Elon Musk, Tim Cook, Marissa Mayer...

Largas jornadas y "duchas estratégicas": así viven los CEOs de la tecnología

Estar al frente de alguna de las principales empresas de tecnología exige darlo todo, y los altos directivos se han habituado a un ritmo de trabajo que arrastra a todo el equipo que los rodea

Foto: Largas jornadas y duchas estratégicas: así viven los CEOs de la tecnología

Correos electrónicos de madrugada, llamadas a horas intempestivas y algo en común en todos ellos: muy pocas horas de sueño. Estar al frente de alguna de las principales empresas de tecnología exige sin duda darlo todo, pero lo cierto es que estos directivos se han habituado a un ritmo de trabajo que arrastra a todo el equipo que los rodea. Y no es fácil. Sin embargo, los más talentosos currículos no dudan un solo instante en acercarse a estas figuras y hacer suya su trepidante jornada ¿En qué consiste un día a día de las celeb star de las tecnológicas?

Elon Musk: 100 horas a la semana (y le falta tiempo)

Se ha hablado mucho del genial creador de Tesla y SpaceX, y no siempre bien precisamente. Está claro que quien no logra seguir el ritmo del fundador de una empresa que promete llevarnos a Marte, puede optar por salir de la alocada carrera de una forma discreta, o bien contarlo todo. De lo segundo sabemos que Musk es un hueso duro de roer, y en especial en el cara a cara: en las reuniones más vale llevar la cabeza bien amueblada y los papeles en orden, porque este CEO no tendrá piedad.

Si hay algo que esta generación de directivos tiene claro es que el tiempo es oro, y malgastarlo es un despropósito. Pero incluso en esto las perspectivas confunden. Elon Musk trabaja mucho, muchísimo, pero… ¿cuánto es eso? El propio directivo reconoció que dedicaba al trabajo cien horas cada semana de media, y seguro que el cálculo fue optimista. 

Marissa Mayer y sus “duchas estratégicas”

Ahora bien, si creían que lo de Musk era un despropósito, atentos a la dedicación desmedida de Marissa Mayer, la rubia de hierro de Silicon Valley. La directiva reconoció que, al menos, en su etapa en Google, la semana se le quedaba corta y lejos de pensar en un lunes a viernes como el resto de los mortales, lo hacía en horas. “La semana sólo tiene 168 horas ¿cómo podemos aprovecharlas al máximo?” se preguntaba.

Pues bien, la solución pasaba por hackear de alguna manera su organismo: ¿que el sueño te vencía? No hay problema: se duerme debajo del escritorio unas horas y cuando se quiera uno despejar, se da una “ducha estratégica” que vuelve a reactivar los sentidos. Otra actitud ante el trabajo, sin duda.

Tim Cook amanece a las 4:30h. Todos los días

Ahora bien, otra manera de conseguir más horas en el tiempo, el valioso elemento que parece que marca la diferencia, es la disciplina. Y si hay alguien disciplinado al frente de una de las grandes es sin duda el enigmático Tim Cook. Llevar Apple requiere tanto una mente privilegiada, como una dedicación plena, y el de Alabama en lo segundo no se corta.

Su jornada laboral arranca cotidianamente a las 4:30 y a partir de ese momento, comienza a repartir correos electrónicos a sus colaboradores más directos. Ya acostumbrados, los pobres. Imaginen la sensación de encender el móvil a las 7h de la mañana y ver varios correos del CEO de una de las firmas más emblemáticas del globo. Pero no son sólo los emails: a Cook le gusta comenzar la semana con todo bien atado y esquivar el despiste de los lunes, por este motivo, son habituales las reuniones el domingo por la tarde, donde cada cual deberá explicar cómo va a afrontar la semana. 

Mark Zuckerberg, misma ropa… para no perder el tiempo

Y hablando de genios y su pragmatismo, cómo omitir al mismísimo Mark Zuckerberg. Esta peculiar figura ha optado por recortar los minutos perdidos en el día a día, también a la hora de elegir la indumentaria. ¿Recuerdan el atuendo de Steve Jobs en todas sus apariciones? Pues bien, Zuck tampoco se complica la vida y se pone la misma camiseta todos los días, para no perder el tiempo.

Eso sí, el fundador de Facebook entra en la categoría de los dormilones al amanecer cada día a las 8h de la mañana. Aunque ya lejos de la anécdota, trabajar mano a mano con Zuckerberg no resulta fácil, o al menos eso critican exempleados de la compañía, que protestaban por dedicar “las 24 horas del día, 7 días a la semana”, y en muchas ocasiones se les encargaban tareas no relacionadas con su trabajo, como separar la ropa sucia del jefe.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios