Día Mundial de la Bicicleta: diez consejos para disfrutar pedaleando por la ciudad
  1. Sociedad
sobre ruedas

Día Mundial de la Bicicleta: diez consejos para disfrutar pedaleando por la ciudad

Si eres de los que disfruta yendo a trabajar pedaleando, echa un vistazo a estas recomendaciones para que tu viaje sea lo más seguro posible

Foto: Usar la bicicleta en la ciudad es posible (CC)
Usar la bicicleta en la ciudad es posible (CC)

Este martes 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, una jornada que apuesta por reivindicar el papel fundamental que representa este medio de transporte como alternativa a los coches y motos. Si bien es cierto que en España su uso no está completamente implementado –aunque en grandes ciudades como Valencia, Barcelona o Madrid se están llevando a cabo iniciativas por parte de los Gobiernos locales para fomentar su utilización–, son muchos los que hoy se animan a desplazarse sobre ruedas.

[Lea aquí: '¿Qué hacer en caso de sufrir un accidente con la bicicleta?']

Para los que quieren celebrar el Día Mundial de la Bicicleta pedaleando, desde 'El Confidencial' aportamos una serie de consejos con los que realizar un viaje seguro sobre el sillín. Estas son las normas básicas de todo buen ciclista al circular por la ciudad:

- Hazte visible, tanto de día como de noche. Tu seguridad depende de que los conductores sepan que estás ocupando la calzada, por lo que cualquier elemento luminoso, reflectante o colorido nunca está de más. Las luces delanteras deben ser de color blanco, mientras que para la parte trasera de la bici utilizaremos las rojas. Instalar un espejo retrovisor en el cuadro de la bicicleta también contribuirá a mejorar nuestra visión del entorno.

- Ponte casco. Este sencillo elemento puede salvarte la vida en caso de caída, así que olvídate de si estás más o menos guapo y póntelo cada vez que vayas a pedalear. Además, no utilices auriculares ni ningún dispositivo –móvil, tablet, etc.– que pueda distraer tu atención.

- Ocupa el centro del carril por el que viajes. Desde la página web del Ayuntamiento de Madrid aseguran que una bicicleta arrimada al borde de la carretera “despierta en los coches la tentación de adelantar”. Además, conviene que el trayecto se realice por el carril derecho, puesto que el izquierdo se reserva para adelantamientos y una velocidad mayor. Si tienes que girar a la izquierda, procura situarte en el carril correspondiente con suficiente antelación.

- Respeta las normas de señalización. Siempre. Recuerda que, aunque no conduzcas un coche, tu bicicleta es un vehículo, por lo que debe atenerse al código de circulación. Muy importante señalar que no puedes continuar tu marcha cuando el semáforo esté en rojo para los coches.

- En carretera, circula por el arcén cuando sea transitable. En ciudad, no circules por la acera.

- Procura no circular demasiado cerca de los vehículos que estén aparcados. Así tendrás más de espacio para maniobrar en el caso de que alguno de ellos decida abandonar su plaza de parking.

- Es aconsejable disponer de un seguro de Responsabilidad Civil que cubra los posibles daños que se puedan ocasionar a terceros.

- Planifica la ruta antes de salir de casa. Debes tener en cuenta que ir en bici no es igual que desplazarse caminando, en metro o en autobús. Intenta seleccionar las calles más amplias y con menos tráfico antes de tu marcha. Además, si no estás muy acostumbrado a dar pedales, también podrás optar por las vías con menos cuestas.

- Utiliza los carriles-bici. No todas las ciudades disponen de estos recursos, pero en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Sevilla sí puedes encontrarlos. Cuando exista la posibilidad de hacer uso de ellos, no lo dudes: son más seguros para los ciclistas y están acondicionados especialmente para ellos.

- Si bebes, no pedalees. Recuerda que los conductores de bicicletas no pueden usarlas si reflejan tasas superiores a 0,5 gr/l de alcohol en sangre, ó 0,25 mg en aire expirado.

Transporte Bicicleta
El redactor recomienda