Los incendios forestales cercan Chernóbil: las llamas rondan los depósitos de residuos
  1. Mundo
  2. Europa
la radiación aumenta por momentos

Los incendios forestales cercan Chernóbil: las llamas rondan los depósitos de residuos

Aunque las autoridades ucranianas aseguran que el fuego ya está controlado y los niveles de radiación encajan con lo "admisible", varios expertos alertan de que podría darse una catástrofe

placeholder Foto: Un hombre mide la radiación en un bosque cercano a la localidad de Volodymyrivka (EFE)
Un hombre mide la radiación en un bosque cercano a la localidad de Volodymyrivka (EFE)

Más de 400 bomberos continúan trabajando por décimo día consecutivo en los alrededores de la abandonada planta nuclear de Chernóbil, donde en 1986 tuvo lugar el mayor accidente nuclear de la historia, para extinguir los incendios forestales de la zona de exclusión de la ciudad. Las llamas, que fueron detectadas el pasado 4 de abril cerca del pueblo de Volodymyrivka, han alcanzado ya la localidad de Prípiat, la 'ciudad fantasma' en la que vivían las familias de los trabajadores de la central, y se encuentran a apenas dos kilómetros de los depósitos con residuos más altamente radiactivos de la planta. Ante lo ocurrido, ya son varios los expertos que aseguran que la radiación de la zona ha aumentado y que en la actualidad se registran niveles 16 veces mayores a lo normal.

Aunque se desconoce la extensión de las llamas, las autoridades estiman que el fuego ha avanzado hasta cubrir al menos unas 3.500 hectáreas. "La situación es crítica. La zona está en llamas. Las autoridades dicen tener todo bajo control, pero en realidad el fuego está invadiendo de manera inusitada nuevos territorios", ha sentenciado desde su cuenta de Facebook Yaroslav Yemeliánenko, miembro del consejo público adscrito a la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión, haciendo alusión a los datos dispares que se están ofreciendo acerca del incendio, pues el Servicio Estatal para Situaciones de Emergencia de Ucrania asegura que el fuego que se declaró en una zona boscosa de la zona de exclusión ya ha sido sofocado y que lo único que quedan son algunos focos aislados.

Además, este mismo organismo asevera también en un breve comunicado que el nivel de radiación es "admisible". No obstante, para Yegor Firsov, alto cargo de Medio Ambiente, los incendios han provocado un significativo aumento de la radiación en la zona hasta un nivel 16 veces por encima de lo normal, tal y como recoge 'The New York Times'. A él se suman varios expertos medioambientales, que temen que las llamas remuevan las cenizas radiactivas que se encuentran en el suelo en una zona en la que la sequedad del terreno y el fuerte viento han contribuido a propagar los incendios.

Por otro lado, muchos temen que la contaminación ocasionada por el fuego llegue a la capital, Kiev, y esperan que los incendios no afecten a la infraestructura que queda todavía en pie en la zona de exclusión, ni a los objetos y otras construcciones que sobrevivieron al accidente nuclear y se han convertido en los enclaves turísticos que atraen a todo tipo de visitantes y dan un respiro a la economía local tras lo sucedido en 1986.

Si bien las autoridades ucranianas consideraron en un primer momento que el principal foco de los incendios se produjo a raíz de la quema controlada de rastrojos llevada a cabo por agricultores de la zona, las autoridades están investigando a un lugareño de 27 años que podría haber provocado al menos uno de los incendios, ya que según refleja un comunicado policial citado por EFE, el joven dijo a las autoridades haber prendido fuego "por diversión" a la hierba, sin poder controlarlo luego, por lo que las llamas se extendieron a los árboles.

Chernóbil
El redactor recomienda