La costa vasca recupera los niveles de contaminación anteriores al vertido del Prestige
  1. Sociedad

La costa vasca recupera los niveles de contaminación anteriores al vertido del Prestige

La costa vasca se ha recuperado del vertido del Prestige, ocurrido en noviembre de 2002, y presenta niveles de contaminación similares a los anteriores al accidente,

La costa vasca se ha recuperado del vertido del Prestige, ocurrido en noviembre de 2002, y presenta niveles de contaminación similares a los anteriores al accidente, cuyo impacto en el litoral vasco hubiese sido parecido al del gallego de no haber operado a tiempo en alta mar.

Estas son algunas de las conclusiones de las investigaciones llevadas a cabo estos cinco años dentro del Proyecto Impacto Medioambiental del Vertido del 'Prestige' en la Costa Vasca (IMPRES). El informe fue financiado por el Gobierno vasco y coordinado por el centro tecnológico AZTI-Tecnalia y en él han participado también el departamento de Economía Aplicada V y la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV).

Según han asegurado AZTI-Tecnalia y la UPV en un comunicado conjunto, a pesar de la recuperación experimentada por el litoral vasco, aún se producen "ocasionalmente" concentraciones de hidrocarburos en sedimentos y moluscos en las costas de Euskadi "como consecuencia de la llegada del fuel del Prestige. Dicho vertido tuvo un "impacto importante" en la costa vasca, "cualitativamente superior al registrado en Galicia, aunque cuantitativamente menor", han afirmado ambas instituciones.

AZTI-Tecnalia y la UPV han remarcado el "papel fundamental" que jugó el operativo puesto en funcionamiento por el Gobierno vasco, con la "amplia participación" de la flota pesquera, para reducir las consecuencias del siniestro, actuaciones que se vieron beneficiadas por el "retraso en la llegada del fuel al interior del Golfo de Vizcaya".

"Si las casi 20.000 toneladas de fuel recogidas en el mar frente al litoral vasco hubieran llegado a la costa, el impacto hubiera sido similar al producido en las costas gallegas", han subrayado. Ambas instituciones han añadido que los estudios revelan que "las especies nadadoras de aguas abiertas, incluidas las que son objeto de pesca comercial, se vieron muy poco afectadas" por las consecuencias que el vertido tuvo en el litoral vasco, si bien los efectos en la zona costera "han sido más fuertes y duraderos".