La Policía le corta las alas a 'Maxi', el mayor depredador sexual de niños en internet
  1. Sociedad
sus víctimas podrían ser más de 500

La Policía le corta las alas a 'Maxi', el mayor depredador sexual de niños en internet

Se han intervenido mas de 200 vídeos pornográficos de niñas. Sus víctimas podrían ser más de 500 en todo el mundo, al menos 14 en nuestro país

Foto: El detenido junto a dos agentes de policía.
El detenido junto a dos agentes de policía.

Con 29 años y sin ocupación Laboral conocida, Arturo D. T., Maxi, se dedicaba a distribuir y vender material de pornografía infantil que obtenía chantajeando o amenazando a niñas de menos de 10 años, a las que acosaba a través de internet. Pero sus andanzas han terminado. La justicia le tiene ya a buen recaudo.

La Policía Nacional española, que ha colaborado en la detención en Lima (Perú) de este monstruo, considera a Maxi el mayor acosador de menores detectado en la red de redes. Sus víctimas podrían ser más de 500 en todo el mundo, al menos 14 de ellas en nuestro país.

Al pederasta le han sido intervenidos mas de 200 vídeos pornográficos de niñas, en total más de 500 gigabites, gracias a la información facilitada por los agentes especializados de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía Nacional que se desplazaron a la capital sudamericana. Allí, junto a la Divindat (Policía Nacional de Peru) localizaron y detuvieron a Maxi.

"Una ardua investigación"

Ahora queda una labor crucial por desarrollar: analizar el material informático incautado para identificar a las menores víctimas del acosador o a pederastas a los que Maxi les suministraba su botín.

El director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, ha felicitado a los agentes españoles de la UIT y de la Policía peruana por esta importante operación, “una ardua investigación gracias a la cual hemos logrado que un depravado que agredía a los más indefensos y vulnerables se encuentre entre rejas”.

Los ciberagentes de la Seccion de Proteccion del Menor de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policia Nacional detectaron, a principios de año, en las denominadas redes anónimas existentes en Internet, un sujeto estaba contactando con niñas haciéndose pasar por otro menor para obtener imágenes en actitud sexual que luego distribuía en foros privados de pedófilos.

Las pesquisas conducen a Las Palmas de Gran Canaria

En uno de los vídeos analizados los agentes observaron a una niña de unos 10 años que realizaba actos de naturaleza sexual delante de una webcam, como consecuencia de las amenazas y acoso del adulto. Analizando detalladamente el entorno y vestuario de la menor, los investigadores observaron en su camiseta el escudo de un colegio que les condujo hasta Las Palmas de Gran Canaria.

La menor colaboró con los agentes para poder identificar al autor de los hechos y, tras el análisis de los equipos informáticos, los policías obtuvieron la cuenta de correo desde la que actuaba el agresor. Gracias a la información facilitada por la empresa proveedora de los servicios de correo electrónico, los ciberagentes obtuvieron los datos que les conducían a una persona ubicada en Lima (Perú).

Tras la identificación de esta primera víctima, los agentes españoles pudieron comprobar la existencia de otras menores españolas que estaban siendo víctimas de grooming por este sujeto. En total, 14 menores españolas que se suman a las cientos de víctimas existentes en todo el mundo.

Intentó darse a la fuga

En el momento de su detención, Arturo D.T., intentó darse a la fuga y eliminar todos los rastros de su delito en los elementos informáticos existentes, pero gracias a la rápida actuación policial se pudo recuperar un disco duro en el que almacenaba todo el material.

El arrestado tenía numerosas medidas de seguridad en su domicilio para evitar ser detectado por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Contaba con una cámara de seguridad que grababa constantemente la puerta de su domicilio, del que casi no salía, y además tenía programas de seguridad en su ordenador que permitían el borrado automático de la actividad del mismo cuando se apagara.

El individuo guardaba el material ilegal, -consistente en videos pornográficos de niñas entre los 6 y 10 años de edad, obtenidos por él mediante chantaje-, en discos duros externos con contenedores virtuales encriptados con contraseñas robustas, siendo necesario un dispositivo hardware concreto para su desencriptado, que hacía opaca la visión de su contenido a los investigadores.

En su posterior declaración, el detenido ha reconocido los delitos que se le imputan, aportando los detalles técnicos que utilizaba para captar y acosar a las menores y producir, distribuir y vender el material pedófilo.

Tras esta operación, el director general de la Policía española volvió a incidir en la necesidad de la colaboración policial internacional en la lucha contra el cibercrimen, una especialidad liderada por la Policía Nacional, como ha afirmado en la clausura de la jornada Nuevos retos en la Red, ciberseguridad y ciberdelincuencia, desarrollada en Denia (Alicante).

Policía Nacional
El redactor recomienda