como si estuvieras en el estadio

Así vivirías un Madrid-Barça desde el sofá gracias a la realidad virtual

La pequeña pantalla debe adaptarse al futuro de las retransmisiones deportivas: las gafas de realidad virtual transportarán a los espectadores a estadios de todo el mundo sin moverse del sofá de casa

Foto: Así vivirías un Madrid-Barça desde el sofá gracias a la realidad virtual

A finales de noviembre tendrá lugar, por enésima vez en lo que va de milenio, el partido del siglo. Dos de los equipos más importantes del mundo se verán las caras en el Santiago Bernabéu y el país quedará paralizado. Los amantes del fútbol y aquellos que no terminan de dominar el fuera de juego se congregarán ante miles de televisores para ver el clásico Real Madrid - Barcelona.

Sin embargo, la tradición futbolera puede estar cerca de cambiar radicalmente. Los dos clubes centenarios seguirán enfrentándose como hasta ahora, con sus rencillas y sus tanganas, pero los espectadores podrán disfrutar desde sus casas del espectáculo como si estuvieran sentados en el estadio: la realidad virtual ha llegado al deporte.

“En realidad, será una experiencia premium, complementaria a la televisión y que permitirá estar en persona allí”, explica a Teknautas el presidente ejecutivo de NextVR, Brad Allen. La startup californiana ha desarrollado un servicio con el que opta a convertirse en el Netflix de los deportes, con el atractivo extra de la realidad virtual.

Un buen puñado de cámaras especiales repartidas por todo el recinto es todo lo que hace falta para que, desde casa, la audiencia pueda ver un partido en directo –o grabado– como si los jugadores estuvieran delante de sus narices gracias a unas gafas de realidad virtual.

Suena bien, pero aún queda lo más importante: que los dispositivos de realidad virtual calen entre los usuarios. “Por ahora, solo sucede con las Samsung GearVR, pero los dispositivos que lancen en los próximos doce meses HTC, Oculus y Sony proveerán al mercado de una cantidad sustancial de gadgets”, predice Allen.

La realidad virtual no debería utilizarse con perspectivas en primera persona ya que el movimiento de la cámara podría provocar mareos

NextVR se estrenó en un partido de fútbol hace unas semanas, en plena pretemporada. El encuentro elegido fue el que enfrentó al Manchester United con el Barcelona durante las respectivas giras estadounidenses de ambos equipos.

Fue el primer acercamiento al balompié, pero no la primera experiencia de esta startup. “Ya hemos retransmitido partidos de la NBA, de la NHL, carreras de NASCAR, fútbol profesional y golf. Los siguientes serán la lucha libre, tenis y muchos más”, explica el presidente ejecutivo de la compañía.

Tal y como cuenta Allen, cinco cámaras de realidad virtual repartidas por el estadio (a pie de campo y en las gradas) hicieron posible esta peculiar retransmisión futbolística, controlada desde una de las cabinas del Levi’s Stadium de Santa Clara (California).

Pero no todo es perfecto y prometedor en el mercado de la realidad virtual deportiva. Para empezar, las retransmisiones que realiza NextVR están completamente pautadas. Por el momento, no hay manera de que el espectador elija qué parte del terreno de juego quiere ver, ya que desde la cabina se lleva a cabo la realización, siempre siguiendo la pelota (al menos, en el fútbol).

Tampoco parece factible a corto plazo que el punto de vista de los jugadores se sume a la emisión deportiva. “La realidad virtual no debería utilizarse con perspectivas en primera persona”, argumenta Allen, “ya que el movimiento de la cámara podría provocar mareos”. Al menos hasta que alguna universidad de las que trabajan ahora mismo en ello encuentre la manera de evitarlo.

Virtual ¿y social?

Más allá del proyecto de NextVR, otras empresas tratan de hacerse con un trozo del aparentemente jugoso pastel de las retransmisiones deportivas a golpe de realidad virtual. Es el caso de Virtually Live, una startup de San Francisco cuyo objetivo es evitar que los espectadores vivan una experiencia solitaria.

El proyecto de Virtually Live también permite interactuar con otros espectadores a través de conversaciones escritas o a viva voz

¿Por qué sentarse en el sofá con unas Oculus para ver un partido en silencio pudiendo comentarlo con aficionados de la otra punta del mundo? “La gente va a los estadios para vivir el ambiente e interactuar allí”, recuerda el CEO de la empresa, Tom Impallomeni.

Así, el proyecto de Virtually Live no solo permite a los espectadores disfrutar de un acontecimiento deportivo como si estuvieran viviéndolo en el recinto, sino que pueden interactuar con otros espectadores sin importar dónde se encuentren a través de conversaciones escritas o a viva voz. “Nuestra misión es recrear la magia de los eventos en vivo para gente de todo el mundo”, resume Impallomeni.

En definitiva, si las antiguas retransmisiones deportivas de la radio supieron adaptarse a la llegada de la televisión, ahora parece que ambos medios tendrán que convivir con algo novedoso y difícilmente superable: estar dentro de un estadio desde la comodidad de tu sofá.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios