El bosque se formó bastante después, sobre la lava expulsada por el Fuji entre los años 800 y 1083, en unos 35 kilómetros cuadrados. Muchos consideraban que se trataba de un purgatorio para yureis y yokais, los fantasmas de los que perdieron la vida de manera trágica y que, supuestamente, evitan que los que se adentran en el bosque salgan.

Vista aérea del bosque Aokigahara y el lago Saiko | Foto: National Land Image Information, Japón
Vista aérea del bosque Aokigahara y el lago Saiko | Foto: National Land Image Information, Japón

En la actualidad se ha convertido en el lugar preferido de los suicidas japoneses para poner fin a sus vidas, un dudoso honor que le convierte en el tercer sitio donde más personas ponen término a su existencia después del Golden Gate en San Francisco y el puente sobre el Yangtze de Nanjing, en China.

Mitología aparte, el Aokigahara comenzó a granjearse su fama durante el siglo XIX, cuando las hambrunas provocaron que muchos padres abandonasen a niños y ancianos en el bosque. No obstante, la fascinación moderna por el bosque se remonta a 1960, cuando Seicho Matsumoto publicó una de sus novelas más célebres, 'Nami no Tou', en la que sus protagonistas acababan con sus vidas en el bosque, cual Romeo y Julieta japoneses. Sin pretenderlo, generó un efecto llamada que provocó que muchas personas se desplazasen hasta el bosque para acabar son sus vidas, aunque ya hacía tiempo que Aokigahara se había convertido en el lugar preferido por los suicidas. Suele citarse la cifra de 500 para hablar del número de cadáveres que se han encontrado en el bosque, aunque su amplitud y frondosidad puede ocultar muchos más. En algunas zonas, es tan tupido que resulta imposible ver incluso a mediodía.

.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios