Malika Chalhy, la joven por la que Italia presiona para sacar adelante la ley contra la homofobia
  1. Mundo
  2. Europa
amenazada por su familia

Malika Chalhy, la joven por la que Italia presiona para sacar adelante la ley contra la homofobia

Esta joven italiana de 22 años tuvo que abandonar su casa a comienzos de 2021 tras contar a sus padres que era lesbiana y ser insultada y repudiada por su familia con frases como "mejor una hija drogadicta que una lesbiana"

placeholder Foto: Malika Chalhy durante su intervención en el programa de televisión italiano 'Costanzo Show'
Malika Chalhy durante su intervención en el programa de televisión italiano 'Costanzo Show'

La historia de una joven italiana natural de Castelfiorentino (Florencia) a la que sus padres echaron de casa a comienzos de 2021 por ser lesbiana ha cruzado las fronteras de Italia, donde la prensa local lleva informando desde hace semanas de la situación de exclusión y vulnerabilidad en la que se encuentra Malika Chalhy, de 22 años, tras ser repudiada por su familia. El pasado 9 de abril Chalhy denunció públicamente por primera vez el periódico digital 'Fanpage' que su familia le había echado de casa, sin darle la posibilidad de recoger su ropa y sus objetos personales, después de que ella escribiese una carta a sus familiares contándoles que tenía novia y que se había enamorado de una mujer. "Tenía miedo de que no se lo tomaran bien, pero nunca pensé que vendrían a decirme ciertas cosas y que me amenazarían de muerte", contaba en aquella ocasión, desgranando por primera vez una cadena de mensajes de voz, a la que ha tenido acceso el medio, que le envió su madre a través de WhatsApp con frases despectivas y amenazantes como "te deseo un tumor. Eres la ruina de la familia, mejor una hija drogadicta que una lesbiana".

Chalhy, que lleva cuatro meses fuera de casa de forma obligada por negarse a dejar a su pareja y a renunciar a salir, de acuerdo con lo que se recoge en 'Fanpage', denunció a sus padres el pasado 19 de enero y se ha convertido en una activista referente para la comunidad LGTBI en Italia, a la que el alcalde de Castelfiorentino, Alessio Falorni, prometió ayudar a través de un directo en Facebook, tal y como informa el 'Corriere de Fiorentino', la delegación del 'Corriere della Sera' en Florencia y la Toscana. "No soy yo la que no es normal, lo que no es normal es pegar a un hijo, impedir que se pueda expresar con libertad y maltratar a alguien por su orientación sexual", declaró la joven en sus declaraciones a 'Fanpage', donde contó asimismo que en el pasado ya había sufrido violencia física y psicológica cuando, por ejemplo, sus padres descubrieron que se había apuntado a clases de fútbol sala en secreto.

"Los padres por ahora no cambian de opinión, no aceptan esto. Lleva tiempo, quizás", expresó Farloni en declaraciones recogidas por el 'Corriere de Fiorentino', que informó el pasado 10 de abril que el fiscal de Florencia, Giovanni Salinas, estaba investigando el caso tras la denuncia de la joven como "violencia privada", de acuerdo con el término al que se hace alusión. En ese mismo texto Chalhy describe a su madre como una persona "obsesiva y posesiva" y se recuerda también cómo, tres días después de tener que abandonar su casa, la joven acudió a la vivienda acompañada de los Carabinieri para llevarse ropa y su progenitora espetó a los oficiales que no conocía a esa persona.

En sintonía con el testimonio que ha ofrecido Malika Chalhy, su padre y su hermano, tres años mayor que ella, también han arremetido en contra de la joven con insultos. Ante las amenazas que recibió por parte de su hermano en Semana Santa, Chalhy justificó el hacer pública su historia. No obstante, desde redes sociales, la italiana pidió a sus seguidores que no fomentaran el odio. "Denuncié a la policía y luego a la prensa para defenderme del odio. Cualquier respuesta que contenga odio no solo está fuera de lugar, sino que es contraproducente", se puede leer en el pie de foto de una de las publicaciones que compartió recientemente la joven a través de su perfil de Instagram, donde este 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia, compartió varios mensajes reivindicativos.

Samir Chalhy ha indicado al diario 'La Nazione' que su hermana "no dice toda la verdad", según sus palabras

Preguntado acerca de su versión de lo sucedido, Samir Chalhy, el hermano de la joven, ha indicado al diario 'La Nazione' —según se hace eco el periódico, fue su hermano quien le gritó "te degollaré"— que su hermana "no dice toda la verdad", en referencia a que la joven no habría mostrado aquellas notas de voz en las que los padres les piden que vuelva a casa y su hermano le dice que podría acogerla en la ciudad piamontesa de Alessandria. Asimismo, Samir Chalhy se justificó en la entrevista por los insultos y las amenazas apuntando que fueron frases que dijo en "un momento de enfado, después de intentar contactar con ella durante meses" y que son cosas que "nunca volvería a decir". Además, el joven señala que su hermana está exponiendo su historia porque "hay dinero de por medio" y defiende a sus padres diciendo que "no se merecían" ser denunciados.

Campañas para desencallar la 'ley Zan'

"Tengo miedo de que mis padres me puedan hacer daño. Estoy segura de que lo harían si volviera a casa, por eso presenté la denuncia ante los Carabinieri. Aunque por ahora no ha cambiado mucho... para ser sinceros, nada ha cambiado", explicó en su primera entrevista Malika Chalhy, que tras el apoyo recibido por personas anónimas y personalidades conocidas ha señalado que ahora se siente "menos sola" y que se ve en parte "portavoz de este movimiento, como si este dolor hubiera encontrado su propia utilidad". La solidaridad hacia Chalhy no solo se ha transformado en una recaudación de fondos en la plataforma de 'crowdfunding' GoFundMe para "reconstruir el futuro" de la joven —en el marco de esa campaña iniciada por su prima para financiar "ayuda psicológica y costas legales", se han recaudado casi 140.000 euros a la publicación de este artículo—; sino que también ha servido de impulso extra para que el Parlamento italiano apruebe finalmente la primera ley contra la homofobia en el país, que a finales de abril entró en la agenda del Senado.

"Todos escuchamos los mensajes de la madre insultando a Malika Chalhy. Con esta nueva ley, esos insultos serían considerados un delito, violencia psicológica y emocional sin peros", se puede leer en una campaña de firmas abierta en la plataforma Change.org. En los últimos días, miles de italianos han salido a las calles, de acuerdo con lo que informan desde la agencia Efe, para que el proyecto de ley liderado por el diputado del Partido Demócrata Alessandro Zan salga adelante y haya un mecanismo judicial para luchar contra la discriminación, la violencia y los delitos de odio por orientación sexual.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Homofobia
El redactor recomienda