Religiosa, solidaria y poco moderna: así ven a España en el resto del mundo
  1. Mundo
Los españoles, más pesimistas

Religiosa, solidaria y poco moderna: así ven a España en el resto del mundo

La imagen de España en el mundo ha empeorado a raíz de la pandemia, aunque en términos generales se mantiene en la misma posición que en 2018

placeholder Foto: Una bandera de España es ondeada durante una protesta frente a la puerta de Brandenburgo, en Berlín. (Reuters)
Una bandera de España es ondeada durante una protesta frente a la puerta de Brandenburgo, en Berlín. (Reuters)

En el mundo marcado por la pandemia, la imagen que los ciudadanos de cada país tienen del resto se ha visto considerablemente dañada. Desde Estados Unidos hasta China, pasando por la totalidad de los países europeos, el pesimismo imperante y el malestar emocional erosiona la credibilidad de las instituciones públicas y las naciones pagan por este desprestigio. Todos, en definitiva, valoran peor a todos. Eso sí, a la hora de criticar a España, nadie gana a los españoles.

Esta es la principal conclusión de la novena oleada del Barómetro de la Imagen de España (BIE) presentado este jueves por el Real Instituto Elcano. El informe explica que España, junto al resto de naciones del mundo, ha perdido prestigio de cara a los ciudadanos de los países consultados, obteniendo una valoración de 6.3, un descenso de 0.8 puntos con respecto a 2018, cuando se llevó a cabo el último BIE.

Sin embargo, en términos generales, la imagen de España se mantiene en la misma posición en la que estaba hasta ahora: por debajo de Alemania y emparejada con Italia y Francia —aunque, si solo se tiene en cuenta el voto de los ciudadanos de los estados europeos, Madrid se encuentra ligeramente por encima de Roma y París—. Por ello, Carmen González Enríquez, directora del barómetro, calificó de "estable" el prestigio español. La pérdida de reputación internacional con respecto a 2017 es especialmente grave en los casos de Reino Unido, que cayó 1.4 puntos debido en gran medida al Brexit, Estados Unidos, que bajó 1.3 puntos tras la presidencia de Donald Trump, y China, que con 2.3 puntos menos es la principal perdedora de la lista.

El descenso generalizado no resulta inesperado. "También en la anterior Gran Recesión, la iniciada en 2008, se produjo una caída de las valoraciones que afectó a todos los países y a todas las instituciones nacionales e internacionales", explica el informe.

Para conocer más a detalle la percepción de España en el extranjero, los autores proporcionaron a los entrevistados un listado de pares de adjetivos o sustantivos para que decidieran, en cada caso, cuál de ellos era el que mejor definía al país. Por orden de mayor consenso, los encuestados procedentes de otros países consideran que España es tolerante (84%, frente a intolerante), inspira confianza (83%, frente a no inspira confianza), solidaria (79%, frente a egoísta) y democrática (79%, frente a autoritaria). También destacan la calificación de religiosa (72% frente a laica) y tradicional (66% frente a moderna), dos asociaciones muy relacionadas con la gran difusión internacional de las fiestas populares y actos colectivos y religiosos españoles como las procesiones de Semana Santa, las corridas de toros o las fallas de Valencia.

Foto: El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en el Congreso. (EFE)

Los españoles son mucho más críticos a la hora de responder a este diferencial semántico. Por ejemplo, en el par corrupto-honesto, solo un 23% de los extranjeros se decantan por la primera opción, mientras que un 64% de los ciudadanos nacionales la eligen. Lo mismo ocurre en el caso de los adjetivos débil (25% de los extranjeros y 52% de los españoles lo eligen frente a fuerte) y pobre (43% de los extranjeros y 62% de los españoles lo eligen frente a rico). "Es un proceso que ya contemplamos en anterior crisis económica", explicó González. "Hay una gran diferencia entre la autoestima de los españoles y la estabilidad de la buena imagen de España en el exterior", un pesimismo que describió como "una rémora para el progreso del país". Esta diferencia de percepción también se extiende a la gestión de la pandemia: los españoles la suspenden con un 4,8 mientras que en el extranjero la aprueban con un 5,9.

En lo que sí coinciden españoles y extranjeros es en los aspectos que más valoran del país. La gastronomía (nota de 7,3 para extranjeros y 8,9 para españoles) y la oferta turística del país (7,8 para extranjeros, 8,7 para españoles) lideran la tabla en ambos casos. También se tiene en alta estima la sociabilidad de los ciudadanos y, sobre todo, el deporte, el cual, afirmó González, "forma parte crucial de la marca española, por la admiración que provoca fuera y el orgullo dentro".

Por otra parte, el barómetro también evidencia que, en el apartado estratégico europeo, Alemania es la clara líder del continente. Con la excepción de Portugal (que favorece a España), todos los países europeos consultados eligen al país germano como aliado preferido. España sorprende en este apartado: es la segunda opción tanto para Francia como para Italia y la tercera para Alemania (por detrás de Francia y Austria). "Los ciudadanos europeos mediterráneos perciben intereses semejantes entre sí y apoyan las alianzas en la zona, pero no aspiran de ningún modo a sustituir con esa alianza el papel de liderazgo que se asigna a Alemania", resume el informe.

Pandemia Internacional Real Instituto Elcano
El redactor recomienda