Es noticia
Menú
Sunak y Truss, los dos finalistas al liderazgo conservador en Reino Unido
  1. Mundo
La última batalla para liderar a los 'tories'

Sunak y Truss, los dos finalistas al liderazgo conservador en Reino Unido

Tras quedarse Penny Mordaunt fuera, Rishi Sunak y Liz Truss disputarán la gran final en la que conoceremos a la persona que liderará el Partido Conservador británico

Foto: Rishi Sunak y Liz Truss en un debate. (EFE/Jonathan Hordle)
Rishi Sunak y Liz Truss en un debate. (EFE/Jonathan Hordle)

Boris Johnson se ha despedido este miércoles de su última sesión de control al Gobierno en la Cámara de los Comunes diciendo “hasta la vista, baby”. Literalmente. Frase atípica para cerrar una etapa atípica. Aunque es posible que los británicos no noten mucha diferencia en la transición, ya que la candidata que tiene ahora todas las papeletas para sucederle es básicamente un copia-pega: otra ambición rubia, populista, amiga de las fiestas y capaz de violar el acuerdo del Brexit pactado con la UE con tal de tener el apoyo del núcleo duro del partido. Así es Liz Truss, la actual ministra de Exteriores que, en el último momento, ha logrado colarse en la final de las primarias que celebra el Partido Conservador, aniquilando a la moderada Penny Mordaunt.

La batalla final queda ahora entre Truss y el exministro de Finanzas Rishi Sunak. Por lo que, el próximo inquilino de Downing Street será una mujer (la tercera en gobernar el país) o el primer mandatario británico de origen indio. Las bases tienen ahora la última palabra. El ganador se anunciará el próximo 5 de septiembre.

Sunak tenía prácticamente asegurado su puesto a la fase final cuando las filas han celebrado este miércoles la quinta y definitiva criba. Tras liderar todas las votaciones anteriores, se ha hecho con 137 votos. Pero la gran expectación giraba en torno a quién sería su rival.

Foto: De esta foto, solo quedan Rishi Sunak, Liz Truss y Penny Mordaunt en la carrera. (EFE/Jonathan Hordle)

A lo largo de todo el proceso, la exsecretaria de Estado de Comercio, Penny Mordaunt, había sido la gran protagonista. Con una campaña centrada en el patriotismo, con pinceladas también de un liberalismo social que recuerda a Cameron, un discurso pro-inmigración y pro-LGBT; se había convertido en la gran favorita de los afiliados, algo que no dejaba de sorprender teniendo en cuenta que en su mayoría son hombres blancos, mayores de 65 años, anti-inmigración y un tanto desconcertados por el cambio social.

Ante su ascenso, el núcleo duro entró en pánico. No podían permitir que la próxima inquilina del Número 10 fuera una política que, en pleno debate parlamentario sobre la nueva ley de baja de maternidad, hablara de “personas” en lugar de “mujeres” o “madres”. Por lo que, en las últimas 24 horas, se organizaron para conseguir que Truss —fiel hasta el último momento a Boris Johnson— llegara a la final. Su ascenso meteórico en la criba del martes ya auguraba que tenía muchas posibilidades. Finalmente, ha conseguido 113 votos frente a los 105 de Mordaunt.

Boris Johnson se ha despedido este miércoles de su última sesión de control al Gobierno en la Cámara de los Comunes diciendo “hasta la vista, baby”. Literalmente. Frase atípica para cerrar una etapa atípica. Aunque es posible que los británicos no noten mucha diferencia en la transición, ya que la candidata que tiene ahora todas las papeletas para sucederle es básicamente un copia-pega: otra ambición rubia, populista, amiga de las fiestas y capaz de violar el acuerdo del Brexit pactado con la UE con tal de tener el apoyo del núcleo duro del partido. Así es Liz Truss, la actual ministra de Exteriores que, en el último momento, ha logrado colarse en la final de las primarias que celebra el Partido Conservador, aniquilando a la moderada Penny Mordaunt.

Partido Conservador Británico Reino Unido Boris Johnson
El redactor recomienda