Corea del Norte y el coronavirus Covid-19: ¿qué está pasando realmente allí?
  1. Mundo
LAS FRONTERAS ESTÁN CERRADAS A CAL Y CANTO

Corea del Norte y el coronavirus Covid-19: ¿qué está pasando realmente allí?

El hermetismo del régimen de Pyongyang se ha multiplicado, mientras varias fuentes de Corea del Sur habrían confirmado casos positivos al otro lado de la frontera

Foto: Corea del Norte y el coronavirus Covid-19: ¿qué está pasando realmente allí?
Corea del Norte y el coronavirus Covid-19: ¿qué está pasando realmente allí?

Corea del Sur es, después de China, el país más afectado por el coronavirus Covid-19. Se han contabilizado más de 2.000 casos de contagio en el país y el principal foco está puesto en una secta conocida como la Iglesia de Jesús Shincheonji, Templo del Tabernáculo del Testimonio. Sus seguidores creen que Jesucristo ya está de vuelta en la Tierra y que el líder de su congregación, llamado Lee Man-hee, es la reencarnación del Mesías.

[Última hora del coronavirus Covid-19]

Pero más allá de sus creencias, 10.000 miembros de este grupo religioso se encuentran aislados para tratar de contener el virus, aunque sus seguidores suman más de 200.000 en todo el país. Las autoridades coreanas reconocen más de 2.000 contagios y, al menos, 13 muertes que están directamente relacionadas con el coronavirus de China. Pero mientras a este lado de la frontera se trata de contener la propagación de la enfermedad, nada se sabe de lo que está ocurriendo al otro lado, en la opaca Corea del Norte.

Foto: Irán y Corea del Sur, los nuevos frentes del coronavirus con más de 800 contagios

Según publica 'Asia Times', las autoridades del país más hermético del mundo han colocado a la capital, Pyongyang, bajo una especie de ‘cuarentena virtual’, lo que se deriva en que ni la ONU, ni las agencias de ayuda exterior ni las embajadas pueden saber cuál es la verdadera situación que se vive en Corea del Norte. De momento, Tomás Ojea Quintana, que ejerce como relator especial sobre derechos humanos para Naciones Unidas, ha pedido a las autoridades norcoreanas que unan fuerzas con la comunidad internacional para prevenir un brote del virus.

No hay información

Las fronteras de la ya de por sí hermética Corea del Norte están cerradas a cal y canto. La población coreana lleva años sufriendo problemas inmunitarios derivados de la desnutrición y la mala alimentación, lo que podría provocar una situación de emergencia si el virus se propaga. Las personas más afectadas son los mayores y aquellas que sufren patologías graves de base, pero el Covid-19 podría arrasar en una población que tiene graves problemas de defensas internas.

Pyongyang no ha comunicado aún ningún positivo por el coronavirus
Pyongyang no ha comunicado aún ningún positivo por el coronavirus

El relator de la ONU ha explicado que el organismo internacional "apoya los esfuerzos realizados por las autoridades para prevenir un brote, incluidos controles estrictos sobre el ingreso al país y la búsqueda de ayuda de las agencias de la ONU" Pero añade que Corea del Norte "debería permitir el acceso total y sin trabas a expertos médicos y actores humanitarios, y relajar las restricciones sobre el acceso a la información. Un mayor aislamiento del país no es la respuesta".

De momento, lo poco que se filtra desde el otro lado de la frontera es que la situación es alarmante: los medios de comunicación estatales han pedido a los ciudadanos que no coman fuera de casa y las autoridades educativas han decidido prolongar las vacaciones de invierno, posponiendo la reapertura de los centros educativos.

Los empleados de las embajadas norcoreanas por todo el mundo han recibido la orden de no volver a casa de manera temporal

Una de las pocas noticias que han cruzado la frontera la ha dado Thae Yong-ho, un desertor con información de primera mano de lo que sucede en el país de Kim Jong-un. En una reunión con periodistas califica las medidas tomadas por el régimen de Corea del Norte como "muy anormales" y explica que "Pyongyang bloqueó todas las embajadas, ONGs y organizaciones internacionales. Después, pidió al personal de las embajadas extranjeras que se quedara en sus instalaciones sin acceso a hoteles, cafeterías y tiendas... ha acabado con la libre circulación".

Otra fuente anónima ha confirmado a 'Asia Times' todo lo adelantado por Thae Yong-ho y ha añadido que los funcionarios de Corea del Norte que viven fuera del país también recibieron la orden de no volver a casa. Primero fue una medida temporal de dos semanas que se instauró el 4 de febrero y que se envió a embajadas y consulados, pero después la orden se ha extendido hasta el mes de marzo. También a principios de febrero un pastor surcoreano, conocido por ayudar a refugiados del Norte, aseguró que Corea del Norte había detenido las deportaciones para evitar contagios del coronavirus. Pyongyang no ha confirmado en ningún momento que se haya producido caso alguno de coronavirus en su territorio, pero algunos medios de comunicación de Seúl, citando fuentes anónimas, sí hablan de varios casos dentro del Corea del Norte.

Los diplomáticos extranjeros tratan de salir

En este contexto de información ausente, una fuente ha confirmado a la cadena CNN desde dentro del país que se está elaborando un plan de evacuación para que los diplomáticos extranjeros que se encuentren en Corea del Norte en cuarentena puedan abandonar el hermético estado. La Embajada alemana, la Oficina de Cooperación de Francia y la de Cooperación y Desarrollo de Suiza cesarán sus operaciones por completo en la capital, tal y como ha confirmado esta fuente que ha preferido hablar desde el más absoluto anonimato, teniendo en cuenta que se trata de una situación altamente sensible. Otros países con misiones diplomáticas en Corea del Norte también se están planteando reducir sus operaciones en el país. "Esperamos que cerca de 60 personas salgan del país en avión", ha confirmado la misma fuente.

De la fecha de la evacuación, como de muchos otros datos del país, no se sabe nada, aunque esta fuente sugiere que el vuelo podría salir de Pyongyang hacia Vladivostok, en Rusia. La cifra de diplomáticos extranjeros en suelo norcoreano tampoco es conocida, aunque se estima que podrían ser unos cuantos centenares. El miércoles de esta misma semana, los medios estatales norcoreanos informaron del aislamiento de más de 380 extranjeros, entre gente que había regresado recientemente de viajes al extranjero y otros que mostraban síntomas anormales.

Coronavirus Embajadas Noticias de Corea del Norte Corea del Sur Derechos humanos ONU
El redactor recomienda