Dinero electrónico, 'sexting' y WeChat, así se celebra ahora el Año Nuevo Chino
  1. Tecnología
La costumbre de los 'hongbao' se hace digital

Dinero electrónico, 'sexting' y WeChat, así se celebra ahora el Año Nuevo Chino

WeChat ha alborotado el ciberespacio chino con una función que permite a sus usuarios cobrar por ver sus fotos

placeholder Foto: (Corbis)
(Corbis)

Hongbao, literalmente sobre rojo, es uno de los elementos clave del Año Nuevo Chino. Decorado en tonos dorados con el animal del zodíaco chino que corresponde -el mono en este caso-, sirve para dar dinero de buen auspicio durante el cambio de año lunar, que se celebra el lunes. La tradición dicta que son los adultos casados quienes ofrecen estos hongbao a niños y jóvenes, razón por la que los más pequeños acuden encantados a su encuentro familiar anual.

En un país en el que unos 300 millones de personas han abandonado el medio rural para abrazar el sueño chino en las ciudades, para muchos esta época es también la única en la que pueden reencontrarse con padres y abuelos en sus lugares de origen. Así, cada año se pone en marcha la mayor migración temporal del planeta, en la que el número de desplazamientos se cuenta por miles de millones. Es la Operación Salida elevada a la enésima potencia.

Pero las tradiciones están evolucionando, y muchos aprovechan esta semana de vacaciones para viajar. Por su parte, la tecnología también ha propiciado un cambio importante en la costumbre de los hongbao. Ahora, este término ha adquirido un sentido digital, y se ha convertido también un arma comercial de gran potencia. El sobre rojo está por doquier: en las redes sociales Weibo y WeChat, empresas y famosos ofrecen hongbao a los seguidores que antes hagan clic sobre el icono rojo que publican.

La recompensa por su lealtad cibernética es un puñado de yuanes que oscila entre lo meramente testimonial y una cantidad suficiente como para celebrar por todo lo alto la particular Nochevieja china. Es, sin duda, una buena forma de introducir publicidad y conseguir que cale en los cerebros de los consumidores potenciales. Ese dinero que obtienen los usuarios se almacena en una cartera virtual que luego puede utilizarse para comprar diferentes artículos con descuento, o se puede incluso transferir a la cuenta bancaria.

Un regalo familiar a través de 'apps'

Pero no es sólo el mundo corporativo el que ha abrazado el dinero digital para felicitar el Año Nuevo. Familiares y amigos también utilizan los servicios de Alipay -la principal plataforma de pagos online perteneciente a Alibaba- o WeChat Pay -el competidor de Tencent- para transferirse dinero a través de una función hongbao que no carga ningún tipo de comisión. Ya no hay que hacer el largo viaje de vuelta a casa para recibir ese dinero que puede ser el equivalente a los regalos de los Reyes Magos.

Claro que eso no agrada a mucha gente. “El Año Nuevo chino es el equivalente a la Navidad en el mundo occidental. Es un momento para pasarlo en familia, pero, como sucede con todo en China, se está usando con fines comerciales y como vía para conseguir dinero”, se queja Wu Xiong, un hombre de 52 años, residente en la provincia de Anhui, que no verá este año a sus dos hijos porque han decidido quedarse en Shanghái “para aprovechar que las horas de trabajo se pagan el triple”. Eso sí, aunque no podrá abrazarles, ha tenido que transferirles el hongbao de rigor por Alipay.

Poco a poco, en una carrera por lograr el mayor número de clientes, muchos -sobre todo chicas jóvenes- comenzaron a publicar fotos subidas de tono

El no va más de esta monetización de las relaciones personales en China ha llegado con la polémica función que WeChat introdujo hace unos días de forma experimental y que estará disponible durante todo el día de mañana. La red social pretende proporcionar una fórmula para que sus usuarios puedan recibir más hongbao de sus amigos, y ha decidido permitir la publicación de fotografías completamente borrosas. Sólo se atisba la silueta de la imagen, y los usuarios que quieran apreciarla con la calidad habitual tienen que pagar por ello.

El servicio se probó durante una hora en la que se subieron unos 18 millones de fotografías. En un principio, el asunto fue divertido. Pero, poco a poco, en una carrera por lograr el mayor número de clientes, muchos -sobre todo chicas jóvenes- comenzaron a publicar fotos subidas de tono. Eran lo suficientemente explícitas como para que la imagen borrosa diese a entender que merecía la pena pagar por verla nítida, y muchos -sobre todo chicos jóvenes- se lanzaron a pagar para ver a sus amistades en poses atrevidas o ligeras de ropa. “Si quieres ver mi otra yo, ya sabes lo que tienes que hacer…”, publicó una joven de la provincia de Henan que se hizo con más de cien hongbao en pocos minutos. Ofrecía una fotografía en la que estaba vestida con un uniforme de policía sexy.

Lógicamente, no han tardado en dispararse las críticas, que se pueden agrupar en dos bandos: por un lado están quienes afirman que el servicio fomenta el exhibicionismo e incluso la pornografía; por el otro aparecen quienes censuran el materialismo excesivo que enciende la aplicación. Así que, finalmente, y aunque ha asegurado que así será, hay quienes dudan de que WeChat siga adelante mañana con la iniciativa, ya que todas las imágenes que se publicaron durante la hora de prueba han sido eliminadas.

“Cada uno pone el límite donde quiere, nadie está obligado a enseñar más de la cuenta”, opina Wei, una joven de Shanghái que publicó una foto suya en bikini. “Es verdad que sabemos que los tíos pagarán más si les hacemos ver que tenemos algo sexy para ellos, pero me parece que es un juego divertido. Y, además, hacemos algo de dinero, que en estas fechas siempre viene bien”, añade entre risas. Mañana volverá a hacerlo. “Tengo algunas imágenes de una sesión de estudio que me hice, artísticas y un poco atrevidas, que subiré para ver cuántos hongbao puedo conseguir”, concluye antes de emplazar a quien escribe estas líneas a descargarlas. Pagando, claro.

We Chat Noticias de China
El redactor recomienda