Tailandia, el país donde no se acaricia a los niños

Tailandia, Vietnam y otros territorios no ven con buenos ojos los cumplidos a los menores, a quien tampoco les tocan la cabeza porque contiene su alma

Foto: Regalar cumplidos a los bebés está mal visto en Vietnam (Corbis)
Regalar cumplidos a los bebés está mal visto en Vietnam (Corbis)

7. Demasiado interés por sus hijos

 

Lo último que debes hacer si te cruzas con un bebé en Tailandia es acariciarle cariñosamente la cabeza. Esta parte del cuerpo está considerada como la más sagrada del ser humano, pues según la tradición religiosa es ahí donde se aloja el alma de la persona. Lo mismo sucede en otros países como Birmania o Vietnam, donde tocar la cabeza puede suponer un auténtico quebradero de 'ídem' para los turistas: no entenderán por qué la población local se siente ofendida.

Tampoco regales un cumplido a un bebé o niño de Vietnam o del grupo étnico Miao (localizado en China, Vietnam, Laos y Tailandia). Para ellos, esta clase de halagos demuestran 'demasiado' interés por el menor, incluso hasta el punto de mostrar el deseo a los padres de arrebatarlo de sus brazos para quedártelo.

Al otro lado del charco, en Argentina, los piropos tampoco están bien vistos... al menos por parte del Gobierno. La presidenta argentina, Cristina Fernández, cargó contra el piropo por considerarlo "grosero, soez y bajo". "La mujer convertida en objeto. Y si entonces es sólo una cosa, siempre habrá alguno que piense que puede romperla si no la tiene", señaló haciendo referencia a la violencia de género.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios