Es noticia
Menú
Cronología de un escándalo perpetuo: las polémicas que marcaron la era Boris
  1. Mundo
Un mandato lleno de controversias

Cronología de un escándalo perpetuo: las polémicas que marcaron la era Boris

El 'premier' británico pasará a la historia por su desafío a las normas parlamentarias y los continuos eventos polémicos durante su mandato

Foto: Boris Johnson dimite como Primer Ministro (EFE/Tolga Akmen)
Boris Johnson dimite como Primer Ministro (EFE/Tolga Akmen)

La era de Boris Johnson al frente del gobierno británico ha estado marcada por la controversia. Desde engaños a la reina Isabel II hasta fiestas celebradas en Downing Street durante el confinamiento en Reino Unido, la actitud y liderazgo del primer ministro fue continuamente objeto de polémica en sus apenas tres años de mandato. Pero finalmente, una gota acabó por derramar el aparentemente interminable vaso británico. Tras el escándalo por las conductas de acoso sexual perpetradas por el conservador Chris Pincher y la consecuente oleada de dimisiones en el seno de los 'tories', parece que ha llegado el fin del 'premier'. En este artículo se enumeran los episodios más importantes que precipitaron la caída del mandatario británico.

Foto: ¿Cómo elige el Partido Conservador al sucesor de Boris Johnson como primer ministro? (EFE/Andy Rain)

Septiembre de 2019: engaños a la Reina

Poco después de entrar en el Gobierno, Johnson necesitaba a toda costa que se formalizara el Brexit antes del 31 de octubre de ese año. Para ello, el primer ministro orquestó una ampliación de la derogación de la actividad parlamentaria hasta el 14 de octubre, dejando prácticamente sin margen de maniobra a la oposición y a los 'tories' que se oponían al divorcio de la comunidad europea. Pero, según dictaminó el Alto Tribunal de Escocia, esta maniobra no solo fue ilegal, sino que además el líder conservador habría, de manera intencionada, asesorado erróneamente a la Reina Isabel II para que esta firmara el cierre del Parlamento. Es decir, engañó a la jefa dede Estado para conseguir sus objetivos.

Abril de 2020: la reforma de la vivienda

El líder de los 'tories' anhelaba reformar su residencia en el Downing Street, un trabajo que costaría aproximadamente 200.000 libras. La polémica llegó cuando mensajes de WhatsApp revelaron que Johnson pidió dinero a Lord Bronlow, un miembro y donante del Partido Conservador, para costear estas obras. Las donaciones políticas están firmemente controladas en el Reino Unido y tienen que ser comunicadas a la Comisión Electoral inmediatamente. Sin embargo, el 'premier' no lo hizo y el Partido Conservador fue multado con 17.000 libras en diciembre de 2021.

Foto: Boris Johnson comunica su dimisión frente al número 10 de Downing Street. (Reuters/Henry Nicholls)

Noviembre de 2020: casos de 'bullying'

La Ministra de Interior del gobierno de Johnson, Priti Patel, fue acusada de tratar con desprecio a funcionarios del Estado, rompiendo así con el código ético ministerial y llevando a cabo comportamientos descritos como "bullying". A pesar de ello, Johnson defendió firmemente a su ministra de Interior, lo que provocó una gran polémica. De hecho, el asesor ético del gobierno, Alex Allen, quien afirmó que Patel incumplió el código de conducta, presentó su dimisión a causa de este evento. Una vez más, el primer ministro desafiaba las normas y el decoro parlamentario del país, contradiciendo incluso al encargado de vigilar el comportamiento del Ejecutivo.

Noviembre de 2021: corrupción interna

La controversia comenzó cuando Owen Paterson, un influyente 'backbencher' (miembro del Parlamento sin cargo en el Gobierno) de los conservadores, fue hallado culpable de haber quebrantado la normativa de conducta para diputados. El conservador habría empleado su posición para beneficiar a dos empresas para las que trabajaba como asesor y por las que percibía, al margen de su salario como parlamentario, 117.000 euros anuales. Por si fuera poco, después de que el organismo regulador de estándares de comportamiento recomendara su suspensión, el Gobierno de Johnson intentó reformar este sistema para bloquear su salida, forzando a los diputados conservadores a votar a favor de la medida. Finalmente, el Ejecutivo abandonó su empeño y Paterson dimitió, pero el primer ministro recibió duras críticas por su actuación poco democrática.

Mayo de 2022: el 'Partygate'

En los meses más duros de confinamiento en el Reino Unido por la pandemia del covid-19, se celebraron hasta 16 fiestas en el interior de Downing Street en las que hubo alcohol, comida e incluso peleas entre los miembros del staff hasta altas horas de la mañana. Así lo reveló el informe de Sue Grey, funcionaria del estado que criticó un continuo incumplimiento de las normas y el constante abuso de sustancias alcohólicas. Ante esta coyuntura, Johnson primero denegó las alegaciones, luego afirmó que desconocía estos eventos festivos y, finalmente, admitió que asistió a ellas para agradecer a sus compañeros por el trabajo, pero que no tenía constancia de que se estaban rompiendo las reglas. Eso sí, el 'premier' sigue manteniendo hasta hoy que pensó que se trataban de "reuniones de trabajo".

El escándalo derivó en una moción de confianza el 6 de junio en el seno del partido conservador. El primer ministro británico superó la votación con 211 votos a favor y 148 votos en contra. Pero más del 40% de los conservadores británicos mostraron que no confían en su líder. En términos políticos, fue una victoria pírrica.

placeholder Imágenes del informe de Sue Gray (Reuters)
Imágenes del informe de Sue Gray (Reuters)

Julio de 2022: la gota que colmó el vaso

El escándalo que acabó por derribar a Johnson comenzó con la revelación de que Chris Pincher, ‘deputy whip’ y número dos de partido, habría acosado sexualmente a dos hombres durante un evento en un club privado. Una nueva controversia que sacudía fuertemente a los ‘tories’. Pero el factor determinante fue que, aunque en un principio lo negara, Boris Johnson sabía de los comportamientos inapropiados de Pincher, pero en ningún momento detuvo su nombramiento como responsable de disciplina de los conservadores.

Llegados a este punto, los ministros de Economía y Sanidad, dos pesos pesados del Ejecutivo, dimitieron el pasado martes. En un plazo de 24 horas, más de 40 viceministros y otros altos cargos presentaron su dimisión. Ante esta desbandada, Michael Gove, veterano miembro del gabinete, comunicó a Johnson que lo adecuado era presentar su renuncia. Sin embargo, este le despide y se resiste a dejar el cargo. Incluso, Nadhim Zahawi, el recién nombrado como nuevo responsable de Economíay muy cercano a Johnson, publicó una carta en Twitter pidiéndole que dejara el cargo. Finalmente, el mandatario británico se rindió y compareció ante los medios este jueves para oficializar su dimisión.

Así fue el controvertido mandato de quien desafió todas las normas preestablecidas y cuyas constantes polémicas marcaron su evolución al frente del país.

La era de Boris Johnson al frente del gobierno británico ha estado marcada por la controversia. Desde engaños a la reina Isabel II hasta fiestas celebradas en Downing Street durante el confinamiento en Reino Unido, la actitud y liderazgo del primer ministro fue continuamente objeto de polémica en sus apenas tres años de mandato. Pero finalmente, una gota acabó por derramar el aparentemente interminable vaso británico. Tras el escándalo por las conductas de acoso sexual perpetradas por el conservador Chris Pincher y la consecuente oleada de dimisiones en el seno de los 'tories', parece que ha llegado el fin del 'premier'. En este artículo se enumeran los episodios más importantes que precipitaron la caída del mandatario británico.

Boris Johnson Reino Unido Partido Conservador Británico
El redactor recomienda