RADIACIÓN 40.000 VECES SUPERIOR A LA NORMAL

Chernóbil, al desnudo: desde hoy puedes visitar el lugar más peligroso del mundo

El lugar en el que se produjo la mayor catástrofe de la historia de la humanidad ya puede ser visitado desde este martes, aunque siguiendo unas estrictas medidas de seguridad

Foto: Imagen de la sala de control del Reactor 4 de Chernóbil que, desde ahora, será destino turístico. (EPA)
Imagen de la sala de control del Reactor 4 de Chernóbil que, desde ahora, será destino turístico. (EPA)

Corría un 26 de abril de 1986 cuando lo que tenía que ser una simple prueba rutinaria en el reactor número 4 de la central de Chernóbil se convertiría en el mayor accidente nuclear de todos los tiempos. Ahora, 33 años después de uno de las mayores catástrofes del planeta, Ucrania ha decidido dar un paso adelante: convertir aquella sala de control ya mítica gracias a la serie de 'HBO' en una nueva atracción turística dentro de la zona de exclusión. Desde hoy, ya se puede visitar.

Y es que, sin duda, el lanzamiento de la serie hace unos meses ha provocado un espectacular repunte del turismo en la zona. Tanto que la Agencia Estatal de Gestión de la Zona de Exclusión de Ucrania ha decidido planificar otras 21 nuevas rutas con el objetivo de que los curiosos puedan descubrir algunas de las zonas en las que se produjo la tragedia, entre las que se encuentra la visita a la sala de control donde Leonid Toptunov no pudo evitar la explosión.

Pero no se trata de una visita cualquiera, sino que a día de hoy continúa entrañando peligro por la alta radioactividad con la que sigue contando: no en vano, se calcula que cuenta con unos niveles de radiación 40.000 veces por encima de los considerados normales. Por ello, cualquiera que quiera conocer el punto exacto en el que comenzó la catástrofe de Chernóbil deberá de seguir estrictamente una serie de normas de seguridad extremas que impidan que pueda ponerse en peligro.

Por ello, antes de ingresar a la famosa sala de control donde tuvo lugar el mayor incidente nuclear de la historia, al visitante se le dará una máscara antigas, un traje para la radiación y unas botas especiales para evitar ningún tipo de contacto directo con la piel. A pesar de la importante protección con la que contará el usuario, este no podrá estar más de cinco minutos en la sala, pues es el tiempo máximo de exposición que está permitido por seguridad.

Tras acabar la experiencia, el visitante deberá de quitarse el traje siguiendo un protocolo determinado para evitar cualquier tipo de contaminación. Los encargados de diseñar la ruta aseguran que los cinco minutos que se puede permanecer en el interior de la sala son realmente intensos, en lo que califican como "una experiencia escalofriante que recordarán toda la vida". No en vano, todo continúa tal y como quedó tras la explosión del reactor número 4.

Vitaly Petruk, director de la Agencia Estatal de Gestión de la Zona de Exclusión de Ucrania, asegura el lanzamiento de la serie de HBO se ha convertido en básica para revitalizar el turismo de la zona, por el que se ha desatado verdadera locura en los últimos meses. De hecho afirma que, en lo que va de año, Chernóbil ha recibido el récord de visitantes desde que se produjo la explosión, con más de 85.000 personas visitantes en uno de los lugares más peligrosos del mundo.

Desde este martes, visitar la sala de control del reactor número 4 ya es posible. Acudir al lugar donde tuvo lugar una de las mayores catástrofes se ha convertido en uno de los grandes destinos turísticos de los últimos meses y, por ello, se han establecido otras 21 rutas para conocer la zona a la perfección. Poder visitar de primera mano el lugar en el que se generó la explosión de Chernóbil será posible, durante cinco minutos que pueden marcar de por vida.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios