Detenido por pegar a su pareja después de que la víctima subiera un vídeo a Instagram de la agresión
  1. Sucesos
tenía una orden de alejamiento

Detenido por pegar a su pareja después de que la víctima subiera un vídeo a Instagram de la agresión

Cuando los agentes acudieron a su casa el detenido no quería abrir; mientras, seguía emitiendo el vídeo

Foto: Foto: Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo de nacionalidad española y natural de Gipuzkoa como presunto autor de los delitos de violencia de género, quebrantamiento de condena y resistencia a agentes de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 16:17 horas de este pasado lunes cuando se publicó un vídeo en directo en la red social Instagram en el que se podía observar que una mujer estaba siendo agredida por su pareja, imágenes que llegaron al servicio de Psicología de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, desde donde contactaron con agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga. Los policías locales comprobaron que se trataba de una víctima de la cual tenían asignada su protección, medida preventiva otorgada por un juzgado de primera instancia e instrucción de Irún, en vigor desde el pasado 14 de mayo de 2020, según han informado desde la Policía Local de Málaga a través de un comunicado.

De igual modo, los agentes del GIP pudieron reconocer que se trataba del domicilio de la víctima, dirigiéndose hacia el mismo, advirtiendo nada más llegar que la vivienda se encontraba ocupada, si bien nadie abría la puerta, a pesar de llamar de forma insistente, ni contestaban a las llamadas telefónicas que los policías locales realizaban tanto a la víctima como al presunto agresor.

En el directo de Instagram se oían las voces de los policías, mientras él ordenaba callar a su pareja

Así, transcurridos unos veinte minutos, desde Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Málaga volvieron a contactar con los agentes para hacerles llegar un nuevo vídeo emitido en directo en la mencionada red social en el que se podía oír a los policías locales llamando a la puerta y observar cómo el individuo le hacía señas a la víctima para que estuviese callada.

Ante el delito que se estaba cometiendo y el evidente peligro que la víctima pudiera correr, se comisionó a un indicativo del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga, cuyos agentes se personaron y procedieron a derribar la puerta del inmueble, para lo que utilizaron una barra halligan o herramienta americana, localizando en primera instancia a una mujer de 19 años que resultó ser compañera de piso de la víctima, la cual, como pudieron saber posteriormente los policías, no había abierto la puerta porque se encontraba "muy asustada e intimidada".

Los policías locales siguieron adentrándose en el piso tomando las correspondientes medidas de seguridad, comprobando que la última habitación tenía la puerta cerrada, presentando además resistencia desde el interior del dormitorio, siendo necesario nuevamente emplear la fuerza para acceder al interior. Cuando entraron, el individuo se abalanzó hacia los agentes, quienes procedieron a reducirlo pese a la resistencia que este mostraba a ser controlado. En una inspección ocular, los policías locales localizaron un cuchillo de cocina con una longitud total de 24 centímetros y un cinturón fracturado en un mueble que se encontraba tras la puerta.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. Por otro lado, debido al necesario forzamiento de la puerta de acceso, esta quedó dañada en su marco y cerradura, dándose conocimiento de este hecho al propietario del inmueble a fin de que llevase a cabo las reclamaciones oportunas.

Incumplió la orden de alejamiento

Por otro lado, han recordado que el individuo fue detenido en el mismo inmueble y en circunstancias similares los pasados 10 y 12 de septiembre por agentes del GIP de la Policía Local de Málaga, siendo localizado, en este último caso, escondido en el interior de un mueble de la despensa de la cocina, tras escuchar ruidos en el interior y encontrarlo allí agachado. En ambos casos fue detenido como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena.

Al parecer, en este último caso por el que ha sido detenido por tercera vez en once días, pese a la orden de alejamiento que le pesaba, llevaba conviviendo con la víctima desde el pasado 17 de septiembre.

Violencia de género Instagram Sucesos
El redactor recomienda