Aprobado por el Consejo de Ministros

El nuevo nuncio del Vaticano en España será el filipino Bernardito Auza

Auza será quien reemplace al anterior nuncio, Renzo Fratini, quien tras una década en el cargo se jubiló en julio pasado

Foto: Bernardito Auza saluda al papa Francisco en el aeropuerto John F. Kennedy. (Foto: Reuters)
Bernardito Auza saluda al papa Francisco en el aeropuerto John F. Kennedy. (Foto: Reuters)

El observador permanente de la Santa Sede en Naciones Unidas, el arzobispo filipino Bernardito Auza, será el nuevo embajador vaticano en España, tras recibir el viernes el visto bueno del Consejo de Ministros.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores han informado a Efe de que Auza será quien reemplace al anterior nuncio, Renzo Fratini, quien tras una década en el cargo se jubiló en julio pasado.

Según las mismas fuentes, el trámite para la aprobación del nuevo nuncio ya estaba casi listo y en los tiempos previstos, y el viernes el Consejo de Ministros dio la aprobación requerida para que la Santa Sede vuelva a tener un nuncio en España.

Auza -cuyo sacerdocio comenzó en la localidad filipina de Talibon- es también arzobispo de Suacia y se ha desempeñado como nuncio apostólico en Haití, a donde fue enviado en 2008 por decisión del papa Benedicto XVI.

Sustituye al arzobispo italiano Fratini, quien tras concluir su mandato realizó declaraciones contra la exhumación de los restos de Francisco Franco

En julio de 2014, el papa Francisco designó a Auza observador permanente de la Santa Sede en la ONU, en donde viene cumpliendo tareas desde entonces.

El arzobispo sustituirá en el cargo al arzobispo italiano Fratini, quien tras concluir su mandato a comienzos de julio realizó declaraciones en contra de la política del Gobierno con respecto a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, preguntándose "por qué resucitarlo" en relación con los intentos de sacarlo del Valle de los Caídos.

Esas declaraciones llevaron a que el Vaticano aclarara, tras un pedido de explicaciones por parte de la embajada española en la Santa Sede, que las mismas habían sido realizadas "a título personal" de Fratini y que se respetaba la soberanía del Estado español y su sistema legal.

En tanto, y tras el visto bueno de La Moncloa, para Auza ahora sólo resta recibir el 'placet' de Asuntos Exteriores para que sea formalmente el embajador Vaticano y residir en Madrid tras sus cinco años en Nueva York.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios