El ADN confirma que los restos hallados en bolsas de plástico en Santander son de la desaparecida Nancy Reyes
  1. Sucesos
caso abierto

El ADN confirma que los restos hallados en bolsas de plástico en Santander son de la desaparecida Nancy Reyes

La joven guatemalteca de 28 años llevaba desaparecida desde agosto; fruto de la investigación policial, detuvieron a su novio incluso antes de saber lo que había ocurrido

Foto: Hallaron restos humanos en la Peña del Cuervo que habían sido arrojados desde el puente. Foto: Policía Nacional
Hallaron restos humanos en la Peña del Cuervo que habían sido arrojados desde el puente. Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional lo ha confirmado finalmente. Los restos humanos que fueron encontrados el pasado jueves en la Peña del Cuervo, en Santander (Cantabria) pertenecen a una joven que llevaba desaparecida desde el pasado mes de agosto: Nancy Reyes García. Pese a que el cuerpo fue encontrado la semana pasada, los agentes ya sospechaban que su pareja sentimental podía estar detrás y lo detuvieron como presunto responsable.

El pasado jueves, la Policía recibió una alerta sobre unos restos humanos que habían sido localizados en una zona descampada de la Peña del Cuervo. Cuando llegaron, los agentes se toparon con varias bolsas de plásticos que al parecer habían sido arrojadas desde lo alto de una elevación o del mismo puente y que escondían partes de un cuerpo humano con sangre en su interior.

Foto: Aparecen en Santander restos humanos en avanzado estado de descomposición. Foto: EP

A falta de confirmar la identidad de dichos restos, los investigadores ya barajaban la posibilidad de que se tratase de la joven guatemalteca de 28 años cuya desaparición fue denunciada en el mes de agosto en Ciudad Real por unos familiares. Ahora, tras cotejar el ADN obtenidas de la autopsia del cuerpo sin vida con el de los hermanos de la desaparecida, finalmente han comprobado que se trata de Nancy Reyes.

Sin embargo, esta ha sido una investigación policial atípica, ya que incluso antes de saber lo que le había pasado a la joven y de encontrar su cuerpo, la Policía Nacional ya había dirigido sus sospechas hacia quien aparentemente podría ser el culpable.

El pasado 26 de agosto, el cuerpo de la Policía Nacional de la Comisaría de Ciudad Real recibieron la denuncia por desaparición de Reyes por parte de sus dos hermanos. En sus declaraciones, los parientes ya dejaban claras sus sospechas de que su pareja sentimental, un joven colombiano de 28 años, pudiera estar implicada. A partir de ahí, se iniciaron las pesquisas.

Lugar en el que aparecieron los restos. Foto: EP
Lugar en el que aparecieron los restos. Foto: EP

Fruto de las mismas, los investigadores descubrieron que la pareja residía en Ciudad Real pero, en ese espacio de tiempo, se habían desplazado hasta Santander para pasar allí unos días. El domicilio en el que estuvieron alojados fue el primer objetivo de los registros de los agentes; allí encontraron signos de que indicaban la posibilidad de que se hubiese podido cometer un delito violento en el mismo — "abundantes restos de sangre" —. Desde ese momento, descartaron la desaparición voluntaria.

Un día después, los agentes de la comisaría del distrito Centro de Madrid recibieron la visita del novio de la joven que había acudido a presentar una denuncia por desaparición. Para entonces, la Policía ya había profundizado en el historial delictivo del sospechoso y descubrieron que tenía antecedentes por violencia de género. Por eso, cuando se personó en la comisaría, los agentes no perdieron tiempo en detenerlo. Tras pasar a disposición judicial, ingresó en prisión provisional.

Partiendo de la teoría de que Reyes había sido víctima de su pareja, los agentes activaron un dispositivo de búsqueda para dar con el cuerpo de la joven; en colaboración con los G.E.O (Grupo Especial de Operaciones). Aunque en un principio sopesaron la posibilidad de que el cuerpo pudiera haber sido arrojado al mar en el Puerto del Pesquero, finalmente se decantaron por rastrear también la Peña del Cuervo, donde hallaron los restos en bolsas de plástico. La investigación continúa abierta, tal y como ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Violencia de género Sucesos
El redactor recomienda