Cuestan 39 euros cada uno, ¿merecen la pena?

Nuevos Google Chromecast: un pequeño gran invento para tu TV (y altavoces)

Google ya ha vendido 20 millones de unidades de su antiguo Chromecast. Probamos la nueva versión, más rápida y potente. Y también el Chromecast Audio para conectar a tus altavoces

Foto: El nuevo Google Chromecast (en la parte inferior) y Chromecast Audio. (Foto: Dani Muñoz)
El nuevo Google Chromecast (en la parte inferior) y Chromecast Audio. (Foto: Dani Muñoz)

¿Por qué disfrutar de vídeos y fotos en la pequeña pantalla del móvil, ordenador o tableta cuando lo puedes hacer a lo grande en el televisor? Eso es justo lo que permite desde 2013 el Chromecast de Google, un lápiz HDMI que, conectado al televisor, le envía con un solo clic todo ese contenido desde cualquier aparato. Google presentó la semana pasada una nueva versión y otra sorpresa más, el Chromecast Audio. El mismo concepto, solo que para enviar música a tus viejos altavoces. Los hemos probado a fondo y son un pequeño gran invento.

Del lápiz al disco 'colgante'

Google ha decidido jubilar el diseño de lápiz de memoria del anterior Chromecast por uno que a primera vista sorprende: un diso de poco más de tres centímetros de diámetro y 1,2 de grosor con un cable plano HDMI integrado. Parece un cambio caprichoso, pero tiene sentido.

En muchos televisores, los puertos HDMI están justo al borde, por lo que el Chromecast anterior acababa sobresaliendo por un lateral. Con este nuevo diseño puedes ocultarlo doblando el cable y acoplándolo magnéticamente a la parte posterior del disco, o dejarlo colgado si tienes problemas de espacio (por ejemplo, si tu televisor está muy pegado a la pared o colgado de la misma). Si optas por esto último, quedará algo parecido a la foto de debajo. Tal vez no muy estético, pero 100% práctico.

El nuevo Chromecast conectado a un televisor. (Foto: Dani Muñoz)
El nuevo Chromecast conectado a un televisor. (Foto: Dani Muñoz)

¿Cómo utilizarlo? Muy sencillo y más rápido que antes, y esa es una de sus principales ventajas. Solo tienes que descargarte la app oficial de Chromecast en tu iPhone, Android o añadir la extensión Google Cast en el navegador Chrome para enviar contenido desde el ordenador (PC o Mac). Conectas el Chromecast a un puerto HDMI del televisor, lo enchufas a la corriente (no tiene batería) y sigues las instrucciones. El Chromecast se conecta a la wifi de tu casa y en menos de un minuto puedes empezar a enviar al televisor vídeos de YouTube (con una resolución máxima de 1080p), canciones de Spotify o juegos. Básicamente tu 'smartphone', tableta u ordenador actuarán como un mando a distancia desde el que controlarás qué aparece en la tele.

Según Google, el nuevo Chromecast es mucho más rápido que antes gracias a sus tres antenas wifi (frente a una sola en el modelo anterior). Soporta además el estándar 802.11ac más rápido. Y sí, la diferencia es notable.

Lo hemos probado desde un iPhone 6 y un LG G3 con diversas aplicaciones (YouTube, Spotify, AllCast, Plex, Google Play Películas...) y va como un tiro. Entre el momento que seleccionas un vídeo en YouTube, das al botón de 'cast' para enviar al televisor y aparece el contenido, transcurre apenas un segundo. Si detienes el vídeo o cambias por otro, es igual de rápido.

La cosa ya cambia si quieres avanzar o retroceder dentro del vídeo, el retardo es mayor. La experiencia tampoco es muy satisfactoria si lo intentas con alguno de los juegos compatibles con Chromecast. FitFlap es uno de los escasos que puedes probar. La idea: jugar a ser un cerdo volador que va comiendo monedas por el aire. Venga.

En el modo táctil, en el que tu 'smartphone' hace de mando y juegas mirando el televisor, el retardo es casi inapreciable. Pero FitFlap te permite también utilizar la cámara del móvil para identificar tus movimientos, algo así como una Kinect improvisada. Para volar agitas tus brazos en mitad del salón de tu casa como si fueras un pájaro y el cerdo (es decir, tú) echa a volar. Suena divertido, pero no lo es. El retardo entre tu aleteo, lo que procesa el móvil y lo que ves en el televisor es tan alto que resulta impracticable.

Son las excepciones. La mayoría de las 'apps' compatibles con el nuevo Chromecast (lista completa aquí) funciona casi al instante, aunque se echa de menos un número mayor y más variado (y soporte a 4K, por cierto).

Si lo que buscas es enviar fotos y vídeos desde tu móvil al televisor, puedes hacerlo vía Google Photos o, mejor, con aplicaciones como AllCast para fotos y Video & TV Cast para vídeos (ambas son gratuitas en su versión más sencilla). Lo bueno es que la versión gratuita de Spotify también funciona con Chromecast, algo que no ocurre de momento con Chromecast Audio, solo compatible con la versión premium de Spotify. Escuchar música desde el televisor no es lo más natural, pero si tiene un buen sistema de sonido es una alternativa. Y hablando de Chromecast Audio...

El nuevo Chromecast Audio. (Foto: Dani Muñoz)
El nuevo Chromecast Audio. (Foto: Dani Muñoz)

Tu viejo altavoz, ahora conectado

Junto al nuevo Chromecast para el televisor, Google presento también Chromecast Audio, un disco del mismo tamaño que en lugar de incorporar un cable HDMI cuenta con un 'jack' estándar de 3,5mm para conectarlo a los altavoces de tu casa. La idea es la misma: transformar una caja tonta que solo reproduce música en un altavoz conectado que hará sonar todas las canciones que le envíes desde el móvil, tableta u ordenador. ¿Funciona?

La 'app' de spotify funcionando con chromecast audio.
La 'app' de spotify funcionando con chromecast audio.

Sí, y lo hace igual o más rápido que el Chromecast para el televisor. El problema es la ausencia de app's (no funciona con Apple Music, por ejemplo). O, más concretamente, que la app por excelencia para escuchar música en streaming, Spotify, solo funciona en su versión de pago. Según Google, la versión gratuita se integrará "pronto" con Chromecast Audio, pero aún no hay fecha. Puedes utilizar Google Play Music (aunque también de pago) o YouTube, pero no es lo mismo. Eso sí, con la versión premium de Spotify, Chromecast Audio funciona al instante. 

No hay retardo apreciable entre el momento en que envías una canción al Chromecast Audio y cuando empieza a reproducirse. También si la detienes, avanzas o pasas a la siguiente. Una de las funciones más interesantes del nuevo Chromecast Audio, la de enviar música a la vez a varios altavoces de la casa, aún no está activada, llegará dentro de unos meses. Aunque necesitarás uno de estos discos para cada altavoz que tengas distribuido por casa. 

¿Merecen la pena los nuevos Chromecast?

En España, ambos aparatos ya están a la venta por 39 euros cada uno (35 dólares en EEUU, el tipo de cambio empieza a jugar malas pasadas). Si ya tenías el anterior Chromecast para el televisor y te frustraba la lentitud con la que solía funcionar, el nuevo modelo desde luego mejora (y mucho) en ese frente. Con la llegada de Netflix a España el 20 de octubre, hay otra razón más para darle uso a Chromecast. Es un pequeño gran invento al que acabarás sacándole partido: lo conectas al televisor y te olvidas. Te encontrarás muchas veces tumbado en el sofá viendo vídeos y fotos en el móvil o tableta que, con un solo clic, podrás lanzar a la tele.

 

¿Y el Chromecast Audio? Si usas mucho Spotify premium y te gusta escuchar música en casa a todo volumen, merece la pena. Si solo utilizas la versión gratuita de Spotify y no eres suscriptor de Google Play Music, mejor esperar. Probablemente la versión gratis de Spotify no tardará en ser compatible con Chromecast Audio. Y si no, siempre te quedarán los altavoces 'bluetooth' de toda la vida. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios