Es noticia
Menú
La Policía portuguesa viaja a Huelva ante la sospecha de que el cuerpo de Madeleine pudiera estar allí
  1. Sociedad

La Policía portuguesa viaja a Huelva ante la sospecha de que el cuerpo de Madeleine pudiera estar allí

Los investigadores de la Policía Judicial de Portimao se reunirán este martes en Huelva con la Policía española para verificar todos los detalles del viaje que

Foto: La Policía portuguesa viaja a Huelva ante la sospecha de que el cuerpo de Madeleine pudiera estar allí
La Policía portuguesa viaja a Huelva ante la sospecha de que el cuerpo de Madeleine pudiera estar allí

Los investigadores de la Policía Judicial de Portimao se reunirán este martes en Huelva con la Policía española para verificar todos los detalles del viaje que el matrimonio McCann realizó el pasado 3 de agosto a esa ciudad, justo tres meses después de que la pequeña Madeleine desapareciera.

La Policía admite que en esa fecha el cuerpo de la niña pudo haber sido trasladado a algún lugar en las proximidades de Huelva, ciudad situada a 50 kilómetros de la frontera con Portugal, o que ya estuviese allí y los padres fuesen a visitar la sepultura de su hija, según informa el rotativo 'Correio da Manha'.

El rotativo apunta que la Policía considera ese viaje "sospechoso" porque hay un intervalo de dos horas en el que el matrimonio habrá estado solo. Además, viajaron en un día festivo en Huelva y acompañados de un reducido grupo de periodistas y no el batallón que es habitual, refiere el rotativo, que también recuerda que supuestamente el coche fue grabado por diversas cámaras de seguridad en diversos locales "no explicados" por el matrimonio.

Críticas a la policía británica

Por otra parte, la Policía Judicial portuguesa ha acusado a su homóloga británica de favorecer al matrimonio McCann investigando lo que a la pareja le interesa y le conviene, publica este martes en 'Diario de Noticias' el coordinador de la investigación del caso Madeleine, Gonçalo Amaral.

"La Policía británica ha estado trabajando únicamente sobre aquello que el matrimonio McCann pretende y le conviene", afirmó el coordinador de la investigación del caso Madeleine. Estas palabras surgen como respuesta a la información divulgada en varios diarios ingleses sobre un correo electrónico anónimo enviado a la página web oficial del príncipe Carlos, en el que se acusa a una ex empleada del Ocean Club de haber raptado a una niña de cuatro años para vengarse de los administradores del complejo turístico por haberla despedido.

"Esa situación (la descrita en el correo electrónico) está completamente puesta de lado, no tiene ningún tipo de credibilidad para la Policía portuguesa", afirmó Amaral, quien acusó a sus homólogos ingleses de "investigar rumores e informaciones creados y trabajados por los McCann, olvidándose que el matrimonio es sospechoso de la muerte de su hija Madeleine".

"Rapto por venganza"

En opinión del responsable del Departamento de Investigación Criminal de Portimao, "esa historia del rapto por venganza es un hecho más trabajado por los McCann". Amaral recordó que el complejo The Ocean Club "está situado en Praia da Luz, Portugal, y no en Londres, lo que significa que todo lo que diga respecto al complejo y a sus respectivos funcionarios (actuales o antiguos) ya fue o está siendo investigado por la Policía Judicial".

Además, "no es un correo electrónico, que aún por encima es anónimo y fácil saber de dónde partió, lo que va a distraer nuestra línea de investigación", concluyó. El diario también indica que pocos días antes de que los McCann fuesen declarados sospechosos, un alto responsable de la Policía Judicial comentó que "después de haber buscado una guerra con los medios de comunicación británicos, ahora estamos buscando otra con la Policía inglesa".

La postura del coordinador de la investigación coincide con la del presidente de la Asociación Sindical de los Funcionarios de Investigación Criminal, Carlos Anjos, que acusa a Gerry y a Kate McCann de "pretender distraer e interrumpir la investigación al anunciar a diario un hecho nuevo".

Los investigadores de la Policía Judicial de Portimao se reunirán este martes en Huelva con la Policía española para verificar todos los detalles del viaje que el matrimonio McCann realizó el pasado 3 de agosto a esa ciudad, justo tres meses después de que la pequeña Madeleine desapareciera.

Madeleine McCann