Albares garantiza el suministro de gas de Argelia y el diálogo con Marruecos
  1. Mundo
Tensión en el mediterráneo

Albares garantiza el suministro de gas de Argelia y el diálogo con Marruecos

El ministro de Asuntos Exteriores ha comparecido en un desayuno informativo en el Fórum Europa en el que ha repasado los desafíos para España en el mediterráneo y América Latina

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante el desayuno informativo. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante el desayuno informativo. (EFE)

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha reiterado el lunes que “el suministro de gas de Argelia a España está garantizado” y que las tensiones con Marruecos están bajo control gracias a un "diálogo" permanente. Sus declaraciones pretenden disipar los crecientes temores a un menor suministro de cara al invierno que podría lastrar la recuperación poscovid española, en un contexto de malestar social por los precios de la energía en máximos históricos y creciente tensión en el vecindario sur de España.

El ministro ha asegurado que la “relación antigua y estratégica con Argelia” se ha visto reforzada tras su visita al país mediterráneo a finales de septiembre. Además, Albares ha señalado que volvió a tratar el problema del suministro de gas con su homólogo argelino durante la reunión de la ‘Iniciativa de Estabilización de Libia’ celebrada en Trípoli la semana pasada y recibió, de nuevo, garantías por parte del país vecino.

Foto: Soldados marroquíes y marines, haciendo maniobras en 2012. (Africom)

La demanda de gas de España está garantizada, así me lo trasladó tanto el presidente argelino, como el ministro de Asuntos Exteriores y el ministro de Energía”, ha afirmado Albares en un desayuno informativo del Fórum Europa. “Nosotros no podemos tomar decisiones por terceros países que han decidido romper relaciones diplomáticas, como en el caso de Argelia y Marruecos. Pero lo que sí podemos intentar, por lo menos, es tener una mejor relación con nuestros vecinos”, ha agregado.

El suministro de gas argelino, que históricamente ha sido el principal proveedor español, fue puesto en duda tras anunciar Argelia que cerrará el gasoducto Magreb-Europa para evitar que Marruecos se beneficie del mismo cuando finaliza el contrato, a finales de este mes de octubre. Las relaciones entre los dos vecinos del norte de África están muy deterioradas: además del cierre del gasoducto, Argelia rompió relaciones diplomáticas con Rabat a finales de agosto y, acto seguido, prohibió a los aviones marroquíes —civiles y militares— entrar en su espacio aéreo.

Foto: El rey de España, Felipe VI, y el rey de Marruecos, Mohamed VI. (Archivo)

Con respecto a Marruecos, el ministro ha negado que exista la necesidad de una "negociación" entre los dos países tras la crisis diplomática y migratoria que estalló el pasado mayo en Ceuta. El alto funcionario aseguró que lo que hay en marcha es "un diálogo" cuyo objetivo es avanzar hacia "una relación que está basada en la confianza, en la transparencia del beneficio y los compromisos mutuos, en la que no haya decisiones unilaterales". Albares ha pasado de puntillas por las últimas polémicas sobre el caso Ghali y sus declaraciones sobre la responsabilidad española respecto al Sáhara Occidental, asegurando que el Gobierno "respeta todas las actuaciones judiciales y colabora en lo que se solicite" y que España está buscando una solución para el Sáhara "en el marco de Naciones Unidas".

Iberoamérica, de nuevo en el centro

El segundo punto caliente para España, además del Mediterráneo, se encuentra en ultramar: las relaciones con América Latina. "Desafío a quien quiera a ver si hay algún gobierno que haga tanto como esta haciendo España por los Derechos Humanos y la democracia en América Latina", ha aseverado Albares. A finales del próximo mes de noviembre, el ministro viajará a República Dominicana para reunirse con el resto de socioes de la Conferencia Iberoamericana y elegir al nuevo Secretario General de la Comunidad Iberoamericana, tras el final del mandato de la costarricense Rebeca Grynspan.

Foto: Antony Blinken durante su visita a las instituciones europeas en Bruselas. (Reuters)

Albares ha puesto el foco sobre Nicaragua, Cuba y Venezuela para responder a las críticas de la futura embajadora de EEUU en España, Julissa Reynoso, nombrada en julio, quien dijo estar "bastante familiarizada con la mediocre política de España frente a algunos de estos países, principalmente Cuba y Venezuela, y Nicaragua, debería añadir también" durante una audiencia en el Senado estadounidense que debe confirmarla en el cargo hace dos semanas.

Sobre Nicaragua, Albares ha recalcado que "no se dan las condiciones mínimas para que el 7 de noviembre haya elecciones democráticas en Nicaragua" y ha recordado que España retiró a su embajadora en Managua este verano. Respecto a Venezuela, donde han fracasado los últimos intentos de diálogo entre Maduro y la oposición, el ministro ha anunciado que, si las partes deciden volver a dialogar, "ahí estará siempre España". También ha recordado que "España es el único país del mundo" que mantiene un diálogo político que incluye los derechos humanos con Cuba, donde se ha planteado una nueva marcha de protesta pacífica en las próximas semanas.

Argelia Energía