tres fallecidos este fin de semana

Italia, en alerta ante el centenar de casos de coronavirus y a la caza del paciente 'zero'

El virus se ha propagado con tanta rapidez en el norte del país que los médicos están sobrepasados y no llegan a entender de dónde vienen los contagios

Foto: Un hombre con mascarilla posa ante un cartel que alerta del coronavirus en Casalpusterlengo. (EFE)
Un hombre con mascarilla posa ante un cartel que alerta del coronavirus en Casalpusterlengo. (EFE)

“En este momento, el hospital está cerrado y rodeado de militares y el que estaba dentro se ha quedado dentro. No puede salir nadie. Los turnos de médicos ya no se hacen. Están haciendo las pruebas a todos, personal sanitario, de limpieza y de oficina. Los militares no dejan entrar a nadie. El problema es que el primer paciente ha sido hospitalizado el domingo y fue ingresado en una zona abierta desde lunes a miércoles. Puede haber entrado en contacto con cientos de personas. Esto es una putada”, explica a El Confidencial un enfermero del hospital Schiavonia, en el Véneto, que pide ocultar su nombre, donde falleció el viernes el paciente Adriano Trevisan de 78 años.

El centro médico, mientras, ha comenzado ya a preparar salas especiales para poner en cuarentena a decenas de posibles afectados. “Todos los pacientes que fueron ingresados en urgencias en estos días en Schiavonia han sido contactados y se han puesto en cuarentena en sus casas por 15 días. Confirmo que no se hacen nuevas hospitalizaciones y que las ambulancias solo se mueven por absoluta necesidad”, explica una doctora de este mismo centro.

Ese es el panorama general de uno de los focos de la emergencia. Ahora parece que la preocupación en Italia es encontrar el origen de todo. “Tirar de un largo hilo para llegar al inicio desde el que poder entender cómo se ha propagado. Es una labor mastodóntica y complicada que atañe a muchas personas y que necesita seguirse con precisión”, explica una fuente del Ministerio de Salud. No quiere dar más explicaciones, la desinformación y alarma en una dolencia de este tipo puede aumentar exponencialmente un problema ya muy complicado. La caza del paciente 'zero' en Italia ha comenzado. Desde ahí, desde ese contagio y la rutina de sus últimos días hay que ir reconstruyendo todo.

El número de contagiados asciende a 132 personas en cuatro regiones del norte de Italia después de haber realizado casi 3.000 análisis a sospechosos

En apenas dos días Italia se ha convertido en el país de la Unión Europea con el mayor número de casos de coronavirus. El Gobierno ha confirmado este domingo que el número de contagiados asciende a 150 personas repartidas por cuatro regiones al norte del país. Ha realizado, hasta el momento, cerca de 3.000 análisis a sospechosos de estar infectados. La mayoría de casos se registran en Lombardía, un total de 112; en tanto, en el Véneto hay 24 casos, dos de ellos en la ciudad de Venecia. También han aumentado los casos en Piacenza, donde ya hay nueve personas afectadas, y en Piamonte hay seis positivos. Otros dos más, en este caso turistas chinos, fueron diagnosticados hace unos días en el Lazio.

El problema es que el virus por el norte de Italia parece haberse propagado con tanta rapidez que los médicos están sobrepasados y no llegan a entender de dónde vienen los contagios. Las primeras teorías apuntaban a que el origen era un hombre, en el área de la localidad de Lodi, en la región de Lombardía, que va a cenar con un amigo suyo de 41 años que venía de un viaje a Shanghái. Este hombre se encuentra mal y acaba ingresado en el hospital. Desde aquí se pensó que se podía tirar del hilo, sin embargo, autoridades sanitarias hablan de casos que no estarían relacionados con él, lo que puede significar que hay focos distintos o que el paciente 'zero' no es el que se pensaba. “Lo que preocupa de Italia es que no hay una clara historia epidemiológica y una conexión entre los casos ocurridos”, explica en 'La Repubblica' Hans Kluge, director de la OMS en Europa.

Varias tiendas preparadas para aislar a pacientes en el Hospital de Véneto.
Varias tiendas preparadas para aislar a pacientes en el Hospital de Véneto.

Conexión con el 'paciente uno'

Ayer sábado solo se podía confirmar al llamado paciente uno, que fue la primera persona en ingresar en un hospital con el coronavirus y que ha sido ya dado de alta. Sería él la persona que al ser tratado en el recinto sanitario habría contagiado a uno de los fallecidos, una mujer de 76 años de Codogno. Aquí comienza la ramificación y “hay un segundo contagio que habría pasado de una mujer de 38 años, residente en Sesto, que tiene amistad con un enfermero de Codogno y que habría infectado a un amigo de Pizzighettone, una localidad a 10 kilómetros de distancia”, explica el periódico 'Il Corriere' intentando crear un mapa de las infecciones. Se ha confirmado un tercer fallecido en Lombadía, en Cremona, una mujer que fue hospitalizada en oncología con una situación muy comprometida y que también tenía coronavirus,

Desde este momento, los contagios son una cadena de casos que parecen tener Codogno como común denominador y que da un salto hasta el Véneto y el fallecido de 78 años. Se cree que este caso podría estar conectado con un partido Inter-Milán que el anciano vio en un bar de la localidad de Vo Euganeo junto a ocho ciudadanos chinos. Los asiáticos habían pasado todos controles sanitarios recientes, pero hasta el momento esta es la única conexión de riesgo con el muerto. Sin embargo, para complicar más todo, hay un nuevo contagio de un ciudadano de 68 años también en Mira, localidad muy cercana, que no habría tenido contacto ni con el grupo de chinos ni con el hombre fallecido. ¿Dónde y cómo se contagió él? La pregunta parece no tener aún una respuesta.

Una mujer sale del supermercado en Casalpusterlengo. (EFE)
Una mujer sale del supermercado en Casalpusterlengo. (EFE)

Y mientras, Italia se blinda. Dar una última hora de los contagios y cuarentenas es inútil. Cada hora cambia el panorama y se suceden nuevas medidas como la suspensión de partidos de fútbol y eventos multitudinarios en el entorno de las zonas afectadas, así como actos más concretos que afectan a toda la población como la prohibición de realizar test de alcoholemia y el uso de máscaras y guantes para la mayoría de funcionarios públicos.

¿Puede dar el salto al resto de Europa el virus desde Italia? China tiene el doble de superficie de territorio y casi el triple de población que la UE y la labor de parar la propagación está siendo muy complicada. “Ha habido algunos contactos con ministros y autoridades sanitarias de otros países, pero hasta ahora no hay una directriz o protocolo europeo”, dicen en el Ministerio de Asuntos Exteriores italiano. Ahora la clave es evitar que el contagio llegue a grandes ciudades como Milán, donde hay ya ordenanzas de prevención y el alcalde ha propuesto cerrar por una semana las escuelas desde mañana. “El ejército puede movilizarse en las próximas horas”, ha anunciado el primer ministro Giuseppe Conte.

Bruselas ofrece ayuda

La Comisión Europea (CE) "sigue de cerca" la situación en Italia y ha ofrecido su ayuda a las autoridades del país. "Estamos siguiendo muy de cerca la situación en Italia. Estoy en contacto regular con el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, y he sido informada de que se han adoptado las medidas necesarias para seguir y contener el brote del COVID-19", indicó a 'Efe' la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides.

La responsable europea valoró la "rápida acción y transparente comunicación" en Italia y subrayó que la CE está "preparada para apoyar a las autoridades italianas y facilitar cualquier apoyo si hace falta". "Estamos trabajando de cerca con los Estados miembros para garantizar que los sistemas sanitarios de la UE están equipados y listos" y precisó que ello incluye el lanzamiento de una "adquisición conjunta para apoyar el acceso al equipamiento de protección personal que pueda ser necesario".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios