de gama alta, media y baja

Los mejores móviles chinos del año (y dónde comprarlos con garantías)

Hemos probado una veintena de terminales lanzados en los primeros seis meses del año y estos son los mejores

Foto:

El mercado de los teléfonos móviles se ha saturado a nivel global. Incluso en China, el país que más terminales fabrica y compra cada año en el mundo, las ventas ya apenas crecen. Son malas noticias para las marcas, muchas de las cuales han comenzado a echar la persiana, pero no para los consumidores. Al contrario, la feroz competencia existente ha hecho que las empresas chinas hayan mejorado considerablemente la calidad de sus aparatos en el arranque de 2016. 

El plástico pasó a la historia y ahora los cuerpos visten metal o Gorilla Glass con efecto 2,5D. Los 4GB de memoria RAM se establecen como mínimo indispensable en las gamas media y alta, mientras que los sistemas operativos basados en Android 6 ofrecen un nuevo universo de posibilidades. Es más, ha llegado el momento en el que los ‘smartphones’ chinos innovan para ofrecer extras que nadie más tiene. Hemos probado una veintena de terminales lanzados en los primeros seis meses del año y estos son los mejores.

[Lea aquí: Los mejores ‘smartphones’ chinos de 2015]

1. ZTE Axon 7 Pro

Nunca pensamos que ZTE pudiese crear un teléfono móvil capaz de encabezar una lista en la que se tuviesen en cuenta la calidad y la innovación. Pero al césar lo que es del césar: la versión Pro del Axon 7 es un terminal capaz de batir a los primeros espadas de cualquier marca. En todos los apartados.

En el de ‘hardware’ es intratable: incluye el chip Qualcomm Snapdragon 820, 6GB de memoria RAM, 128 GB de almacenamiento interno -ampliable otro tanto con una tarjeta MicroSD que se introduce en la segunda ranura SIM-, una espectacular pantalla AMOLED de 2K, y el mejor sistema de sonido del mercado, con dos altavoces frontales Hi-Fi -ojo, embutidos en ‘cajas’ de madera que le dan al terminal una apariencia única- equipados con el sistema de sonido envolvente Dolby Atmos. Ver vídeos en el terminal es una gozada, y más todavía en el caso de aquellos que llegan en realidad virtual. Escuchar música, por su parte, no es menos espectacular.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Además, la versión pro, que se ha desarrollado gracias a una campaña de 'crowdfunding' que ha obtenido casi cinco veces la cantidad requerida, mejora otros aspectos en los que flaqueaba la versión normal -también de una magnífica calidad-: por ejemplo, incluye botones capacitivos y no virtuales en la propia pantalla, e incorpora también el sistema 3DPress que discrimina la fuerza que el usuario hace sobre la pantalla para acceder directamente a diferentes funciones. Ese último sistema también le permite al teléfono incluir una función curiosa: un peso. Sólo hace falta colocar un objeto en el centro de la pantalla para saber cuánto pesa con asombrosa fiabilidad.

Por si fuese poco, es un aparato bonito, elegante, y muy cómodo de utilizar. El sistema operativo de ZTE, MiFavor, sorprende por la multitud de opciones que brinda al usuario -algunas, eso sí, copiadas del MIUI de Xiaomi, como la clonación de aplicaciones-, y las cámaras son excelentes: la principal tiene una lente muy luminosa -f 1,8- un sensor de 20 megapíxeles, y tanto un estabilizador óptico como otro electrónico para el vídeo -hasta resolución 4K-; la anterior, de los selfis, incluye un objetivo f 2,2 y capta fotografías de 8 megapíxeles y vídeos en FHD. La interfaz en modo manual para el control de la cámara es la más completa de todas.

(Fotos: Zigor Aldama)
(Fotos: Zigor Aldama)

Para la perfección, no obstante, le falta un poco de velocidad en el sensor de huellas dactilares -como los que incorporan OnePlus u OPPO-, y una batería con algo más de capacidad, porque los 3.250 mAh se agotan en un día si la pantalla permanece encendida bastante tiempo. Afortunadamente, el sistema de carga rápida de Qualcomm garantiza un 50% de capacidad en sólo media hora. Así, la única duda que falta por resolver es si ZTE podrá mantener la senda de calidad que marca el Axon 7 o si el terminal quedará como una chispa de genialidad en una marca más bien oscura.

Lo podrás adquirir de forma oficial en diferentes establecimientos y en la tienda online de ZTE en España a partir de octubre.

2. ZUK Z2Pro

Hace un año Teknautas asistió en Pekín al nacimiento de ZUK, una marca subsidiaria de Lenovo, durante el lanzamiento de su primer terminal, el Z1. Su irrupción supuso un importante toque de atención, en el que se dejaba claro que sus responsables no tenían ninguna intención de fracasar en un mercado cada vez más salvaje.

Ahora, el ZUK Z2Pro lo ratifica a lo grande. Aunque no ha recibido mucha atención, quizá por el perfil bajo que ha adoptado la empresa, se trata de un ‘smartphone’ espectacular cuyo único punto débil reside en los materiales utilizados: en 2016 parece poco adecuado equipar un buque insignia de estas prestaciones con una tapa de cristal que a primera vista parece plástico. Resulta algo resbaladiza y atrae las huellas mucho más que los cuerpos de metal.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

En cualquier caso, el ‘hardware’ hace que sea fácil olvidarse de ese pequeño detalle. Porque el Z2Pro es una bestia que hará las delicias de los usuarios más exigentes, sobre todo de los amantes del ejercicio y del control de la salud. Porque se trata de un móvil que incorpora nada menos que diez tipos de sensores diferentes, incluidos algunos poco comunes como el que detecta los latidos del corazón -situado bajo el flash dual de la cámara-, un podómetro, un sensor de rayos ultravioleta, y otro para la presión atmosférica -que sirve de altímetro-. De esta forma, el usuario no requiere de ninguna pulsera de monitorización de la actividad diaria. Todo se recoge a través de la aplicación nativa U Health.

Además, el móvil está a la altura de cualquier otro en lo que se refiere al resto de componentes: incorpora el chip Snapdragon 820 de Qualcomm, y nada menos que 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Existe también una versión más sencilla, el Z2, que reduce a la mitad esas dos últimas variables y que puede ser una buena opción para quienes quieran adquirir un terminal de alta gama al precio de uno de gama media. 

En cualquiera de los casos, el ‘smartphone’ incluye una cámara de 13 megapíxeles con estabilizador óptico que ofrece una calidad excepcional gracias al objetivo muy luminoso -f 1.8- que monta. Graba en vídeo con resolución 4K y logra imágenes en cámara lenta de gran calidad. Los amantes de los selfis tampoco quedarán decepcionados con el sensor de 8 megapíxeles en el que se utilizan píxeles de gran tamaño -1,4μm-.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Finalmente, aunque cuesta un poco acostumbrarse a ello, el único botón físico del móvil incorpora todas las funciones de los tres botones característicos de Android y va incluso más allá del diseñado por Meizu: desbloquea el móvil con un toque en el sensor de huellas, y un toque también sirve para ir atrás; presionar el botón lleva a la pantalla de inicio; y deslizar el dedo por el botón de izquierda a derecha nos lleva de una aplicación a otra, mientras que presionando dos veces se accede a la función multitarea. Es, sin duda, un sistema muy interesante que agiliza mucho el uso del terminal. Además, la optimización del sistema operativo ZUI es excelente y logra que la batería de 3.100 mAh. dure casi dos días completos. Por si fuese poco, la carga rápida supera el 50% en media hora.

Lo puedes adquirir con garantía aquí. Los lectores de Teknautas pueden utilizar el código promocional zukz2pro para obtener un descuento de 70 dólares.

3. OnePlus 3

Nunca una pequeña decepción dejó resultados tan buenos. El problema con OnePlus es que crea expectativas tan altas que luego le cuesta estar a la altura. Es la única forma en la que se explica que un ‘smartphone’ bestial como el 3, que incorpora el chip de referencia Qualcomm Snapdragon 820 y 6GB de memoria RAM, no haya sido acogido con más entusiasmo. A pesar de ello, es un magnífico teléfono. Aquí lo probamos a fondo.

Nada más sujetarlo, se hace evidente que, a pesar de lo delgado de su cuerpo, es un terminal robusto y fabricado con materiales de primera calidad. Pero también salta a la vista el parecido más que razonable con los HTC y los Meizu. Esa falta de originalidad en el diseño, uno de los rasgos que más hicieron destacar al One y al 2, es lo que le hace caer al tercer puesto en el ranking.

Eso y el sistema operativo Oxygen, que, a pesar de las actualizaciones lanzadas desde su estreno, es bastante mejorable: la interfaz de la cámara resulta todavía poco personalizable -no se puede elegir, por ejemplo, la resolución de las fotos-, y el sistema no responde con la velocidad que se espera de la potencia que incorpora. Eso sí, hay que reconocer que OnePlus escucha, y ha solucionado en el 3 una de las principales críticas que le hicimos: ahora la alarma sí que suena aunque el terminal esté apagado. Eso sí, hay que tener cuidado de no activar el 'password on startup', ya que impide que el aparato se encienda hasta que se haya metido la contraseña.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

A pesar de ello, lo cierto es que pocos teléfonos están a la altura de sus cámaras, por ejemplo, que incorporan dos estabilizadores ópticos que funcionan de maravilla. El lector de huellas dactilares también ha mejorado notablemente, y es, posiblemente, el más rápido y certero del mercado. Finalmente, nos ha sorprendido el buen comportamiento de la batería: su capacidad es de solo 3.000 mAh, pero dura de sobra un día de uso frecuente. Además, el sistema de carga es el más rápido que hemos probado, con un 66% en media hora.

Además, entre los puntos a favor de OnePlus está el buen servicio que ofrece la marca, a pesar de que vende exclusivamente por Internet. No en vano, aunque su cuartel de operaciones está en la ciudad china de Shenzhen, parte del personal trabaja desde Londres, donde se encuentra uno de los almacenes y el servicio técnico. Es, sin duda, un punto importante a la hora de decidirse por un terminal chino. 

Lo puedes adquirir en la tienda oficial

4. Meizu PRO6

Cuando Meizu lo presentó en sociedad, muchos criticaron que no hubiese grandes avances con respecto a su predecesor, el PRO5, que es un gran teléfono. De hecho, algunos seguidores de Meizu incluso se quejaron de lo que consideraron pasos atrás. Como, por ejemplo, el uso de una pantalla de tamaño inferior -5,2 pulgadas frente a 5,7-, un procesador Mediatek en vez de un Samsung Exynos, e incluso una batería con menor capacidad -2.650 mAh. frente a 3.060 mAh.-.

No obstante, después de haberlo utilizado un par de meses (aquí puedes leer nuestra prueba), el PRO6 demuestra varias cosas. Por un lado, la gran calidad y potencia de los chips del fabricante chino Mediatek. El Helio X25 utilizado, el primero con diez núcleos, no sólo es extremadamente potente, sino que apenas se calienta y tiene un rendimiento admirable. Eso es, precisamente, lo que logra que la batería dure tranquilamente más de un día.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Además, el terminal resulta especialmente bonito. Aunque eso es siempre algo que depende del gusto de cada uno, nos parece el más elegante de la lista, y se ofrece en dos colores que rara vez se ven en cuerpos totalmente metálicos: negro y rojo. Finalmente, la adopción del sistema 3DPress, que permite discriminar la presión que hace el usuario sobre la pantalla, es un valor añadido interesante.

Por si fuese poco, la nueva actualización del sistema operativo Flyme, basada en Android 6, incluye interesantes opciones como el uso de dos aplicaciones a la vez en una pantalla partida, y controles manuales de la cámara muy interesantes, con la posibilidad de enfocar en un lugar concreto de la imagen y elegir la medición de luz de otro. Como de costumbre, las cámaras de Sony fabricadas para Meizu son de primera calidad, lo mismo que el curioso flash circular de 10 LED y el enfoque por láser que incorpora. Así, en el aspecto fotográfico sólo se echa de menos la adopción de un estabilizador óptico.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

En cualquier caso, los usuarios tienen razón cuando apuntan a que la marca de Zhuhai está lanzando demasiados terminales similares al mercado. De hecho, el recién estrenado MX6 es un contendiente formidable para el propio PRO 6, con lo cual parece que la propia marca canibaliza su buque insignia. No le vendría mal pisar un poco el freno, diferenciar más sus ‘smartphones’, y proporcionarles un ciclo de vida más largo. 

Lo puedes adquirir en la tienda oficial.

5. Xiaomi Mi5

A la espera de probar el nuevo RedMi Pro que Xiaomi lanzó el pasado día 27, el Mi5 es el buque insignia de la empresa pekinesa y uno de los móviles más populares del año. Razones para ello las hay, sin duda. Pero también es cierto que Xiaomi no parece haber logrado un éxito tan rotundo como el que cosechó en 2012 con el ya mítico Mi2s.

A la compañía que dirige Lei Jun le falta un terminal de gama alta que incluya alguna innovación que le distinga del resto. No en vano, los 3GB de memoria RAM de la versión básica del Mi5 se antojan ya poco para un móvil de este segmento, y los 4GB de la versión más cara tampoco sorprenden a nadie aunque son más que suficiente para cualquier usuario. Eso sí, el chip Qualcomm Snapdragon 820 es de los mejores del mercado, y la relación calidad-precio continúa siendo uno de los grandes puntos fuertes de la marca.

Además, la adopción del nuevo sistema operativo -MIUI 8- ha logrado revitalizar el aparato y mejorarlo considerablemente si se compara con el MIUI 7 que Teknautas probó en el terminal. De hecho, incorpora grandes novedades como la posibilidad de clonar aplicaciones para utilizar dos cuentas al mismo tiempo. Así, por ejemplo, se pueden tener dos aplicaciones de Whatsapp abiertas de forma simultánea si el usuario cuenta con dos números de teléfono diferentes. Eso convierte al Mi5 en un gran ‘smartphone’ para combinar la vida privada y la laboral sin la necesidad de cargar con dos terminales. Además, MIUI es muy intuitivo y personalizable.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Por otro lado, las cámaras no defraudan. La principal cuenta con un estabilizador óptico que es una gozada para grabar vídeo y para tomar fotografías en condiciones de poca luz. El sensor principal cuenta con 16 megapíxeles y el secundario, el de la cámara de los selfis, con 4 megapíxeles. El rendimiento de la batería es también muy notable, y los 3.000 mAh. pueden durar tranquilamente día y medio con un uso normal. Finalmente, el diseño resulta elegante, con un lateral heredado de forma muy inteligente del Mi Note, aunque el cristal de la tapa trasera es un imán para huellas dactilares. 

Puedes adquirirlo con garantía aquí. Los lectores de Teknautas pueden utilizar el código promocional GBXiaoMiMi5 para obtener descuento.

6. OPPO F1Plus

Aunque OPPO lleva ya unos cuantos años abriéndose camino en el mercado chino de los ‘smartphones’ y ya es la cuarta marca más vendida del mundo, en España todavía es poco conocida. No en vano, en una extraña decisión, este año el fabricante de Shenzhen ha cerrado su tienda oficial europea para concentrar todas sus fuerzas en el sudeste asiático y en el subcontinente indio, los mercados que más crecen. No obstante, eso no resta interés al terminal estrella de este año, el OPPO F1Plus, que en China se conoce como R9 y que en junio aupó a la marca a la primera posición en el ranking de ventas del país, algo inédito hasta ahora.

Sin duda, el móvil lo merece. Pudimos probarlo y aquí tienes nuestro análisis. Por un lado, su diseño -a pesar del parecido con el iPhone- es impecable: por la gran calidad de los materiales empleados y por lo fino y ligero que resulta. Además, incluye el sensor de huellas dactilares más rápido y fiable que hemos probado -y el único que sigue aprendiendo cada vez que se pone el dedo sobre él-.

Pero la verdadera fortaleza -o debilidad, según la persona que lo utilice- está en la cámara de los ‘selfis’ que monta: es mejor incluso que la posterior, cuenta con un sensor de 16 megapíxeles con tecnología ISOCELL, y utiliza la pantalla como flash cuando es necesario, una técnica que OPPO desarrolló antes que Apple. Por su parte, la cámara principal se queda en 13 megapíxeles y ofrece unos resultados aceptables pero no excepcionales.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

El resto de especificaciones técnicas están a la altura de lo que se espera en la gama alta, pero no sobresalen. Incluye un chip del fabricante chino Mediatek con ocho núcleos, 4GB de memoria RAM, y 64 GB de almacenamiento interno que se pueden duplicar mediante una tarjeta MicroSD instalada en la segunda ranura SIM.

La carga rápida de OPPO, llamada VOOC, es una de las más rápidas y estables, algo que no viene nada mal teniendo en cuenta que la batería de 2.850 mAh. puede quedarse corta para un móvil de 5,5 pulgadas. Afortunadamente, el sistema operativo de la marca, ColorOS, es uno de los que mejor utilizan los recursos y no hay problema en utilizar el ‘smartphone’ más allá de un día completo.

Puedes adquirirlo aquí​.

7. Meizu M3Note, el mejor de gama media

Quizá la elección más difícil ha sido la del mejor móvil de gama media, porque es el segmento en el que las marcas chinas se desenvuelven mejor. Así, por menos de 300 euros hay grandes ‘smartphones’ como los de Xiaomi -el Max y el RedMi Note 3-, el Huawei P9 Lite, o el ZTE Axon Mini. Por eso, en este caso hemos determinado cuál es el mejor teniendo en cuenta diferentes factores: ‘hardware’, ‘software’, calidad de los materiales, y también la relación calidad-precio y la facilidad para adquirirlo en España, así como el soporte que recibe una vez comprado.

Por todo ello, al final nos hemos decantado por el Meizu M3Note. Concretamente, por la versión que incorpora 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno. Al fin y al cabo, es un terminal que incorpora la mayoría de las características de los Meizu por solo 229 euros. Se trata de un móvil muy sólido gracias a su cuerpo metálico -aunque no está hecho de una sola pieza como sus hermanos mayores-, cuenta con una buena pantalla FHD de 5,5 pulgadas, e incorpora el botón M-Back, que sirve tanto para desbloquear el terminal con la huella dactilar como para volver atrás e ir a la página de inicio.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Además, el sistema Flyme 5 -basado en Android 6- logra un buen equilibrio entre posibilidades de personalización y sencillez. Y las cámaras de 13 megapíxeles -principal- y de 5 megapíxeles -frontal- se encuentran entre las mejores del mercado para este segmento. Por si fuese poco, sorprende la batería de 4.100 mAh., una capacidad que muchos de los ‘tope de gama’ no tienen porque aumenta el peso y el grosor del terminal. En definitiva, es uno de esos pocos móviles en los que se puede afirmar que cunde el dinero.

La única pega es que aún no ha recibido la última actualización del Flyme, que incorpora interesantes mejoras como la posibilidad de utilizar dos aplicaciones a la vez utilizando una partición en la pantalla, o la función que permite administrar dos usuarios diferentes para diferenciar el acceso como si fuese un ordenador. Si finalmente la marca decide instalar ese sistema en el M3Note, sin duda va a ser imbatible.

Puedes adquirirlo de forma oficial aquí.

8. Xiaomi RedMi 3S, el mejor de gama baja

Puede que a Xiaomi le esté costando destacar entre los terminales de gama alta, pero entre los más baratos no nos cabe duda alguna de que el mejor lleva su logotipo: es el RedMi 3S, que cuesta únicamente 135 euros -115 euros en el caso de la versión sin S- y que ofrece un terminal de calidad difícilmente superable por ese precio: no sólo porque incluye un cuerpo metálico y una batería de 4.100 mAh. capaz de durar casi dos días enteros, sino porque es uno de los pocos que incorpora un chip Qualcomm Snapdragon 430 ‘octacore’ con arquitectura de 64 bits en vez de los típicos Mediatek de gama baja por los que opta la mayoría de los fabricantes en este segmento.

Merece la pena rascarse un poco el bolsillo para adquirir la versión Pro, que incluye un sensor de huellas dactilares -no es el más rápido del mercado pero que muchos agradecerán por ese precio- y que eleva los 2GB de RAM a 3 a la vez que duplica la capacidad de almacenamiento interno hasta los 32GB. En cualquier caso, las cámaras que Xiaomi ha puesto en ambas versiones del terminal no son un churro: la frontal tiene un sensor de 13 megapíxeles que ofrece una calidad decente, y la anterior -la de los selfis- sorprende con 5 megapíxeles. Como sucede con la mayoría de móviles chinos, ambas versiones incorporan una ‘dual SIM’ en la que también se puede introducir una tarjeta MicroSD para aumentar el almacenamiento interno.

(Foto: Zigor Aldama)
(Foto: Zigor Aldama)

Y, sin duda, uno de los puntos fuertes, como sucede en todos los móviles de Xiaomi, está en el hecho de que incorporen la última versión del sistema operativo MIUI. Porque la marca de Pekín no se olvida ni de sus terminales más antiguos y actualiza constantemente el sistema para que todos puedan disfrutar de las últimas funciones de la versión más nueva de Android. Esa, aunque no lo parezca, es una gran ventaja sobre sus competidores.

Puedes adquirirlo con garantía aquí. Los lectores de Teknautas pueden utilizar el código promocional RRedmi3GB para obtener descuento. 

Advertencias sobre la compra de móviles chinos

- Ojo con las marcas pequeñas

Los ‘smartphones’ chinos son los que mejor relación calidad/precio tienen en el mercado, pero si alguno parece demasiado barato como para ser bueno, posiblemente no lo sea. En Teknautas sólo revisamos terminales que nos dan confianza porque vienen de marcas consolidadas que venden millones de unidades al año. Generalmente, como sucede con Xiaomi, Meizu, OPPO, ZTE, Huawei o OnePlus, estas actualizan el 'software' a menudo -Xiaomi incluso lo hace semanalmente- y no descuidan los aparatos más antiguos -el Mi2S de hace tres años todavía recibe todas las actualizaciones-.

Muchos otros fabricantes, como Doogee, Oukitel o Elephone, por mencionar algunos, lanzan al mercado móviles de calidad dudosa, con un exceso de aplicaciones basura y sin apenas actualizaciones. Nuestra recomendación es evitarlos.

- Cuidado con las tiendas 'online'

Uno de los grandes quebraderos de cabeza a la hora de hacerse con un móvil chino es la propia compra. Huawei o ZTE son ya nombres habituales en las tiendas físicas españolas y cuentan con redes internacionales de servicio técnico. Otras, como OnePlus o Meizu, han abierto sus propias tiendas ‘online’ oficiales, lo cual proporciona mucha mayor confianza. Pero el resto todavía hay que adquirirlo por canales algo opacos.

Muchos se decantan por Aliexpress, pero la plataforma internacional de Alibaba es una pequeña jungla en la que resulta importante utilizar el sentido común y ver los comentarios y las valoraciones de cada tienda. Además, la gran mayoría opera desde China, con lo cual los envíos pueden quedar detenidos en la aduana y eternizarse en el tiempo. Por otro lado, el servicio técnico puede ser un quebradero de cabeza. Así que cuidado.

Finalmente, hay otras ‘megatiendas’ que están siendo muy importantes en el proceso de internacionalización de las marcas chinas. Hemos recibido muy buenas críticas de Gearbest, que sirve los móviles desde Reino Unido (para Europa) y Estados Unidos (para América Latina). Además, hemos comprobado que ha constituido una empresa en España para establecer un almacén en nuestro país, de forma que todos los precios que da son los finales -no hay que preocuparse de los aranceles- y la garantía que ofrece es la que marca la ley.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios