un nuevo paso para dominar el espacio

Apisonadora Musk. SpaceX hace historia con el aterrizaje de dos cohetes en 48 horas

Lanzar, aterrizar, reutilizar. El mantra de SpaceX ha alcanzado un nuevo hito este fin de semana con el lanzamiento y recuperación de dos cohetes Falcon 9 en apenas 48 horas

Foto: (Reuters)
(Reuters)

SpaceX tiene un nuevo conejo en la chistera. Esta vez se trata de un más difícil todavía, de una maniobra que le ha permitido demostrar que tiene la fuerza suficiente para aumentar su cadencia de lanzamientos, tanto como para poner dos cargas en órbita en apenas 48 horas, recuperando además los cohetes Falcon 9. Vaya por delante que la maniobra no ha sido del todo provocada por la firma. El primero de los dos lanzamientos, el del satélite BulgariaSat-1, se había retrasado unos días ya que estaba previsto para el 19 de junio. Este satélite acabó siendo puesto en órbita el pasado viernes sin ningún problema. Y hace unas horas acaba de lanzar y recuperar con éxito el segundo Falcon 9. Pleno.

La maniobra le ha venido como anillo al dedo a Elon Musk para reforzar varios puntos acerca de la solidez de su compañía. El primero, la robustez de su sistema de lanzadores reutilizados ya que el BulgariaSat-1 es el segundo vuelo de una primera etapa reutilizada de un Falcon 9 y ha sido una nueva muesca en la táctica de la compañía que pretende reutilizar cohetes hasta el punto de ser capaces de volar dos veces, con la misma etapa, en 24 horas.

El segundo, la cadencia. En el manifiesto de vuelo de SpaceX para 2017 se puso una cifra sobre la mesa: 24 lanzamientos. Un número que, de conseguirse a final de año, significará que la firma habrá sido capaz de lanzar dos cohetes al mes. La meta la puso Gwynne Shotwell, presidenta de la firma, contando con que sean capaces de volar un par de Falcon Heavy antes de que suenen las doce campanadas del 31 de diciembre pero SpaceX es famosa por pasarse de ambiciosa.

Las dos primeras etapas de los Falcon 9 que volarán este fin de semana aterrizarán en las barcazas autónomas de SpaceX. (Reuters)
Las dos primeras etapas de los Falcon 9 que volarán este fin de semana aterrizarán en las barcazas autónomas de SpaceX. (Reuters)

"Creo que nadie cree que sea posible pero eso no significa que no vayamos a trabajar duro para conseguirlo", declaraba Shotwell en una entrevista el pasado mes de abril. Para conseguirlo, sólo había una receta: lanzar, lanzar y lanzar. "Vamos a comenzar a lanzar dos cargas al mes y necesitamos ser un poco más rápidos para hacerlo más de dos veces cada treinta días"

Una compañía, varias sedes

Uno de los puntos interesantes del lanzamiento doble de este fin de semana, y que explica por qué SpaceX tiene la fuerza para lanzar dos cargas en tan poco tiempo, son las ubicaciones de los lanzamientos. Este fin de semana serán desde Cabo Cañaveral y desde Vandenberg, una en la costa Este de Estados Unidos y la segunda en la Oeste.

No son las únicas desde las que la firma trabaja o tiene planeado trabajar a corto plazo. En Cabo Cañaveral tiene dos rampas de lanzamiento (la histórica LC39A utilizada en las misiones Apolo y la SLC-40), utiliza otra en la base aérea de Vandenberg, en California, y está construyendo una cuarta en Brownsville, Texas. Se estima que esta última no estará lista hasta finales de 2018 pero, una vez operativa, permitirá que la firma cuente con hasta tres localizaciones desde las que lanzar satélites al espacio.

Un Falcon 9 se dirige hacia la rampa de lanzamiento. (Reuters)
Un Falcon 9 se dirige hacia la rampa de lanzamiento. (Reuters)

La estrategia de la compañía para los próximos años es clara. Lanzar cargas, aterrizar cohetes y reutilizarlos una y otra vez con un objetivo: recortar los costes de manera significativa. Por el momento, el proceso por el que se puede reutilizar un cohete es lento (pasó casi un año entre el lanzamiento y reutilización del primer Falcon 9 que lo lograba) así que la mejor manera de auentar la cadencia pasa por tener diferentes equipos trabajando en diferentes puntos del país.

Tener diferentes localizaciones le sirve a SpaceX para atender a las necesidades de sus clientes. La rampa de la base aérea de Vandenberg se suele utilizar para misiones que se sitúan en órbita polar (perpendiculares al ecuador de la Tierra) y ese es el caso de la misión del domingo, que forma parte de un acuerdo de la compañía Iridium con SpaceX por el que se van a lanzar siete Falcon 9 que pondrán en órbita 70 pequeños satélites. Las misiones que salen desde Florida se colocan en una órbita más convencional.

Equipos independientes

En el caso de este fin de semana, SpaceX ha tenido dos equipos independientes que se han encargado de gestionar el lanzamiento y la recuperación del Falcon 9. Cada equipo contaba con sus propios ingenieros y sólo unas pocas personas supervisaron ambas maniobras.

Detalle de un Falcon 9 durante los instantes posteriores al despegue. (Reuters)
Detalle de un Falcon 9 durante los instantes posteriores al despegue. (Reuters)

Lanzar dos cohetes en 48 horas no es un récord de SpaceX. La firma de Elon Musk ha igualado un hito que ya marcó en su momento ULA, el consorcio formado por Boeing y Lockheed Martin, que en 2008 lanzó un Atlas y un Delta con pocas horas de diferencia. Pero ahora hay que añadir a la ecuación dos variables: el aterrizaje de las primeras etapas y la reutilización de una de ellas.

Con el Falcon Heavy en el horizonte, que le permitirá conseguir metas más ambiciosas (como esa supuesta misión turística a la Luna o el envío de una Red Dragon a Marte), SpaceX continúa con su hoja de ruta para convertirse en el actor dominante del sector espacial. Visto lo bien que le ha ido hasta la fecha, y a pesar de haber perdido dos vehículos en los últimos dos años, no parece que a Elon Musk le vayan nada mal las cosas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios