EL CALOR APRIETA

A casa cuando haga más de 30 grados en la oficina: la medida que buscan en Reino Unido

Los sindicatos británicos presentan una batería de propuestas para mejorar la temperatura en el trabajo, aunque creen que no se puede trabajar cuando se alcancen los 30 grados

Foto: Trabajar en verano en una oficina sin aire acondicionado es una condena (Foto: Pixabay)
Trabajar en verano en una oficina sin aire acondicionado es una condena (Foto: Pixabay)

Con la llegada del verano se suceden las olas de calor en buena parte de Europa y España no se ha librado de ellas. Hay quien se refugia en el mar, en la piscina o en un helado debajo de la máquina de aire acondicionado, pero para aquellos que deben seguir trabajando día a día, ninguna de esas posibilidades es válida.

Quienes no están gozando de sus merecidas vacaciones tienen que seguir acudiendo a su puesto de trabajo, ya sea en una fábrica, en un taller, en una oficina, etc. Pero es en estos últimos trabajadores en quienes ha puesto el foco el Trade Union Congress (TUC), la federación de sindicatos británicos que está preocupada por el aumento de las temperaturas en el trabajo.

De la última reunión del TUC ha salido una propuesta que afecta directamente al colectivo de empleados de oficina: quieren que dejen de trabajar cuando la temperatura en su centro de trabajo alcance los 30 grados. La idea es que se les permita irse a casa, dado que trabajar a esos grados es poco saludable, pero actualmente no hay ningún tope en la legislación británica que valore esa posibilidad.

Ideas para luchar contra el calor

El objetivo de la TUC no es que los trabajadores se salten sus obligaciones, sino que los empresarios tomen conciencia de sus necesidades y mejores las condiciones de las oficinas. Deberían “adoptar medidas de enfriamiento” cuando la temperatura suba de 24 grados, pero si alcanza los 30, los trabajadores deben dejar su puesto. Y en el caso de quienes tienen puestos que impliquen labores manuales, esa medida se tomaría cuando se llegue a los 27°.

La Dirección de Salud y Seguridad británica solo habla de que la temperatura en los puestos de trabajo debe ser "razonable". Pero la TUC ha propuesto una serie de medidas para que el trabajo en verano sea más llevadero: horarios flexibles, permitir ropa más ligera en el vestuario, mantener los edificios frescos o que el personal pueda descansar más a menudo y tomar bebidas frías para estar más frescos.

Proponen horarios flexibles, permitir ropa más fresca, mantener los edificios fríos o que el personal pueda descansar más a menudo

Frances O'Grady, secretaria general del TUC, ha explicado a LadBible que "a muchos de nosotros nos gusta ver el sol, pero no es divertido trabajar en una panadería o en una fábrica asfixiante. Los jefes deben hacer todo lo posible para mantener las temperaturas bajas. La forma más fácil para que el personal se mantenga fresco es poder trabajar con ropa más informal. Aunque los pantalones cortos y las blusas no son apropiadas para todos, no se debe hacer que nadie sufra calor por mantener las apariencias”.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios