UNIDOS FRENTE AL COVID-19

Santalucía impulsa la digitalización para ayudar a clientes, proveedores y empleados

La compañía ha activado servicios como la videoperitación o el asesoramiento jurídico para ayudar, en la medida de lo posible, a sus clientes durante la cuarentena

Foto:

La solución a los problemas sanitarios, sociales y económicos que está generando la crisis del covid-19 pasa por la implicación de todos los actores de la sociedad. Incluidas las empresas que, desde la declaración del estado de alarma, están respondiendo a través de sus programas de responsabilidad social corporativa con diferentes iniciativas solidarias frente a este escenario sin precedentes. Compañías como el Grupo Santalucía, que ha desarrollado un plan que pasa por la digitalización para proteger a sus clientes, empleados y proveedores y apoyar a los colectivos sociales más vulnerables.

El plan aglutina diferentes iniciativas que abordan problemas como la falta de liquidez y solvencia que están sufriendo muchas familias y empresas en nuestro país. Ante esta situación, la compañía aseguradora ha activado un conjunto de acciones destinadas a prestar apoyo financiero a sus clientes, facilitando el aplazamiento o fraccionamiento del pago de sus recibos manteniendo el servicio, y ha puesto a disposición de cerca de 2.000 colaboradores externos un adelanto sin intereses sobre pagos futuros.

El apoyo financiero a sus clientes implica facilitar el aplazamiento o fraccionamiento del pago de sus recibos, manteniendo el servicio

El grupo también ha puesto el foco en los verdaderos héroes de esta pandemia sumándose al fondo solidario de 37 millones de euros que ha creado Unespa para cubrir los seguros de vida colectivos de médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores y personal de ambulancia que forman parte del Sistema Nacional de Salud.

La tecnología, aliada durante el confinamiento

Desde Santalucía, han acelerado su proceso de digitalización para que sus clientes puedan continuar realizando sus gestiones sin necesidad de realizar desplazamientos durante la cuarentena. Activando servicios como la videoperitación, que permite a los peritos comprobar de forma remota las consecuencias de un siniestro, o la telemedicina, un servicio que ofrece a más de 50.000 personas —entre empleados, colaboradores y familiares— la asistencia 'online' médica y de especialidades como psicología, nutrición o 'coaching'. Y para ayudar al tejido empresarial, han lanzado un portal web de asesoramiento jurídico para pymes, autónomos y particulares con información actualizada sobre cuestiones laborales, fiscales y administrativas de la mano del equipo de abogados de International SOS.

Además de adelantar todo lo posible los trámites de los documentos a gestionar tras el fallecimiento de un familiar, también han habilitado la gestión telemática de las pensiones y han puesto en marcha la plataforma surecuerdo.com, un espacio virtual privado donde clientes y familiares pueden honrar la memoria de sus seres queridos fallecidos, compartir fotos, mensajes o vídeos para sentirse cerca, a pesar del distanciamiento físico.

Otra de sus prioridades durante esta crisis ha sido la protección de la salud física y emocional de sus empleados. Para cuidar de su bienestar, han activado un servicio gratuito de atención psicológica disponible 24 horas y han lanzado plataformas virtuales como 'Muévete en casa', donde los empleados pueden encontrar programas de actividad física, consejos y recomendaciones de la mano de un entrenador para cuidar de su salud en el hogar, o 'Entender a nuestros hijos', para seguir educando a los más pequeños durante el confinamiento con recursos e ideas dirigidos por expertos psicólogos, neuropsicólogos y pedagogos.

Iniciativas para atender a personas mayores

La crisis sanitaria del coronavirus está teniendo consecuencias muy negativas sobre varios ámbitos de nuestras vidas y afecta especialmente a un sector de la población que ya se encontraba en una situación de vulnerabilidad: las personas mayores. Además de ser población de riesgo, su aislamiento está teniendo importantes secuelas, produciendo un impacto negativo en su salud a nivel físico, mental y emocional, principalmente en los casos de personas que viven solas.

Los voluntarios de la compañía han participado en programas de acompañamiento telefónico para personas mayores y personas con discapacidad

Santalucía colabora en la iniciativa 'Minutos en compañía', del Ayuntamiento de Madrid, y 'Adopta un abuelo', para la puesta en marcha de una línea telefónica dirigida fundamentalmente a personas mayores aisladas. Con más de 100 voluntarios, el objetivo de este proyecto es lograr que aquellos que pasan estas semanas en soledad se sientan acompañados.

Durante la cuarentena, los voluntarios de la compañía también han seguido participando en el programa 'Estamos en contacto', de la Fundación Adecco, que consiste en acompañar telefónicamente a personas con discapacidad intelectual y en la campaña 'Ilumina una vida', de la Fundación Alares.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios