Pfizer ha anunciado la vacuna, ¿ahora qué?
  1. Mundo
  2. Europa
Análisis de 'GZERO Media'

Pfizer ha anunciado la vacuna, ¿ahora qué?

El hito de Pfizer y BioNTech ha disparado las bolsas. Pero ahora empieza un proceso más farragoso de las 'políticas de la vacuna' en todo el mundo

Foto: Pfizer ha anunciado la vacuna, ¿ahora qué?
Pfizer ha anunciado la vacuna, ¿ahora qué?

El gigante farmacéutico estadounidense Pfizer anunció el lunes que la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando con la empresa alemana BioNTech es más del 90% efectiva para prevenir el covid-19. La noticia de que el fin de la pandemia podría estar próximo disparó las bolsas mundiales (excepto Zoom), y aumentó las esperanzas por el mundo. El doctor Anthony Fauci, el mayor experto sobre enfermedades infecciosas del Gobierno de Estados Unidos, calificó el dato preliminar de "extraordinario".

¿Qué significa esto no solo para la pandemia, sino también para las políticas que la rodean?

Primero, el dato de Pfizer está basado en un análisis provisional de ensayos clínicos de tercera fase en únicamente 44.000 personas. Todavía no sabemos si la vacuna funcionará cuando sea probada en una mayor muestra, o si los resultados iniciales se mantendrán. Segundo, incluso si lo hacen, el fármaco todavía se enfrentará a procesos nacionales de aprobación.

Tercero, la vacuna tendrá que ser distribuida a la población mundial (en este momento, otras once vacunas se encuentran en ensayos clínicos de tercera fase, mientras Rusia y China ya están administrando las suyas). Y cuarto, los gobiernos tendrán que convencer a sus ciudadanos para que se pinchen, a pesar de que únicamente el 58% de los estadounidenses está dispuesto a hacerlo ahora mismo en medio de un creciente escepticismo global contra las vacunas.

Mientras tanto, prepárense para políticas sobre vacunas que podrían tornarse complicadas en Estados Unidos y por el mundo.

Foto: ¿Y si llega la vacuna pero no se la ponen? Los conspiranoicos amenazan la inmunidad

Al tiempo que EEUU superaba los 100.000 casos diarios de covid-19 por tercera jornada consecutiva, el presidente, Donald Trump, celebró en un tuit la buena noticia, aunque no está claro que hará sobre la aprobación del fármaco. Después de todo, no puede beneficiarse políticamente de ello tras haber perdido las elecciones contra Joe Biden. Pfizer se ha mantenido al margen de la política presidencial estadounidense al no haberse unido a Operation Warp Speed, el plan de la Administración Trump para acelerar el desarrollo, producción y distribución de una vacuna.

Por su parte, el presidente electo Biden expresó su optimismo cauteloso sobre la vacuna, poniendo expectativas realistas sobre cuándo todos los estadounidenses podrán ser vacunados. En cualquier caso, quién la recibirá antes —o del todo— es un asunto importante. El consejero delegado de Pfizer sorprendió a muchos cuando dijo que la vacuna estaría disponible para todos los estadounidenses, posiblemente excluyendo a decenas de millones de personas que viven y trabajan legalmente en EEUU como residentes o con visados de trabajo.

Foto: No es el éxito de Pfizer sino de BioNTech: qué hay detrás de la vacuna del covid

Es una conversación más amplia a escala mundial. Más de 170 países ya se han sumado a la iniciativa global Covax para asegurar que la distribución sea equitativa, pero a los países ricos se les ha permitido hacer acopio de cientos de cientos de millones de dosis para su propia gente. De hecho, la Unión Europea, Japón, EEUU y el Reino Unido reservaron en conjunto hace meses 450 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, que (todavía) no pertenece a Covax.

Un futuro inmediato en el que los países desarrollados son vacunados primero mientras el mundo en vías de desarrollo hace cola no solo prolongará los retos sanitarios y económicos del coronavirus: incrementará la desigualdad global al reducir la velocidad a la que los países pobres se recuperarán.

El fondo de la cuestión. Que haya resultados prometedores con una vacuna contra el covid-19 es definitivamente una buena noticia, de las que tanto nos han faltado en 2020. Pero los retos políticos y logísticos de aprobación y distribución son solo el comienzo, en EEUU y en todo el mundo.

* Este artículo fue publicado originalmente en inglés en 'GZERO Media'. Si te interesa la política internacional, pero quieres que alguien te la explique, suscríbete a la 'newsletter' Signal aquí.

Pfizer Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda