pone en órbita un satélite de comunicaciones

SpaceX hace historia al lanzar y aterrizar un cohete Falcon 9 reutilizado

Volar, aterrizar y repetir. Esa es la clave para abaratar costes y democratizar el acceso al espacio según la compañía que hoy ha demostrado, por primera vez, que es posible

Foto: La primera etapa que SpaceX ha reutilizado hoy en su primer vuelo, en abril de 2016. (Reuters)
La primera etapa que SpaceX ha reutilizado hoy en su primer vuelo, en abril de 2016. (Reuters)

SpaceX ha hecho historia. De nuevo. La compañía acaba de reutilizar y aterrizar la primera etapa de un Falcon 9 que voló hace casi un año, en abril de 2016. Lo ha hecho después de poner en órbita un satélite de comunicaciones, el SES-10, en el que era el primer intento de reutilizar uno de sus lanzadores.

Elon Musk no se cansa de repetirlo: la clave para que el espacio se democratice pasa por la reutilización. "Nos ha costado 15 años llegar a este punto. Ha sido díficil y hemos tenido que superar muchas dificultades a lo largo del camino, pero estoy terriblemente orgulloso de este equipo", decía hace pocos minutos en una retransmisión en directo el exultanto CEO de la compañía. La firma ha conseguido hoy, a la primera, convertir en rutinario un hecho que no se había producido hasta la fecha: reutilizar la primera etapa de un lanzador.

La reutilización es uno de los aspectos clave del modelo de negocio de SpaceX ya que la compañía estima que pueden ahorrarse hasta un 30% del coste de un cohete cuya parte más costosa reside en los motores. En el caso del Falcon 9 se trata de nueve propulsores Merlin que, con el de hoy, ya cuentan con dos viajes en su haber.

Después del vuelo de hoy, SpaceX tiene por delante el reto de perfeccionar la técnica de manera que sea capaz de cumplir con el ambicioso plan de vuelo que tiene previsto para este 2017, en el que pretende lanzar cargas al espacio "cada dos o tres semanas" en palabras de la presidenta de la compañía, Gwynne Shotwell. Con el éxito de hoy, la firma está cada vez más cerca de conseguirlo y según Musk el objetivo de la firma es lanzar otras veinte cargas antes del 31 de diciembre. De cara a 2017, la compañía espera lanzar, recuperar y reutilizar un Falcon 9 en 24 horas.

También recupera la cofia

La primera etapa no fue la única que regresó a casa. En una rueda de prensa posterior al lanzamiento, Elon Musk reveló un hecho que se había rumoreado durante las horas previas a la ignición: SpaceX también había recuperado la cofia que protege al satélite antes de salir al espacio y que esta formada por dos piezas simétricas. "Tiene sus propios motores para navegar de manera autónoma y unos paracaídas para aterrizar. Es como si fueran dos piezas independientes", reveló Musk. El precio de esa cofia, seis millones de dolares, también debería ayudar a la compañía a reducir costes.

El creador de la compañía también reveló que reutilizará dos primeras etapas del Falcon 9 en el primer vuelo del Falcon Heavy, previsto para verano. La fecha todavía se desconoce ya que SpaceX sólo cuenta con una rampa de lanzamiento operativa en la costa este (la segunda está siendo reparada tras la explosión del pasado septiembre) y no quiere arriesgarse a que uncontratiempo les obligue a detener sus operaciones. Musk admitió que el lanzamiento de ese lanzador, que sumará hasta 27 propulsores en su primera etapa, será uno de los más complicados a los que se enfrente la compañía.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios