Manzanas 'bio' en lugar de un bollo: la máquina de la oficina se tiñe de verde
  1. Sociedad

Manzanas 'bio' en lugar de un bollo: la máquina de la oficina se tiñe de verde

Hay alternativa. Además de la habitual bollería industrial, causante en parte de la plaga de obesidad de nuestra sociedad, los italianos ya pueden elegir manzanas, naranjas,

Foto: Manzanas 'bio' en lugar de un bollo: la máquina de la oficina se tiñe de verde
Manzanas 'bio' en lugar de un bollo: la máquina de la oficina se tiñe de verde

Hay alternativa. Además de la habitual bollería industrial, causante en parte de la plaga de obesidad de nuestra sociedad, los italianos ya pueden elegir manzanas, naranjas, fresas o plátanos en los dispensadores de comida de sus oficinas, escuelas y edificios públicos. La responsable de esta sencilla y genial idea es Globo, una empresa italiana centrada en la producción y distribución de fruta biológica que dirige Gini Giannetti.

“Queríamos dar un sentido más profundo a la educación alimenticia en los colegios, ofrecer una alternativa a los típicos productos que constituyen la merienda de los escolares. Además, también hemos instalado máquinas distribuidoras en centros sanitarios y en empresas”, explica a El Confidencial Gianetti.

De sólo 41 años, este empresario está convencido de que la agricultura es un sector que ofrece posibilidades de negocio y en el que los jóvenes pueden desarrollar una interesante carrera profesional. “Lo importante es fijar unos objetivos precisos de producción, lo que no podemos hacer es actuar como antes y cultivar sin tener certeza de a quién o cómo se va a vender. Hay que poner de acuerdo la agricultura con la comercialización. Globo, por ejemplo, prima la producción de calabacín sobre la de berenjena porque este primer producto se consume mucho más en los menús bio de las escuelas, un sector en el que trabajamos mucho”, cuenta.

Para poner en marcha una empresa como la suya, Gianetti considera que es importante contar con el apoyo institucional, al menos en los primeros momentos. “Nosotros nos beneficiamos de los fondos europeos del Plan de Desarrollo Rural y ahora somos capaces de cubrir la demanda cada vez mayor de productos biológicos que hacen muchos colegios para sus comedores”.

Con un crecimiento medio anual del 30%, Globo es un ejemplo de las oportunidades que ofrece el sector de los alimentos biológicos, “en el que no hacen falta grandes extensiones de terreno y en el que la tecnología es muy importante”. Para Gianetti, el sector de los alimentos biológicos es mucho más que una cuestión cultural, supone “una oportunidad para los pequeños productores que garantiza una rentabilidad suficiente para mantener a una familia entera”.

Al igual que Globo, Zolle es otra innovadora empresa italiana que ha apostado por los alimentos biológicos. Siguiendo la idea nacida en un grupo de agricultores japoneses que comenzaron a distribuir directamente sus productos en los años 80, Zolle ofrece a las familias lotes semanales de productos bio que entrega puntualmente en la puerta de casa. Por 57 euros a la semana para las familias grandes y 37 para las pequeñas, esta empresa garantiza que pasarán menos de 24 horas desde que las frutas, verduras y carnes salen de las “granjas verdes” hasta que la caja con todos los productos llega a nuestra casa. Internet, por supuesto, es la plataforma en la que las dos creadoras de Zolle –dos jóvenes poco mayores de treinta años- han confiado para poner en contacto los pequeños agricultores y ganaderos que han apostado por los productos biológicos y los consumidores.

Obesidad