Turquía pone en libertad a Ali Agca

Turquía puso en libertad condicional a Mehmet Ali Agca, el ciudadano turco que en 1981 intentó asesinar al Papa Juan Pablo II, tras pasar cerca de

Foto: Turquía pone en libertad a Ali Agca
Turquía pone en libertad a Ali Agca
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Turquía puso en libertad condicional a Mehmet Ali Agca, el ciudadano turco que en 1981 intentó asesinar al Papa Juan Pablo II, tras pasar cerca de un cuarto de siglo en diversas prisiones italianas y turcas por el fallido magnicidio y otros delitos. La mañana del jueves, Agca, de 48 años, salió vestido de azul por la puerta de la prisión de alta seguridad de Kartal, en la parte asiática de Estambul. A las puertas le esperaban su hermano, Adnan, y su abogado, Mustafa Demirbag, además de 200 periodistas que buscaban recoger sus primeras impresiones.

    Sin mediar palabra y con las manos esposadas, entró en un vehículo que le esperaba a la puerta y partió en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, acompañado por las flores que le lanzaron algunos partidarios de extrema derecha.

    El destino inmediato del extremista turco era el hospital militar Gata Haydar Pacha Egitim, de Ankara, donde tendrá que someterse al examen médico que se les practica a todos los llamados a filas. "Agca quiere hacer el servicio militar, pero también va a hacer uso de sus derechos", dijo el letrado a los periodistas.

    Mustafa Demirbag, ha reiterado en varias ocasiones que su defendido desea cumplir con su deber, pero también ha puntualizado que esgrimirá razones como la edad y el estado de salud para tratar de evitarlo.

    Todos los varones turcos están obligados a prestar quince meses de su vida a las Fuerzas Armadas, pero según la ley los mayores de 45 años o los hombres con problemas médicos pueden ver reducido ese periodo e incluso quedar exentos.

    Adnan, el hermano de Agca, que también le esperaba a la puerta de la cárcel, reveló que en caso de que tenga que cumplir el servicio militar, pedirían una moratoria para que pueda descansar y recuperarse.

    Asesinato de un periodista

    Agca disparó e hirió el 13 de mayo de 1981 a Juan Pablo II en la plaza de San Pedro, en Roma, y fue condenado a cadena perpetua en Italia, donde cumplió casi 20 años en la cárcel. Tras ser indultado por las autoridades italianas, Agca fue extraditado, en julio de 2000, a Turquía, donde tenía una cuenta pendiente con la justicia por el asesinato en 1979 de Abdi Ipekci, director del prestigioso diario izquierdista Milliyet.

    Nada más anunciarse la pasada semana el indulto, la familia Ipecki reveló que apelaría la decisión ante la Justicia e incluso la denunciarían ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    La semana de vacaciones en Turquía por la festividad del Aid -o Fiesta del Sacrificio-, la más importante del calendario musulmán, ha impedido que pudieran realizar los trámites ante el juzgado competente, pero se espera que los Ipecki recurran la decisión el próximo lunes, primer día laborable en el país.

    Por su parte Adnan, el hermano de Agca, dijo que el antiguo militante de la organización terrorista de extrema derecha Lobos Grises "no necesita de la protección de Italia".

    La prensa local había divulgado esta semana que el Gobierno italiano había ofrecido protección total a Agca a cambio que revelara todos los misterios que rodean el intento de asesinato del Papa, del que es el único autor confeso. El propio agresor llegó a revelar que había contado con cómplices en el interior del Vaticano, mientras que la teoría más extendida ha apuntado a que era un agente reclutado por los antiguos servicios secretos soviéticos, la denominada "pista búlgara".

    El pontífice perdonó en 1983 a Agca, al que visitó en la cárcel romana de Rebbibia, tras revelar que el Tercer Secreto de Fátima aludía al ataque.

    Sociedad
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios