"de google aprendimos a entender al cliente"

Motorola: "No tenemos competidores; todo el mundo quiere seguirnos"

Motorola cree que su objetivo de exprimir la relación entre la calidad y el precio de los teléfonos inteligentes la ha convertido en referencia del sector

Foto: Motorola: No tenemos competidores; todo el mundo quiere seguirnos
Autor
Tiempo de lectura4 min

Motorola cree que su objetivo de exprimir la relación entre la calidad y el precio de los teléfonos inteligentes la ha convertido en "referencia" del sector y ha hecho que muchos otros fabricantes tengan que responder a su estrategia con precios más competitivos. "Hemos llevado la calidad a un precio asequible. (...) Eso ha hecho que muchos fabricantes tengan que seguirnos, ahora mismo el teléfono de referencia para competir es el Moto G", explica en una entrevista el director general de Motorola en España, Juan Carlos de la Vela.

El directivo revela que Motorola ha logrado ser tan competitiva en precio (Moto G cuesta 175 euros y Moto E, 99) al optar por márgenes bajos, renunciar a grandes inversiones en marketing y recurrir a la versión más pura de Android. "La gama de entrada es lo que pide el usuario. Lo que hemos hecho es reducir la gama media: antes un usuario tenía que pagar 300 ó 400 euros por un teléfono y ahora se lo hemos dado por 175 euros", asevera.

Lo que hemos hecho es reducir la gama media: antes un usuario tenía que pagar 300 ó 400 euros por un teléfono y ahora se lo hemos dado por 175 euros

Según De la Vela, el Moto G se ha convertido en la referencia de "teléfono a batir en relación calidad-precio" y Motorola tiene la capacidad de "dictar cuál va a ser el precio para una pantalla grande de alta definición y un procesador muy bueno".Aunque reconoce que compite principalmente con "cuatro o cinco" marcas conocidas y otras tantas chinas, considera que Motorola "no tiene ningún competidor de referencia al cual batir". "Yo diría que no tenemos un competidor, creo que al revés, el problema lo tienen ellos porque todo el mundo quiere seguirnos", puntualiza.

De la Vela afirma que la diferenciación de Motorola no sólo llega de la mano del hardware, también del software: presume de ser la única compañía con todos sus terminales actualizados a la última versión de Android. Este mes Motorola pone en el mercado los nuevos Moto X, Moto G y el reloj Moto 360.

El futuro de los 'vestibles'

Desconoce cuál va a ser el tamaño del mercado de los wearables y no se aventura a hablar de previsiones de venta del Moto 360, un reloj inteligente equipado con Android Wear y el primero de la categoría con pantalla circular que cuesta 249 euros, aunque sí apunta a que hay "mucha demanda". "Cambia completamente cómo interactúas con tu teléfono (...). Permite no tener que estar siempre mirando el teléfono, sino que el reloj de alguna forma se convierte en una segunda pantalla, en un espejo del teléfono desde el que poder manejarlo", relata. De la Vela considera que la voz va a ser cada vez más importante en el ámbito de la tecnología móvil.

El límite de las pantallas móviles está en las 5 ó 5,5 pulgadas

Vislumbra un futuro cercano en el que los móviles tendrán pantallas cada vez más grandes -aunque cree que el límite está entre las 5 y las 5,5 pulgadas-, de más resolución y menor precio. Además, sostiene que los teléfonos serán cada vez más inteligentes y capaces de reconocer qué está haciendo y qué quiere hacer el usuario. El control gestual y los pagos móviles serán tendencias relevantes en el ámbito móvil.

Cambios drásticos

En pocos años, Motorola ha sufrido intensos cambios: en 2011 fue comprada por Google -un movimiento que otros fabricantes del ecosistema Android recibieron con recelo-, quien se la vendió a la china Lenovo a comienzos de este 2014. Esa adquisición no se ha hecho efectiva puesto que aún falta la decisión final de algún regulador, si bien espera que la transacción se cierre antes de que termine el año. De la Vela reflexiona que estar en manos de Google le ha servido a Motorola para "ver dónde está el usuario, qué necesita y dárselo". "Ha supuesto tener más conocimiento, aunque no ha habido acceso a prioridades que no hayan tenido otros fabricantes. Ha sido tener las cosas más claras de hacia dónde evolucionamos y hacia dónde evoluciona el mercado", añade.

Por el momento, el directivo desconoce qué cambios implicará la entrada en Lenovo, aunque matiza que "todo apunta a que la marca Motorola se va a mantener porque tiene un valor muy alto para el usuario final y habrá regiones donde convivan las dos marcas". Otra cosa que se estudiará cuando la compra se haga efectiva, según De la Vela, es si Motorola vuelve al mercado de las tabletas.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios