Detenido un sospechoso por el ataque contra un sacerdote ortodoxo en Lyon
  1. Mundo
  2. Europa
la víctima presenta "daños en el abdomen"

Detenido un sospechoso por el ataque contra un sacerdote ortodoxo en Lyon

De momento está siendo investigado como un asunto personal en lugar de un atentado terrorista. El atacante, un individuo de unos 40 años, se acercó al sacerdote y le disparó en hasta dos ocasiones

placeholder Foto: La policía patrulla en Lyon. (Reuters)
La policía patrulla en Lyon. (Reuters)

Un sacerdote ortodoxo griego de 52 años ha resultado herido por varios disparos este sábado cerca de una iglesia ortodoxa de la ciudad francesa de Lyon, según han confirmado las autoridades. El incidente ha tenido lugar en torno a las 16.00 de la tarde en la calle de Saint-Lazar y la víctima ha sido trasladada consciente al hospital, con "daño en el abdomen", por lo que su estado es "comprometido".

El atacante, un individuo de unos 40 años, se acercó al sacerdote y le disparó hasta dos ocasiones con una escopeta recortada contra el abdomen a distancia de quemarropa y luego echó a correr, según fuentes policiales citadas por la televisión BFMTV. El sacerdote estaba a punto de dejar el cargo tras ser cuestionado dentro de su propia comunidad, por lo que se maneja la hipótesis de una disputa personal, según ha podido saber BFMTV.

La Policía francesa ha anunciado la detención a última hora de este sábado de un sospechoso del ataque a tiros a un sacerdote ortodoxo en Lyon, que de momento está siendo investigado como un asunto personal en lugar de un atentado terrorista. El sospechoso fue detenido en un kebab en el tercer distrito de Lyon, ubicado en la calle Baraban, según han confirmado fuentes de la investigación al diario local 'Le Progrès'.

El fiscal de Lyon, Nicolas Jacquet, ha reconocido por su parte que el arma empleada en el ataque, un rifle de caza según los testigos, no ha sido encontrada en posesión del sospechoso, y de momento las pesquisas se limitan a lo que parece ser un intento de asesinato por cuestiones personales. Según otro sacerdote de la iglesia ortodoxa de Lyon, Antoine Callote, parece que el asalto deriva de "conflictos personales" en el seno de la institución, y que llevaron a la víctima a suspender misa durante un mes.

"Desde la llegada del sacerdote a mediados de la década de 2000, siempre ha habido conflictos en esta iglesia. El clima no era saludable. La Policía ya había intervenido en un par de ocasiones a petición del sacerdote. Han ocurrido peleas", ha explicado a France Info. El sacerdote, identificado como Nikolaos Kakavelakis, sigue recibiendo atención médica por la gravedad de sus heridas. Su pronóstico, según fuentes médicas al mismo medio, sigue siendo reservado.

Alerta por terrorismo

Este incidente agrava la tensión tras el asesinato por parte de un islamista de un profesor de Historia que fue decapitado tras enseñar unas caricaturas de Mahoma en clase el pasado 16 de octubre. El pasado jueves tres personas más fueron asesinadas en la Basílica de Nuestra Señora de Niza en otro ataque islamista.

Tras estos ataques, el primer ministro francés ha elevado la alerta de seguridad en el país al máximo nivel, de "emergencia de atentado", y se ha enviado un mensaje a todas las prefecturas para reforzar la seguridad en los lugares de culto. El dispositivo militar de seguridad anunciado por Macron pasará de 3.000 a 7.000 soldados en el país.

Foto: Un policía, en el lugar del apuñalamiento en Niza. (Reuters)

Además, al menos tres personas murieron y varias han resultado heridas este jueves en un ataque con cuchillo perpetrado junto a una iglesia de la ciudad francesa de Niza, sur del país, según fuentes policiales. El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó el ataque de "atentado terrorista islamista", y anunció un mayor dispositivo militar para proteger el país. Pocas horas después del ataque en Niza, la policía abatió a un hombre armado cerca de Aviñón (suroeste del país) que amenazaba con agredir a transeúntes con una pistola, y un hombre de nacionalidad saudí agredió con un cuchillo a un guardia de seguridad en el consulado francés en Yeda (Arabia Saudí).

El presunto atentado terrorista en Niza y los otros dos ataques se producen apenas unos días después de que, tras el funeral del profesor de historia degollado Samuel Paty, el presidente francés Emmanuel Macron presentara un plan para hacer frente al "islamismo separatista" que "está robando el futuro" a los franceses. Macron ha asegurado que Francia está en el punto de mira de la "locura islamista" por sus valores, "su gusto por la libertad, por permitir a cada uno que crea libremente sin ceder al terror".

Iglesia Ortodoxa Lyon Delincuencia Terrorismo
El redactor recomienda