"La desinformación en tiempos de covid mata"

Bruselas acusa a China y Rusia de orquestar campañas de desinformación a raíz del covid

El Ejecutivo comunitario acusa a Rusia y China de aprovechar la pandemia para poner en marcha una campaña de desinformación relacionada con el coronavirus

Foto: La vicepresidenta de la comisión, Vera Jourova. (EFE)
La vicepresidenta de la comisión, Vera Jourova. (EFE)

La Comisión Europea ha publicado este miércoles un comunicado en el que destaca las labores de desinformación por parte de China y Rusia en la UE durante la pandemia de coronavirus, y que se han extendido informaciones engañosas. “Dicho contenido no es necesariamente ilegal, pero puede poner en peligro directamente vidas y socavar severamente los esfuerzos para contener la pandemia”, señala el Ejecutivo comunitario en el documento.

La Comisión Europea ha explicado que la desinformación debe dividirse entre aquellos elementos que son contenidos ilegales, y aquellos que son dañinos pero no son ilegales, en cuyo caso deben buscarse maneras de reducir su impacto. Bruselas hace una referencia vaga en el documento a Rusia y China como dos fuentes de estas actividades semanas después de un escándalo en el que se acusó al departamento dirigido por Josep Borrell, el Servicio Europeo de Acción Exterior, de haber descafeinado un informe contra la desinformación china.

Sin embargo, y aunque la referencia no es directa, Bruselas está preocupada por cómo estos dos países han aumentado su influencia y cómo han aprovechado la pandemia para mejorar su imagen ante los ciudadanos europeos con una campaña pública de apoyo por parte de Pekín y Moscú, y por primera vez ha acusado de manera más directa y clara a ambos países. “Creo que si tenemos evidencia no deberíamos evitar nombrar y acusar”, ha asegurado Vera Jourová, vicepresidenta a cargo de Valores y Transparencia, que considera que el objetivo es generar “narrativas que dañan nuestras democracias”.

Además, Bruselas cree que hay objetivos claros. Italia es uno de los países en los que más efecto ha hecho lo que el Ejecutivo comunitario califica de “infodemia”. En el país transalpino se ha generado un movimiento, llamado “chalecos naranjas”, que defiende que el Covid-19 es, en realidad, una conspiración. “No quiero decir que los italianos, que han tenido que luchar bravamente contra el coronavirus, sean objetivos más fáciles”, pero sí que son las sociedades más afectadas las que son los objetivos más vulnerables de estas campañas, ha señalado Jourová. No en vano, Italia ha sido uno de los países donde China ha querido hacer más visible su apoyo, y Rusia llegó a enviar efectivos de su ejército al norte del país para apoyar la lucha contra el covid-19.

Sin embargo la Comisión Europea ha recibido críticas por no actuar contra una consulta pública por parte del Gobierno húngaro que incluye desinformación y datos falsos, algo que ya ha ocurrido en anteriores ocasiones. El Ejecutivo comunitario, que ha recordado que “las consultas nacionales son una prerrogativa de los Estados miembros”, se ha desvinculado.

Grandes plataformas

El informe ha sido presentado por Jourová y Borrell, que han insistido en que esta es solo una fase más de la lucha contra la desinformación, sobre la que Bruselas trabaja desde hace años, especialmente desde hace años con las grandes plataformas digitales. “Las plataformas tienen que hacer más, hay más espacio de maniobra”, ha asegurado Jourová, que ha señalado que será necesario que sean más transparentes: “Solo sabemos lo que nos cuentan”.

El Ejecutivo comunitario pretende reforzar las garantías respecto a las plataformas con nuevas reglas que obliguen a los gigantes digitales a que compartan datos de manera sistemática. Por lo pronto, Jourová celebra que la aplicación china TikTok ha anunciado que se unirá al código de conducta voluntario que ha puesto en marcha la Comisión Europea, y ha explicado que continúan las conversaciones con WhatsApp.

Bruselas ha explicado que una de las prácticas que apoyan es la medida que ha tomado Twitter con la cuenta de Donald Trump, sin retirar sus tuits sino completar la información con más contexto. “No lo eliminaron, todos podemos verlo. Proporcionaron información comprobada y promueven los hechos”, ha señalado la comisaria. “No queremos que las plataformas eliminen el contenido salvo que sea manifiestamente dañino para la salud de las personas, que ha sido el caso de muchas recomendaciones extrañas que han sido publicadas en las redes sociales”, ha señalado Jourová.

“La desinformación en tiempos del coronavirus mata”, ha explicado Borrell durante una rueda de prensa celebrada este miércoles. “No solo daña a la salud de nuestros ciudadanos, también de nuestras democracias” ha recordado Jourová, que desde hace años, ya como comisaria de Justicia durante la legislatura europea 2014-2020, trabajó en este campo.

Jourová ha señalado que el campo de batalla de la desinformación será ahora la aplicación de la vacuna cuando esté disponible, y ha apuntado a que el número de alemanes dispuestos a vacunarse contra el coronavirus ha disminuido un 20% en los últimos dos años.

La comunicación alertan sobre “teorías de conspiración que pueden poner en peligro la salud humana” y llegar a “conducir a la violencia pública”, poniendo como ejemplo las torres de 5G que han sido incendiadas en el Reino Unido, pero también con un aumento del racismo. La Comisión Europea alerta también sobre un “preocupante aumento del contenido antisemita relacionado con el covid-19”.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios