El río británico en el que hay tanto MDMA que los peces pueden morir
  1. Mundo
  2. Europa
En Inglaterra

El río británico en el que hay tanto MDMA que los peces pueden morir

Dan Aberg ha analizado las sustancias estupefacientes disueltas en el agua antes, durante y después del último Festival de Glastonbury

Foto: Las concentraciones de cocaína encontradas provocan efectos en el ciclo vital de las anguilas europeas (Unsplash)
Las concentraciones de cocaína encontradas provocan efectos en el ciclo vital de las anguilas europeas (Unsplash)

Científicos informan que el río que atraviesa el recinto del Festival de Glastonbury (Inglaterra) contiene unos niveles de droga que perjudican al medio ambiente. Unos investigadores han averiguado que la cantidad de MDMA y cocaína encontrada en el agua durante el evento estaría afectando a la fauna y flora acuáticas, además de una especie rara de anguila.

Dan Aberg, estudiante de máster de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Bangor (Gales), ha analizado las sustancias estupefacientes disueltas en el río antes, durante y después del último Festival de Glastonbury que se ha celebrado, el de 2019. Su trabajo ha revelado que las concentraciones de MDMA se cuadruplicaron la semana posterior al evento, lo que sugiere la liberación a largo plazo.

Foto: Policía en Australia. (Reuters)

Los expertos aconsejan ahora a los futuros asistentes al festival usar los aseos portátiles que pone a su disposición la organización. Al parecer, las sustancias estupefacientes habrían llegado a los ríos cercanos mediante el pis del gentío. Dan ha explicado a RTE que "la contaminación por drogas ilícitas procedentes de la orina del público se produce en todos los festivales de música".

La preocupación de los expertos

Asimismo, lamenta que "la proximidad del Festival de Glastonbury a un río hace que cualquier sustancia estupefaciente que llega indirectamente al agua tarde poco tiempo en degradarse [...] antes de entrar en el frágil ecosistema de agua dulce". Aberg ha observado que las concentraciones de cocaína crecieron a niveles que se sabe que provocan efectos en el ciclo vital de las anguilas europeas, una especie protegida.

Por su parte, el Dr. Christian Dunn, de la Universidad de Bangor, ha afirmado que le preocupa "el impacto medioambiental". Señala la importancia del estudio realizado por Dan Aberg, ya que demostraría "que las drogas que se liberan a niveles lo suficientemente altos pueden alterar el ciclo vital de algunas especies protegidas, lo que haría fracasar los esfuerzos de conservación para proteger esa fauna en peligro de extinción".

Drogas
El redactor recomienda