La UE se compromete a movilizar 7.500 millones ante el coronavirus
  1. Mundo
CUMBRE EXTRAORDINARIA

La UE se compromete a movilizar 7.500 millones ante el coronavirus

La clave es “ganar tiempo” para que los sistemas de salud no colapsen, ir escalonando los casos que llegan hasta los hospitales europeos para que así puedan lidiar con ellos

Foto: La UE se compromete a movilizar 7.500 millones ante el coronavirus
La UE se compromete a movilizar 7.500 millones ante el coronavirus

Los líderes europeos han celebrado este martes una cumbre extraordinaria telefónica convocada el pasado lunes por Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, con el objetivo de subrayar los puntos en los que es necesario mantener una mayor coordinación ante el coronavirus y para encargar a la Comisión Europea que trabaja en el ámbito del impacto económico de la enfermedad. La primera medida anunciada por Bruselas tras la llamada telefónica ha sido la creación de un fondo de 25.000 millones de euros para invertir en los sistemas sanitarios y las pequeñas y medianas empresas. De ellos, unos 7.500 millones de euros estarían disponibles en las próximas semanas, pero la Comisión no ha explicado de dónde saldrá el dinero restante.

Von der Leyen también ha explicado que la Comisión Europea está lista para otorgar la flexibilidad que permite el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para que los países se desvíen de sus sendas de déficit ante esta situación, así como revisar las reglas de ayuda de estado para que las empresas puedan hacer frente al escenario que se abre ahora. La alemana presentará sus propuestas de cara a la reunión de ministros de Finanzas europeos que se celebra el próximo lunes.

Michel también ha señalado que los líderes europeos, durante la llamada telefónica de este martes, se han comprometido a "utilizar todos los instrumentos necesarios". Sin embargo el presidente del Consejo Europeo no ha podido explicar cuáles son dichos instrumentos: las conclusiones de la reunión son vagas, muestran su solidaridad con Italia pero no ofrece medidas concretas en ningún campo y la reunión ha consstido básicamente en encargar a Bruselas que haga deberes en el campo del impacto económico.

Los líderes han acordado cuatro puntos. El primero es que limitarán la expansión del virus con medidas "proporcionadas" y basadas en la ciencia; en segundo lugar trabajarán para que se mantenga el suministro de bienes médicos y sanitarios que son necesarios, para lo que seguirán trabajando en una posible compra pública coordinada por la Comisión Europea; en tercer lugar destacar la importancia de seguir invirtiendo en la ciencia y en la búsqueda de una vacuna; y por último atajar las consecuencias socio económicas del virus.

Roma ha pasado las últimas 24 horas esperando el apoyo europeo después de anunciar durísimas medidas para contener el brote de coronavirus en el país. Y lo ha recibido ha sido silencio. Solo este martes Michel y Von der Leyen han telefoneado a Giuseppe Conte, primer ministro italiano. Si Italia esperaba ser mucho más arropada durante la cumbre telefónica con lo que se ha encontrado es con una breve línea en el comunicado final.

El problema ya no es italiano o español: todos los países europeos sufren el coronavirus y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE) ya ha identificado 11.577 casos en la Unión Europea y el Reino Unido. Pero la dimensión europea no ha tenido, por ahora, una respuesta común.

Foto: Dentro de la fábrica china que evitó el coronavirus gracias a sus medidas extremas

Como si la gestión de la salud fuera una réplica de la crisis económica, hay países, como Alemania, que creen que cada Estado miembro debe asumir sus medidas y sus consecuencias, y otros países, como Italia o Francia, que consideran necesaria una respuesta común, mucho más allá de la simple coordinación.

Emmanuel Macron, presidente galo, ha sido el principal impulsor de la cumbre telefónica. “Para hacer frente al Covid-19, la unidad hace la fuerza. Pido a nuestros socios europeos que tomen medidas urgentes para coordinar las medidas sanitarias, los esfuerzos de investigación y nuestra respuesta económica. Actuemos juntos ahora”, escribió Macron tras conocerse el lunes la convocatoria por parte de Michel. "Frente al coronavirus, no dejemos ningún spacio a la especulación ni a la inestablidad. Europa deberá hacer todo lo que sea necesario tanto en el plano sanitario como en el económico", ha vuelto a escribir el presidente galo tras el encuentro.

Stella Kyriakides, comisaria de Salud, ha comparecido este martes ante un Parlamento Europeo que también está en una situación excepcional: está celebrando un pleno reducido de un día y además este se está celebrando en Bruselas y no en Estrasburgo para reducir riesgos. La comisaria ha llamado a tomar medidas de contención “agresivas”. “Los próximos días y semanas serán cruciales”, ha asegurado la comisaria ante los pocos eurodiputados que se están animando a pasearse por la institución.

La clave, ha insistido Kyriakides, es “ganar tiempo” para que los sistemas de salud no colapsen, ir escalonando los casos que llegan hasta los hospitales europeos para que así puedan lidiar con ellos.

Foto: España prohíbe los vuelos directos a Italia para limitar la expansión del Covid-19

Uno de los principales asuntos que tratan los líderes europeos pero también sus ministros de Finanzas desde hace semanas es qué medidas económicas se pueden aprobar para paliar el efecto que puede tener la enfermedad sobre la economía europea. Ya se ha hablado abiertamente de la cláusula de flexibilidad que permite a los Estados miembros desviarse de sus objetivos de déficit para hacer frente a situaciones críticas como la actual, pero se seguirán explorando otras opciones en las próximas horas.

Comisión Europea
El redactor recomienda