DE CASA AL TRABAJO SIN CAMBIAR DE CIUDAD

25 años de Avant, el tren que salvó a 7,4 millones de españoles del exilio laboral

Cada día, miles de españoles combinan su trabajo en una gran capital con la calidad de vida de las pequeñas ciudades. ¿El ingrediente secreto de su receta?

Foto:

A José Francisco le suena el despertador a las 6 de la mañana. No tiene mucho tiempo que perder, en cuanto abre el ojo, se pega una ducha rápida, se toma el café y camina cinco minutos hasta la estación de tren de su localidad para dirigirse al trabajo.

Sin embargo, a este ingeniero industrial de 33 años no le molesta tener que madrugar. De hecho, precisamente ese horario le ha salvado la vida: no solo le ha proporcionado un buen trabajo, sino que también le ha permitido conservar la calidad de vida de la ciudad donde nació.

250 kilómetros en una hora y 17 minutos

Y es que José Francisco vive en Puertollano, una localidad de la provincia de Ciudad Real que apenas cuenta con 49.000 habitantes. A él siempre le gustó Puertollano y siempre quiso vivir allí, donde trabaja la que, desde hace unos meses, es su mujer. Hace tiempo le salió una oferta de trabajo en el centro de Madrid, pero José Francisco no quería mudarse ni dejar su localidad. Y lo ha conseguido.

Nuestro protagonista coge el tren que sale de Puertollano a las 6:25. Una hora y 17 minutos más tarde, a las 7:42, llega a Atocha, con el tiempo suficiente para entrar por la puerta de su trabajo a las 8 en punto. Para volver, sale de Atocha a las 15:45 y a las 17 está entrando de nuevo por la puerta de su casa.

El Avant Puertollano-Ciudad Real-Madrid permite a 125.000 personas trabajar en la capital y residir en pequeñas ciudades

Esta opción no solo le ha salvado la vida a José Francisco, sino también a una considerable parte de sus vecinos. Cada día, 12 trenes Avant conectan Puertollano y Madrid por la mañana y por la tarde.

El tren también para en Ciudad Real, con lo que, sumando las poblaciones, esta opción de transporte permite a 125.000 personas trabajar a diario en Madrid sin necesidad de abandonar sus respectivas ciudades, cuyo precio de la vivienda es mucho más bajo y cuya calidad de vida es mucho más alta.

17 ciudades conectadas

Los casos de Puertollano y Ciudad Real son paradigmáticos. Cuando hace 25 años se estrenó el primer AVE entre Sevilla y Madrid, estas dos localidades estrenaron también su servicio Avant, que las conectaban con la capital de España a un precio visiblemente inferior.

Pero no son los únicos casos: a día de hoy, hasta 17 ciudades de España cuentan con este tipo de trenes que las conectan de manera rápida, facilitando el desplazamiento entre ellas.

Líneas Avant en España

1Figueres-Girona-Barcelona
2Madrid-Ciudad Real-Puertollano
3Madrid-Toledo
4Madrid-Segovia-Valladolid
5Ourense-Santiago-A Coruña
6Sevilla-Córdoba-Málaga
7Valencia-Utiel-Requena
8Zaragoza-Calatayud
9Lleida-Camp de Tarragona-Barcelona

Una ventaja para los trabajadores…

Frente a los desplazamientos en los tradicionales AVE, cuyas motivaciones pueden ser más extensas (trabajo, ocio, turismo…), en los trayectos de los trenes Avant suele dominar el componente laboral, que desemboca en una doble ventaja para sus viajeros.

La primera de ellas es la rapidez. En todos los ejemplos de conexiones el tiempo de desplazamiento es menor que en otras alternativas, como el viaje en coche o en autobús.

José Francisco tarda en ir de Puertollano a Madrid lo mismo que un amigo suyo desde Ventas a Pozuelo de Alarcón

De hecho, José Francisco nos cuenta un caso habitual: el de un amigo suyo que, viviendo en el madrileño barrio de Ventas, se desplaza a diario para trabajar en Pozuelo de Alarcón. Su amigo sale de casa, coge un metro y posteriormente un Cercanías hasta llegar a su trabajo. Desde que sale de la puerta de su casa hasta que entra a la oficina han pasado 1 hora y 20 minutos. En total, su amigo ha tardado 3 minutos más que el propio José Francisco, que vive a 250 kilómetros.

La segunda ventaja es la calidad de vida. A consecuencia de su opción de desplazamiento, José Francisco ha podido seguir residiendo en Puertollano con su pareja: no solo no han tenido que optar porque uno de los dos cambiase de empleo, sino que, además, él ha podido conservar su sueldo de Madrid (900 euros superior a uno similar en Puertollano) con la diferencia de alquiler de su localidad (400 euros inferior a los alquileres disponibles en la capital de España).

Y una ventaja para las pequeñas ciudades

A José Francisco las cuentas le salen más que claras. El abono de viajes entre Puertollano y Madrid le cuesta 491,50 euros, así que, a final de mes, acaba ganando (bastante) dinero.

Si a eso le sumamos la rapidez en el desplazamiento y la posibilidad de seguir residiendo en su ciudad de origen, nos encontramos con un segundo ganador: todas las pequeñas ciudades que cuentan con estas conexiones.

Las pequeñas ciudades consiguen retener a la población que trabaja en grandes capitales

Gracias a este servicio estas localidades han conseguido evitar la posible fuga de personas a ciudades mayores por motivos laborales. A día de hoy, miles de residentes consiguen un empleo en grandes capitales sin necesidad de abandonar su vivienda habitual.

En ocasiones, las ventajas incluso van más allá, si resulta que viviendo en una ciudad pequeña acabas ganando incluso más dinero, ¿por qué no iba a optar un madrileño por irse a vivir a Toledo, Segovia, Ciudad Real o Puertollano para tener un mayor sueldo y una calidad de vida visiblemente superior?

7,4 millones de viajeros al año

Más allá de posibles valoraciones personales, lo cierto es que las cifras también le dan la razón a los trayectos en Avant.

Según Renfe, en 2016 fueron 7,4 millones los viajeros que utilizaron estos servicios de Alta Velocidad Media Distancia. De hecho, durante el primer semestre de 2017, los servicios Avant acumularon más de 3,9 millones de viajeros, un 6,7% más que en el mismo periodo de 2016.

En el primer semestre de 2017, 3,9 millones de viajeros han recurrido al Avant

El perfil del consumidor es el de una mujer, de más de 35 años, asalariada y con estudios universitarios. Según los hábitos de viaje, el 54,7% son viajeros muy frecuentes, es decir, que utilizan el servicio Avant mínimo una vez a la semana.

Además, el 60% de los viajeros lo utiliza los días laborables y el motivo principal del viaje es el de acudir a su lugar de trabajo. Si bien el tipo de billete más utilizado es el de Ida/Vuelta, el 28,1% de los viajeros utilizan los abonos (Tarjeta Plus, Tarjeta Plus 10 y Tarjeta Plus 10 Estudiante), con los que pueden beneficiarse de descuentos por ser clientes habituales.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios