60.000 personas aisladas

El coronavirus de Wuhan deja dos muertos en Italia y más de 70 infectados

Al menos 250 personas han sido puestas en cuarentena y se les está haciendo pruebas para detectar el virus, según ha informado el comisionado de salud de la región de Lombardía

Foto: Ambulancias y trabajadores sanitarios del hospital de Padua, en el norte de Italia, atendiendo a un enfermo. (EFE)
Ambulancias y trabajadores sanitarios del hospital de Padua, en el norte de Italia, atendiendo a un enfermo. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

El coronavirus de Wuhan se cobra una segunda víctima en Italia. Una mujer de 75 años infectada con el virus ha fallecido este sábado en la región de Lombardía. Esta segunda víctima mortal se produce un día después de que falleciera un hombre de 78 años que estaba ingresado en el Hospital de Schiavonia, en Padua, tras dar positivo en esta enfermedad. Como indicó el gobernador de Véneto, Luca Zaia, "ni siquiera dio tiempo a transferirlo de centro".

Mientras tanto, los casos de contagio continúan aumentando. Según la prensa italiana, este sábado se ha conocido un nuevo caso en Milán. Y en total se han identificado 79 casos nuevos durante este primer día del fin de semana.

Policía en el hospital de Schiavonia, cerca de Padua, donde se realizan pruebas para detectar coronavirus. (EFE)
Policía en el hospital de Schiavonia, cerca de Padua, donde se realizan pruebas para detectar coronavirus. (EFE)

La cifra de contagiados crecerá inevitablemente, aseguran las autoridades italianas, que confirmaron los dos fallecidos y la infección de más de 70 personas, 47 de ellas en Lombardía y 15 en Veneto; además de un último caso en Milán, un residente de Sesto San Giovanni de 78 años que se convierte en el primer infectado con coronavirus en la capital lombarda según el 'Corriere Della Sera'.

Por el momento, a cerca de 60.000 personas en once localidades (diez en Lombardia y una en Veneto) se les ha pedido que no salgan de sus casas, se ha ordenado el cierre de los comercios y se han suspendido las actividades públicas y los trenes no se detienen en estas localidades.

Desde Roma, en tanto, llegan buenas noticias: dos de las tres personas que llevaban semanas ingresadas con esta enfermedad han sido declaradas curadas en las últimas horas. Además, este sábado también llegó a Roma el avión de la Fuerzas Aéreas italianas con los diecinueve italianos procedentes de Japón y que se encontraban en aislamiento en el crucero Diamond Princess y que fueron trasladados al centro deportivo del Ejército en el barrio romano de la Cecchignola para completar su cuarentena.

Una farmacéutica con una máscara habla a los clientes en la entrada de una farmacia en Codogno, en Lodi, norte de Italia. (EFE)
Una farmacéutica con una máscara habla a los clientes en la entrada de una farmacia en Codogno, en Lodi, norte de Italia. (EFE)

Como medida preventiva, al menos 250 personas han sido puestas en cuarentena y se les está haciendo pruebas para detectar el coronavirus, según ha informado Giulio Gallera, comisionado de salud de la región de Lombardía. Once localidades del norte del país están en aislamiento, porque es donde se concentra este brote. El Gobierno ha pedido a sus miles de residentes que permanezcan en sus casas mientras las autoridades se esfuerzan en contener el brote.

Estas medidas se toman en respuesta a los seis nuevos casos de coronavirus que se han detectado en Codogno, una pequeña ciudad a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán. "Es necesario aislar inmediatamente las zonas donde se desarrolló el virus para contenerlo", ha explicado el Comisionado de Protección Civil de Lombardía, Pietro Foroni.

"No debemos sembrar el pánico, pero tenemos que hacer entender a la gente que las medidas que se han tomado son esenciales para el bien de la comunidad", ha señalado el Presidente de Lombardía, Attilio Fontana. El Ministro de Salud, Roberto Speranza, y el jefe de la Agencia Nacional de Protección Civil, Angelo Borrelli, han acudido esta tarde a Lombardía para mantener una reunión de crisis con las autoridades locales. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, explicó en Bruselas que mantendrá en las próximas horas a su regreso a Roma una reunión con el ministro Speranza para analizar la situación. Descartó que por el momento sea necesario suspender "el Acuerdo de Schengen (de libre circulación de personas)", si bien afirmó que Italia está preparada para "adoptar cualquier medida que proteja la salud de los ciudadanos".

Un hombre contagia a su mujer embarazada

La preocupación se concentra ahora en conocer el origen de este foco, ya que resulta extraño que todos estos contagios sean originados por el caso de un italiano de 38 años que cenó con un amigo que había estado en China y había regresado de este país el pasado 21 de enero, pero que ha dado negativo a las pruebas que le han realizado y nunca tuvo síntomas.

El hombre italiano de 38 años infectado de coronavirus fue hospitalizado el miércoles, pero como no tenía ninguna conexión obvia con China, los médicos no relacionaron inmediatamente sus síntomas con la enfermedad.

Después de que sus síntomas empeoraran y fuera admitido en cuidados intensivos en el hospital Sacco de Milán, su esposa informó a los médicos de que a principios de este mes había pasado un tiempo con un amigo que había regresado recientemente de China. La esposa, que está embarazada de ocho meses, fue una de las que dio positivo en el test de coronavirus, al igual que un hombre que practicó deportes con el de 38 años.

"No debemos sembrar el pánico, pero tenemos que hacer entender a la gente que las medidas que se han tomado son esenciales"

El hombre que estaba en China dio negativo, pero está siendo hospitalizado para más pruebas. Nunca tuvo ningún síntoma y si tuvo el virus, su infección puede haber terminado, dijeron las autoridades sanitarias. "Entre las personas que deben estar en cuarentena se encuentran los compañeros de trabajo de este hombre de 38 años, sus familiares y los médicos y enfermeras que lo atendieron en el hospital", ha señalado Gallera.

Según la agencia de noticias ANSA, el hombre trabaja en una sucursal italiana de Unilever, mientras que el amigo que hizo el viaje a China es un gerente de MAE, un productor italiano de fibras sintéticas. La sala de emergencias que inicialmente trató al hombre de 38 años ha sido cerrada, y las autoridades también están considerando cerrar las escuelas de la zona. Las autoridades italianas han identificado un centenar de personas que han estado en contacto con las tres personas contagiadas con coronavirus y que están siendo sometidas a "vigilancia activa" por el riesgo de que surjan nuevos casos.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios