Sway, el nuevo y más guapo miembro de la familia Office
  1. Tecnología
viene a terminar con el hastío de PowerPoint

Sway, el nuevo y más guapo miembro de la familia Office

Microsoft ha presentado su última maniobra, un programa gratuito que sirve para presentar ideas de forma sencilla y estética. ¿Es el fin de PowerPoint?

placeholder Foto:

Que levante la mano quien no haya disimulado un bostezo de puro aburrimiento en una reunión bañada con interminables diapositivas en PowerPoint. Amigo, aquello es una tortura, sobre todo si el orador cuenta con escasas dotes comunicativas. Una tras otra, gráficas, textos y la voz monótona consiguen que las manecillas del reloj se arrastren pesadamente.

Y no crean que exageramos: el abuso de la potente herramienta de Microsoft se ha convertido en un inesperado problema en muchas empresas que han observado con preocupación a sus ejecutivos cabecear en las interminables reuniones, hasta el punto en que muchas han decidido prohibir por decreto el uso del PowerPoint.

Siendo sinceros, no es que utilizar una herramienta para las presentaciones sea algo malo en sí, al contrario. El problema es que el software de Office resulta tan potente como complejo para el usuario medio si uno quiere meterse en fregados estéticos de nivel. Aquí vieron una buena oportunidad productos como Prezi, que han ido creciendo hasta convertirse en una popular herramienta de comunicación. Y la Microsoft de Satya Nadella, que no deja de sorprendernos, se ha empleado a fondo con una sorprendente herramienta: Sway.

Este producto se integra con naturalidad en la suite Office, y conviene destacar que no viene para sustituir al PowerPoint, sino ofrecerse como una alternativa ligera, divertida y fácil para los que quieran hacer presentaciones de todo tipo. Sway es tan versátil que hasta los blogs especializados en tecnología han tenido dificultades a la hora de describir la herramienta: unos dicen que es excelente “para hacer páginas web elegantes”, mientras que otros la sitúan como una herramienta para presentaciones, y si quieren que les diga la verdad, se sitúa claramente en lo segundo.

Esta ambigüedad está bien calculada: el equipo de Nadella huye de las etiquetas y categorizaciones porque sabe que las fronteras entre productos se están diluyendo. Y así ¿qué es exactamente Sway? Para saberlo lo mejor es descubrir para qué sirve, y en este sentido nos quedamos con la definición que hace la propia Microsoft: “es una excelente herramienta para transmitir ideas”. Dicho lo cual, que cada uno saque sus conclusiones.

Bueno, bonito y… gratis

No terminamos de descubrir el alcance de los cambios de Nadella en la firma fundada por Bill Gates y tenemos casi desbordada la capacidad de sorpresa. Un teclado multifunción que parece dar la espalda al portátil, un Windows que salta de versión esquivando un número… Y ahora esto. Sway.

En realidad, no hay que irse muy lejos para encontrar paralelismos o directamente contra quién va a competir: es evidente que Prezi, aunque realmente su verdadera víctima será el propio PowerPoint. Hace unos meses ni nos hubiéramos imaginado la posibilidad de que Microsoft suavizara sus líneas introduciendo un sistema gratuito que rivalizara con aplicaciones de pago sobre las que la firma ha hecho (y está haciendo) muchísimo dinero, pero Nadella juega más a largo plazo, y esta joya nos da una pista de sus intenciones.

Y por si no fuera evidente la presencia de un nuevo espíritu en la compañía, en el vídeo promocional de Sway, adivinen qué tablet se lleva todo el protagonismo: no es el Surface, sino el iPad, el mismísimo iPad. Como no podía ser de otra manera, esta nueva herramienta está en la nube pero contará con las respectivas versiones móviles para poder llevar las presentaciones a las salas de reuniones con tablets y demás.

Para aumentar todavía más el ruido en torno al lanzamiento, a Sway puede accederse únicamente mediante invitación, que suponemos que serán destiladas a cuentagotas para mantener la emoción del servicio. Microsoft cuenta, desde este momento, con dos armas para enfrentar las reuniones: una profesional que podremos seguir llenando de gráficas, y otra más ligera, pero no por ello menos potente, en la que podremos transmitir mucho mejor las ideas. Ha nacido Sway, el hermano, sin duda, más guapo de la familia Office.

Microsoft Software Productividad
El redactor recomienda