Papel hecho con estiércol de elefante, la apuesta del Zoo de Praga por el reciclaje
  1. Sociedad
se lo llevan como 'souvenir' de su visita

Papel hecho con estiércol de elefante, la apuesta del Zoo de Praga por el reciclaje

El Parque ofrecerá a sus visitantes la posibilidad de fabricar con sus propias manos el papel, siempre a partir de unos granulados limpios, desinfectados y desodorizados

placeholder Foto: Imagen de archivo de un elefante (CC/Mister-E)
Imagen de archivo de un elefante (CC/Mister-E)

Reciclar se ha convertido en uno de los hábitos más 'saludables' para la naturaleza. Los Gobiernos y Ayuntamientos se esfuerzan por que sus ciudadanos den nueva vida a los desechos, pero no sólo ellos se empeñan en este objetivo. El Parque Zoológico de Praga se ha tomado en serio el medio ambiente y se ha lanzado a convertir el estiércol de elefante en papel de alta calidad, en una actividad que aúna artesanía con enseñanzas sobre estos grandes mamíferos. Además de anunciar el próximo nacimiento de crías de elefante, oso hormiguero y dragones de Komodo, la directiva del Zoo checo anunció el pasado martes en una rueda de prensa esta forma de reciclar los excrementos de estos paquidermos, que desde hace cinco años sólo se venden como estiércol.

A partir de esta semana, este Parque Zoológico ofrecerá a sus visitantes la posibilidad de fabricar con sus propias manos el papel, siempre a partir de unos granulados limpios, desinfectados y desodorizados, extraídos de los fibrosos excrementos de estos paquidermos. Jiri Malina, portavoz del parque, reconoció que el papel resultante es distinto al habitual y de gran calidad, y "sirve para colocarse en un lugar representativo, como un recordatorio, con la emoción vinculada a este producto".

Para este proyecto, el Zoo contará con la imprescindible colaboración de sus elefantes de raza indica, que disponen de un moderno pabellón climatizado para diez ejemplares, con una zona exterior de recreo de 8.080 metros cuadrados, la mayor superficie para animales del parque.

Además de fabricar papel y llevarse un buen recuerdo del Zoo, los visitantes, en grupos de diez personas, podrán escuchar también explicaciones sobre estos animales, que en 2013 lograron reproducirse por vez primera vez en cautividad en este parque. Ahora se espera que den a luz las hembras Tamara y Janita, después de una gestación de hasta 660 días.

En el proyecto de fabricación de papel, el Zoo de Praga ha unido fuerzas con una tradicional papelería de Velke Losiny, en el este del país, que lleva produce este material de forma artesana desde hace 420 años. Su director, Petr Foucek, reconoció a Efe que es la primera vez que se utiliza una materia prima tan novedosa para hacer el granulado, el paso previo a la fabricación de papel.

El elefante no digiere todo el alimento

Sobre la idoneidad de la material prima, Foucek aclaró que "el elefante no digiere todo el alimento, y el desecho está lleno de fibras de hierba y de madera, que es la materia prima que utilizamos". "Es la misma técnica que para el cáñamo, para desfibrar los tallos", añadió el directivo, cuya empresa produce cada año diez toneladas de papel a mano, y exporta actualmente a Eslovaquia, Suiza, Francia y América. Foucek prevé dedicar dos días al mes para producir los granulados de papel que necesitará el Zoo de Praga para sus dos talleres diarios. Además, quiere emular un tipo de producción que es corriente en países como Sri Lanka y hacer cada año su propio material para coleccionistas.

El papel se inventó en China en el siglo II d.C., y durante mil años ese pueblo asiático protegió su hallazgo antes de que llegara a Europa, a través de España e Italia. La primera fábrica de papel en Bohemia data de 1499, en la ciudad real de Zbraslav, cerca de Praga. En 1591 la familia Zerotin de Velke Losiny construyó su primera papelera, que utilizaba como materia prima el trigo de molino, e inauguró una producción que funciona hasta hoy.

Medio ambiente Reciclaje República Checa Animales Mundo sostenible
El redactor recomienda