Opciones para renovar tu terminal

¿Buscas móvil? Los 10 'smartphones' chinos más asequibles y fiables del año

Xiaomi, Oppo, Meizu, OnePlus... Si buscas móvil asequible y potente, estos son los mejores móviles de fabricantes chinos que se han comenzado a comercializar en lo que va de año

Foto: El Nubia Z17 es la gran sorpresa de esta primera mitad de 2017. (Z. A.)
El Nubia Z17 es la gran sorpresa de esta primera mitad de 2017. (Z. A.)

Nunca es fácil orientarse entre los ‘smartphones’ chinos. Con especificaciones y diseños cada vez más parecidos, elegir uno es tarea difícil. Muchas veces la clave está en los parámetros más subjetivos, como el diseño o los extras, que van desde el sonido en alta definición hasta la resistencia al agua. Por eso, después de haber probado una veintena de móviles chinos presentados o comercializados en el primer semestre de este año, en Teknautas hemos diseñado esta lista con los 10 mejores.

Zigor Aldama. ShangháiZigor Aldama. Shanghái

Algunos se pueden adquirir en España en tiendas oficiales físicas u 'online' —Huawei, Meizu y OnePlus ofrecen un buen servicio técnico en nuestro país—, mientras que otros hay que comprarlos en el creciente número de tiendas no oficiales —que ofrecen garantía por su cuenta— o en canales de importación alternativos, como GearBest o Aliexpress, que no siempre disponen de un almacén en nuestro país y pueden requerir enviar el terminal de vuelta a China si tiene algún problema. Eso sí, en la confección de la lista nos hemos centrado únicamente en la calidad de los terminales, aunque el canal de venta puede ser un factor importante a la hora de decidirse por uno u otro aparato.

Más de 300 euros

1. Nubia Z17

En lo que llevamos de año, la sorpresa más grande no la ha dado ninguno de los móviles que más se esperaban. Y tampoco se han presentado terminales rompedores imprevistos como el Xiaomi Mix. Sin embargo, Nubia ha dado la campanada sin apenas hacer ruido. Porque el Z17 de esta marca todavía poco conocida, que hasta hace poco fue subsidiaria de ZTE y que ahora opera de forma independiente, es un ‘smartphone’ espectacular que no debería pasar desapercibido.

En primer lugar, es el primer móvil que realmente puede publicitar la ausencia de biseles laterales en la pantalla. Realmente no los tiene, y saca partido de este hecho con el diseño de algunos gestos muy interesantes, como el despliegue de un menú secundario desde el borde derecho, o el cambio entre aplicaciones —como si fuesen páginas de un libro— cuando se desliza el dedo hacia abajo por el borde izquierdo.

El Nubia Z17 incluye el diseño de algunos gestos muy interesantes, como el despliegue de un menú secundario desde el borde derecho. (Z. A.)
El Nubia Z17 incluye el diseño de algunos gestos muy interesantes, como el despliegue de un menú secundario desde el borde derecho. (Z. A.)

En segundo lugar, ha sido el terminal que ha abierto la veda de los 8 GB de memoria RAM —además usa la más rápida, LPDDR4X—, que van acompañados del procesador más veloz de Qualcomm, el Snapdragon 835 —‘octacore’ con una frecuencia máxima de 2,45 Ghz.—.

Es la misma configuración del OnePlus 5, pero el Nubia tiene ventajas importantes en el sistema operativo —basado en Android 7.1 y muy personalizable— y, sobre todo, en la cámara dual.

Como hacen el OnePlus 5 o el iPhone 7 Plus, el nuevo Nubia apuesta por dos objetivos con focales diferentes para crear un 'zoom' óptico de dos aumentos, y los combina con sensores de 23 y de 12 megapíxeles que, además, tienen un tamaño mayor del habitual —1/2,55 pulgadas—, lo cual resulta en píxeles más grandes que ofrecen mejores resultados con poca luz. La cámara gran angular tiene una apertura f 1,8, y el ‘teleobjetivo’ es algo menos luminoso —f 2,0— pero todavía muy superior al resto de competidores.

Por si fuese poco, la interfaz que controla las cámaras es la más completa del mercado con diferencia. Permite controlar todos los parámetros del disparo y viene con multitud de programas interesantes, que van desde el que sirve para fotografiar estrellas hasta el que permite ‘pintar’ con luz la toma. El modo ‘retrato’ es también el más satisfactorio de los que hemos probado. Las únicas pegas son la falta de un estabilizador óptico que mejore los resultados de las imágenes nocturnas y la posibilidad —que se puede añadir en futuras actualizaciones— de guardar los archivos en RAW para una mejor posproducción.

El nuevo Nubia apuesta por dos objetivos con focales diferentes para crear un 'zoom' óptico de dos aumentos. (Z. A.)
El nuevo Nubia apuesta por dos objetivos con focales diferentes para crear un 'zoom' óptico de dos aumentos. (Z. A.)

Finalmente, el Nubia Z17 incluye extras interesantes como el sonido Dolby Atmos —excelente para ver vídeos o escuchar música con sus potentes altavoces—, la resistencia a salpicaduras —aunque la marca nos comunica que ha preferido no certificar la resistencia al agua—, una buena carga rápida —52% de los 3.200 mAh. en 30 minutos y el 100% en 79 minutos—, el puerto de rayos infrarrojos para utilizarlo como mando a distancia, y la inteligencia artificial que ayuda al teléfono a aprender sobre nuestros hábitos y mejorar el magnífico rendimiento del terminal de acuerdo a ellos.

Entre las pegas del móvil destacan el diseño poco audaz —aunque utiliza materiales de gran calidad y el bisel rojo de las cámaras le da un toque distintivo—, el lector de huellas dactilares —por su ubicación en la parte trasera del aparato—, y la falta del Jack de auriculares, un mal cada vez más común. Pero, en definitiva, el Nubia Z17 se gana a pulso su título de mejor ‘smartphone’ chino de la primera mitad del año. Aunque todavía no se ha anunciado la fecha de su comercialización oficial en España a través de la página oficial de la marca, sí que se puede adquirir ya en Aliexpress desde 480 euros.

Entre las pegas del móvil destacan el diseño poco audaz —aunque el bisel rojo de las cámaras le da un toque distintivo—. (Z. A.)
Entre las pegas del móvil destacan el diseño poco audaz —aunque el bisel rojo de las cámaras le da un toque distintivo—. (Z. A.)

2. OnePlus 5

OnePlus sabe crear expectación como pocos, y hay que reconocer que luego sus terminales no suelen defraudar. El 5 no es una excepción, y ha sabido erigirse como la mejor opción para los ‘geeks’ que buscan las mejores especificaciones técnicas y un sistema operativo muy similar al Android puro. El procesador Qualcomm Snapdragon 835, emparejado con 8 GB de memoria RAM, lo convierte en una bestia con capacidad suficiente como para competir con muchos ordenadores.

Además, su doble cámara también está entre las mejores del mercado. Con una lente extremadamente luminosa en el objetivo gran angular —f 1,7—, las fotografías que toma son muy buenas. Desafortunadamente, la interfaz que controla la cámara dual no está tan desarrollada como la del Nubia Z17 o la del Huawei P10, aunque se agradece que permita guardar las fotografías en formato RAW para un procesamiento posterior de más calidad.

El excesivo parecido del OnePlus 5 al iPhone 7 Plus y, sobre todo, al OPPO R11 resta valor a su magnífica calidad. (Z. A.)
El excesivo parecido del OnePlus 5 al iPhone 7 Plus y, sobre todo, al OPPO R11 resta valor a su magnífica calidad. (Z. A.)

Según se mire, el diseño puede ser un acierto o todo lo contrario. Porque, al fin y al cabo, para gustos están los colores. En nuestra opinión, su excesivo parecido al iPhone 7 Plus y, sobre todo, al OPPO R11 resta valor a la magnífica calidad de construcción del aparato. No obstante, hay que reconocer elementos exclusivos muy útiles, como el botón deslizante lateral desde el que se pueden controlar las notificaciones que queremos recibir en cada momento.

Desafortunadamente, en las últimas semanas el OnePlus 5 se ha visto envuelto en una extraña polémica sobre su pantalla. Más concretamente, sobre un raro ‘efecto gelatina’ o de compresión que han percibido algunos usuarios cuando se mueven en vertical —hacen ‘scroll’— por páginas web. También hay quienes aseguran que la marca ha montado este elemento de forma invertida por razones que se desconocen, y que se trata de la misma pantalla que la del anterior buque insignia, el OnePlus 3T. Lo cierto es que en la unidad de prueba que hemos utilizado nosotros no hemos detectado ningún problema, aunque es posible que afecte solo a algunas remesas. Aquí puedes leer nuestra prueba completa del terminal, y en la página oficial de OnePlus puedes adquirir el ‘smartphone’ desde 499 euros. También está disponible en Amazon.

3. Huawei P10

Huawei es, con diferencia, la marca china de teléfonos móviles más conocida en el mundo. Y lo cierto es que a sus buques insignia no les faltan razones para el éxito, porque gozan de una buena relación calidad-precio y el indudable atractivo de un servicio técnico rápido y cercano. Aunque el P10 no cuenta con el potente ‘hardware’ de sus más directos competidores —incorpora un procesador ‘octacore’ Kirin 960 con 4 GB de memoria RAM y 32 o 64 GB de almacenamiento interno—, es uno de los más manejables —gracias a su magnífica pantalla FHD de 5,1 pulgadas, la más pequeña de los terminales de gama alta en esta lista— y ofrece una excelente cámara dual.

El Huawei P10 es uno de los más manejables del mercado y cuenta con el gran servicio técnico de la marca. (Z. A.)
El Huawei P10 es uno de los más manejables del mercado y cuenta con el gran servicio técnico de la marca. (Z. A.)

De hecho, Huawei fue precursora en la adopción de este tipo de cámaras dobles gracias a su asociación con la mítica Leica. Sin embargo, ha optado por una estrategia diferente a la del resto de competidores que aparecen en este artículo: combina una lente con un sensor monocromo y otra con uno de color. Eso le permite captar más detalles, sobre todo en condiciones de poca luz, y jugar con la profundidad de campo para realzar los objetos en primer plano.

El ‘software’ que procesa las imágenes todavía requiere de mejoras —en algunos casos no detecta pequeños trozos del fondo que se cuelan cuando el objeto en primer plano tiene ‘agujeros’—, pero la interfaz que controla las cámaras está entre las más completas del mercado y ofrece multitud de posibilidades a los fotógrafos con un mínimo de conocimientos de la profesión. Eso sí, se echa en falta un estabilizador óptico.

Huawei también ha mejorado la experiencia en la navegación con su nuevo botón multifunción, que copia el M-Touch de Meizu. De esta forma, el botón de inicio recoge el desbloqueo del terminal a través de un lector de huellas rápido y preciso, y también las funciones ‘atrás’ —con un toque— y multitarea —deslizando el dedo por el botón hacia la izquierda—. El resto del sistema operativo —EMUI 5.1, basado en Android 7— logra un equilibrio interesante entre capacidad de personalización y sencillez de uso. Finalmente, entre sus fortalezas se encuentra el hecho de que se comercialice en las principales cadenas de nuestro país (como Amazon), así como con diferentes operadores de telefonía. Puedes leer nuestra prueba completa aquí.

La interfaz que controla las cámaras del Huawei P10 está entre las más completas del mercado y ofrece multitud de posibilidades a los fotógrafos. (Z. A.)
La interfaz que controla las cámaras del Huawei P10 está entre las más completas del mercado y ofrece multitud de posibilidades a los fotógrafos. (Z. A.)

4. Xiaomi Mi6

La estrategia de Xiaomi funciona. El uso del procesador más rápido del mercado —en este caso el Qualcomm Snapdragon 835—, acompañado de una generosa memoria RAM —6 GB—, es un atractivo más que suficiente para que la gente compre su último buque insignia. Y en el caso del Mi6, la doble cámara es un aliciente extra, ya que logra captar fotografías muy resultonas, sobre todo con su modo ‘retrato’.

La cobertura wifi es mediocre, e incluso el sistema se queda sin RAM con relativa facilidad. (Z. A.)
La cobertura wifi es mediocre, e incluso el sistema se queda sin RAM con relativa facilidad. (Z. A.)

No obstante, se echa de menos un diseño más atrevido, con materiales que no almacenen toda la grasa de nuestras manos, y un sistema que saque todo el jugo a Android 7.1. Además, si en esta lista aparece detrás del Huawei P10, es porque después de haberlo utilizado durante un mes podemos constatar que, desafortunadamente, Xiaomi no presta tanta atención a otros elementos que suelen pasar más desapercibidos que el chip.

Así, el Bluetooth es de los más lentos que hemos probado, la cobertura wifi es mediocre, e incluso el sistema se queda sin RAM con relativa facilidad. Es más, en algunas ocasiones tarda en responder cuando hay varias aplicaciones abiertas, algo que cuesta entender con la potencia que monta.

Afortunadamente, todo apunta a que el Mi6 será el primer terminal de Xiaomi que reciba dentro de poco la actualización a MIUI 9. Y ahí reside una de las grandes fortalezas de la marca: incluso el Mi2s de hace cuatro años sigue actualizándose, algo que no puede decir el resto de competidores listados aquí. También incluye algunos elementos que se echan de menos en el resto de terminales: por ejemplo, el estabilizador óptico, que logra vídeos muy fluidos y buenas imágenes con poca luz, o la resistencia a salpicaduras de agua. Se puede adquirir en Gearbest por menos de 400 euros, un precio que le otorga la mejor relación calidad-precio de esta lista. Y aquí podéis leer nuestra prueba completa.

El Xiaomi Mi6 incluye algunos elementos que se echan de menos en el resto de terminales de esta gama media. (Z. A.)
El Xiaomi Mi6 incluye algunos elementos que se echan de menos en el resto de terminales de esta gama media. (Z. A.)

5. Oppo R11

La entrada que cierra el apartado de los móviles de gama alta es para el último que ha llegado. Pero lo ha hecho con intención de seguir el camino de sus antecesores y de convertirse en el terminal más vendido de China. Así, el OPPO R11 quizás haya nacido con un exceso de ambición. Porque resulta indudable que se trata de un móvil sólido y muy apetecible, pero su ‘hardware’ no está a la altura del que montan sus más directos competidores, y el diseño es calcado al del iPhone 7 Plus y al del OnePlus 5.

También incorpora el procesador más lento de los listados en la gama alta —un Qualcomm Snapdragon 660 con ocho núcleos a una frecuencia máxima de 2,2 Ghz.—, y sus 4 GB de memoria RAM saben ya a poco entre los más aventajados de la clase. La gráfica Adreno 512 también es inferior a la del resto, aunque es más que suficiente para jugar sin que el móvil se coma fotogramas.

El par de cámaras del OPPO R11 ofrecen imágenes muy gratificantes, sobre todo en el caso de la 'cámara selfi’. (Z. A.)
El par de cámaras del OPPO R11 ofrecen imágenes muy gratificantes, sobre todo en el caso de la 'cámara selfi’. (Z. A.)

Claro que el R11 también tiene aciertos importantes. El diseño extremadamente ligero y delgado es uno de ellos, así como la carga rápida VOOC, que logra un 64% de los 3.000 mAh. de la batería en solo media hora, y el sensor de huellas dactilares, que es el más rápido y preciso de esta lista. Finalmente, están el par de cámaras, muy similares a las que incorpora el OnePlus 5. Ofrecen imágenes muy gratificantes, sobre todo en el caso de la 'cámara selfi’, y solo se echa de menos que no hayan adoptado un estabilizador óptico para mejorar los resultados con poca luz. Parece evidente que este año se llevan las cámaras duales, pero sin ese elemento que resulta tan útil. El R11 se puede adquirir actualmente en Aliexpress por unos 400 euros. Puedes leer nuestra prueba completa aquí.

Entre 200 y 300 euros

6. Meizu M5Note

A la espera de que en unos días Meizu desvele su nuevo buque insignia, el PRO 7, que tanto está dando que hablar con su doble pantalla, la marca de Zhuhai se afianza en la gama media con el M5Note, la necesaria actualización de su superventas M3Note. Y la mejora se nota a la vista. El cuerpo metálico ‘unibody’ retira las bandas plásticas que suelen afear este tipo de terminales y apuesta por un diseño prémium, elegante y sólido, que, sin embargo, resulta algo insípido e impersonal. En cualquier caso, la calidad de la construcción del ‘smartphone’ es superior a muchos otros de su gama de precio.

Las versiones que se venden oficialmente en España del Meizu M5Note acompañan al cerebro con 3 GB de memoria RAM. (Z. A.)
Las versiones que se venden oficialmente en España del Meizu M5Note acompañan al cerebro con 3 GB de memoria RAM. (Z. A.)

También ofrece un buen rendimiento el chip Mediatek Helio P10, con ocho núcleos a una frecuencia máxima de 1,8 Ghz., aunque se habría agradecido un poco más de audacia en el interior del aparato, porque es el mismo chip que viene en el M3Note. Las versiones que se venden oficialmente en España acompañan al cerebro con 3 GB de memoria RAM y un máximo de 32 GB de almacenamiento interno que se puede ampliar hasta 256 GB utilizando una tarjeta MicroSD en la segunda ranura para las tarjetas SIM.

En definitiva, se trata de un ‘hardware’ estándar que se ve beneficiado por la buena calidad del resto de elementos del terminal. Por ejemplo, la batería de 4.000 mAh., que se puede estirar hasta los dos días de uso y que se carga por completo en hora y media. También está el sistema operativo Flyme, que resulta sencillo de utilizar pero también muy personalizable. Además, el M5Note pronto recibirá la actualización a la última versión, en la que llegará el esperado asistente de inteligencia artificial diseñado por Meizu. El M5Note se puede adquirir de forma oficial en España en diferentes cadenas como Amazon y por 229 euros 'online' en la tienda de la marca. La versión con un almacenamiento de 16 GB —que no recomendamos salvo que se vaya a ampliar con una tarjeta— se queda en 199 euros.

7. Xiaomi Mi5c

Entre los grandes avances que Xiaomi ha dado este año, en un informe interno el propio fabricante chino menciona el Mi5c. Y no porque sea un superventas o su teléfono más potente. La razón está en que se trata del terminal que incorpora el primer procesador que ha fabricado la propia Xiaomi, el Surge 1. La verdad es que todavía está lejos de poder competir con Qualcomm, Samsung, Huawei o incluso Mediatek, pero es un digno intento que funciona en la gama media, con ocho núcleos que trabajan a una frecuencia máxima de 2,2 Ghz. Acompañado de 3 GB de memoria RAM, es más que suficiente para casi todos los usuarios, pero se puede quedar un poco corto para los que adoren los videojuegos muy exigentes.

Como su propio nombre indica, es una versión del Mi5 que se comercializó hace ya más de un año, y guarda muchas similitudes estéticas con el original —no tanto con la versión más moderna, Mi5S—. Es algo extraño teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado entre ambos, pero no es algo negativo de por sí. Se viste en un cuerpo metálico —con una banda plástica en el extremo inferior para las antenas—, y tanto la ubicación de la cámara como su cobertura plástica recuerdan a la del Huawei P10, aunque ese terminal cuenta con unos acabados de una calidad muy superior.

El Xiaomi Mi5C se viste en un cuerpo metálico con una banda plástica en el extremo inferior para las antenas. (Z. A.)
El Xiaomi Mi5C se viste en un cuerpo metálico con una banda plástica en el extremo inferior para las antenas. (Z. A.)

Una última pega está en su batería de 2.850 mAh. Dura un día entero si no se utiliza demasiado el móvil, pero habría sido recomendable incluir una más generosa, como hace el Mi5S, que tiene 3.200 mAh. No obstante, la carga rápida es siempre una característica que se agradece, y con la que no cuentan todos los móviles en esta franja de precio. Actualmente, el Mi5C se puede adquirir en Gearbest por unos 200 euros, que lo convierten en uno de los terminales con mejor relación calidad-precio.

Menos de 200 euros

8 y 9. Xiaomi Redmi 4X (y su versión Note)

Poco a poco, Xiaomi se ha ido alejando de su estrategia inicial, que se basaba en ofrecer terminales con especificaciones avanzadas a un precio irresistible. La marca china se ha ido sofisticando, y con ello han subido considerablemente sus precios. Afortunadamente, la familia Redmi 4X —con una versión de cinco pulgadas y resolución HD y otra Note de 5,5 pulgadas con una pantalla FHD— parece que se ha acordado de los usuarios que buscan buena tecnología a precios asequibles.

La pareja ha cambiado los chips Mediatek de sus antecesores por otros Qualcomm Snapdragon —el 435 en el 4X y el 625 en el Redmi Note 4X—, que tienen mejor reputación aunque sea cuestionable su mayor rendimiento. Curiosamente, ambos comparten también una batería de 4.100 mAh., lo cual se traduce en una vida útil de dos días largos para el Redmi 4X y de día y medio para el Redmi Note 4X.

Los dos Xiaomi tienen también un cuerpo metálico roto por las dos bandas plásticas de los extremos, y el acabado mate en negro sin duda es un acierto. (Z.A.)
Los dos Xiaomi tienen también un cuerpo metálico roto por las dos bandas plásticas de los extremos, y el acabado mate en negro sin duda es un acierto. (Z.A.)

También sorprende que en las pruebas fotográficas que hemos hecho sea el pequeño el que haya salido mejor parado, aunque por poco. Ambos cuentan con un sensor de 13 megapíxeles en la cámara principal y otro de cinco megapíxeles en la de los selfis, pero la lente del Note es algo más luminosa —f 2,0 frente a f 2,2—.

Los dos tienen también un cuerpo metálico roto por las dos bandas plásticas de los extremos, y el acabado mate en negro sin duda es un acierto. No se puede decir lo mismo del cuerpo verde chillón, basado en el personaje animado japonés Hatsune Miko, aunque para gustos están los colores, claro. En Gearbest, el Redmi 4X está a la venta por solo 120 euros, mientras que la versión verde (hay otros colores) del Redmi Note sube hasta los 160 euros. Ambos incluyen 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno.

10. Meizu M5s

Pocas cosas diferencian al Meizu M5s de su hermano mayor con el apellido Note. La más evidente es la pantalla, que se queda en 5,2 pulgadas y reduce su resolución de FHD a HD. Afortunadamente, al ser más pequeño apenas se nota la diferencia, y Meizu ha utilizado un buen panel LCD de IPS. En el cerebro también hay un chip Mediatek, aunque en este caso la frecuencia máxima de sus ocho núcleos es de 1,3 Ghz., y ahí sí que es evidente la rebaja.

No obstante, donde Meizu no ha recortado ha sido en extras que no suelen estar presentes en los aparatos más económicos. La carga rápida de 18W, por ejemplo, alcanza un 54% de los 3.000 mAh. en media hora. Y la cámara principal de 13 megapíxeles ofrece resultados mejores que los de la media. Además, incorpora también la tecnología VoLTE, diseñada pensando en llamadas de voz por internet. Finalmente, el sensor de huellas del Meizu M5s es más rápido y eficiente que el resto de este apartado, aunque está lejos de hacer sombra a los terminales de gama alta.

El Meizu M5S es un teléfono sencillo que puede venir muy bien si no se le van a exigir tareas como las de los videojuegos más exigentes. (Z. A.)
El Meizu M5S es un teléfono sencillo que puede venir muy bien si no se le van a exigir tareas como las de los videojuegos más exigentes. (Z. A.)

Si se tiene en cuenta el diseño metálico —con bandas plásticas en los extremos, no como el cuerpo ‘unibody’ del Meizu M5Note—, el terminal económico de Meizu parece una buena compra. Eso sí, siempre que se busque un teléfono sencillo al que no se le van a exigir tareas como las de los videojuegos más exigentes. Se puede adquirir en cadenas de electrodomésticos españolas, en Amazon y a través de la tienda oficial de Meizu por 189 euros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios