otro estudio confirma su seguridad

No, las ondas de los móviles no afectan a nuestra salud

Las emisiones de los teléfonos son vistas con recelo por algunas personas, pero los estudios muestran que no hay motivos para preocuparse por nuestra salud

Foto: No, las ondas de los móviles no afectan a nuestra salud

Los campos magnéticos son vistos con el recelo que merecen las cosas invisibles que, sin embargo, están ahí. No son pocas las personas convencidas de que los teléfonos móviles y los cables de alta tensión pueden ser nocivos para la salud, debido a los campos electromagnéticos que generan. Pero las investigaciones científicas demuestran que no existen evidencias que sustenten estos temores.

El último de estos estudios ha analizado cómo afectan los campos magnéticos débiles a las flavoproteínas. Estas proteínas participan en muchos procesos biológicos de gran importancia, como la reparación del ADN, por lo que cualquier mutación en las mismas será muy perjudicial para el organismo. Y es que cualquier elemento que afecte a la corrección de fallos en el material genético, va a producir a la larga enfermedades como el cáncer.

Los campos magnéticos no afectan a las flavoproteínas, encargadas de reparar el ADN celular

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido) ha concluido que las emisiones magnéticas no tienen acción alguna en estas proteínas. Se analizó la respuesta de varios grupos de flavoproteínas a las emisiones, y ninguna de ellas mostró efecto alguno. Por lo tanto, los resultados demuestran que los campos magnéticos externos no influyen en el organismo.

Hay que tener en cuenta, además, que estos estudios se llevan a cabo en condiciones de laboratorio, y que aunque existiera algún efecto negativo in vitro, no implica que fuera a existir in vivo. Esto es debido a que las células son mucho más resistentes en su ambiente natural (el cuerpo) que en un cultivo aislado.

"Este estudio nos acerca al punto en el que podremos decir que los cables de alta tensión y los móviles son totalmente seguros para el ser humano" explica el investigador de la Universidad de Manchester y coautor del estudio, Nigel Scrutton.

Aunque existe mucha desinformación al respecto, es cierto que hay análisis que hacen sospechar que los campos magnéticos pueden ser perjudiciales para la salud. Existen estudios, por ejemplo, que sugieren una discreta relación entre la leucemia infantil y la proximidad a líneas de alta tensión. Pero aunque esto fuera verdad, se ignoran los mecanismos por los que se producirían estas enfermedades.

Más sonada fue la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de clasificar el uso de los móviles como “posible carcinogénico”. Lo cierto es que la OMS se basaba en un informe de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, que concluía que la evidencia actual era insuficiente para confirmar sus posibles efectos sobre la salud.

La evidencia científica demuestra que los efectos a corto plazo que tienen las emisiones electromagnéticas de los móviles son nulos. Quizá lo más tranquilizador sea pensar que la OMS compara el peligro cancerígeno de los teléfonos al del café. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios