MOVIMIENTO CONTRA LA INTOLERANCIA LO HA PEDIDO A LA FISCALÍA

Valencia trata de impedir la actuación de una banda de rock que alaba a Hitler

El Movimiento contra la Intolerancia de Valencia ha dado la voz de alarma. El concierto que el grupo neonazi de rock Killer Sorpresa tiene previsto ofrecer

Foto: Valencia trata de impedir la actuación de una banda de rock que alaba a Hitler
Valencia trata de impedir la actuación de una banda de rock que alaba a Hitler
Autor
Tiempo de lectura2 min

El Movimiento contra la Intolerancia de Valencia ha dado la voz de alarma. El concierto que el grupo neonazi de rock Killer Sorpresa tiene previsto ofrecer en la capital del Turia el próximo día 11 ha llevado a este colectivo a pedir a la Fiscalía que prohíba de forma taxativa la actuación, en vista de que la banda italiana suele alabar en sus espectáculos a Hitler mientras sus componentes realizan el saludo fascista y se desarrolla el violento baile del pogo entre su público, muchas veces jóvenes con esvásticas tatuadas en sus brazos.

Si la Justicia no se pronuncia, actuarán en Valencia en la que es su única fecha en España dentro de la actual gira europea de esta formación de la localidad de Pescara, abonada a la polémica con sus canciones basadas en trozos de discursos del Führer.

En su propia web, Killer Sorpresa (su nombre juega con el eslogan publicitario de Kinder Sorpresa) se autoconsidera integrante de una supuesta corriente de rock anticomunista, en todo caso representada por grupos de segunda fila que pescan en el caldo de cultivo del descontento social.

El concierto está organizado por una asociación valenciana de corte neonazi que ha anunciado la celebración de un ‘homenaje’ durante el show. En ningún momento se especifica el contenido de tal tributo, probablemente para evitar dar pistas sobre la verdadera naturaleza ideológica del mismo. Entre sus desafortunadas canciones figura una oda a Ian Stuart Donaldson, fundador de Blood and Honour, agrupación ilegalizada en España hace dos años.

El citado Movimiento contra la Intolerancia solicita una intervención rápida de la Justicia para que el club local Black Note (especializado habitualmente en música negra) no de pie a “cualquier exaltación del nazismo que se pueda producir”. También piden a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que “tomen las medidas oportunas para evitar problemas de orden público”.

Otro de los objetivos es evitar que Valencia se consolide como parte del circuito europeo de rock neonazi, como al parecer pretenden algunos sectores minoritarios de una ciudad plagada de contrastes.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios