En protesta por un bombardeo de EEUU

Cientos de manifestantes iraquíes asaltan la embajada de EEUU en Bagdad

Han rodeado el edificio de la Embajada de Estados Unidos en protesta por la muerte en un bombardeo de EEUU de 25 milicianos. El embajador y resto de personal diplomático han sido evacuados

Foto: Asaltantes en la Embajada estadounidense en Bagdad. El cartel reza: Cerrad la embajada estadounidense o la gente la cerrará. (Reuters)
Asaltantes en la Embajada estadounidense en Bagdad. El cartel reza: "Cerrad la embajada estadounidense o la gente la cerrará". (Reuters)

Cientos de partidarios de una milicia chií en Irak han rodeado el edificio de la Embajada de Estados Unidos en la 'zona verde' de Bagdad, han roto las cámaras de seguridad alrededor del muro, han arrojado piedras y provocaron algunos incendios en un asalto a la delegación diplomática que se produce en medio de un descontento creciente por los ataques aéreos del Ejército estadounidense del pasado domingo contra una milicia local respaldada por Irán, en los que murieron 25 milicianos.

Algunos manifestantes han conseguido penetrar en la sede diplomática y han prendido fuego a parte del muro que la rodea, así como algunas cabinas y torres de vigilancia. El embajador y otros funcionarios estadounidenses han sido evacuados del edificio.

La multitud accedió a la 'zona verde' de Bagdad, un área altamente militarizada donde se sitúan la mayoría de las embajadas occidentales e intentó entrar en los terrenos de la delegación de EEUU al grito de "¡Abajo, abajo Estados Unidos!". Según vídeos publicados en redes sociales y medios locales, algunos manifestantes arrojaron varios proyectiles, pintaron de rojo las ventanas e intentaron escalar los muros de la embajada. Otros ondeaban banderas en apoyo de la milicia Kataeb Hezbollah.

Desde dentro del edificio, oficiales de seguridad han disparado gas lacrimógeno contra los asaltantes. En vídeos distribuidos por cuentas de manifestantes anti-EEUU, se puede observar a los asaltantes golpeando los cristales del edificio y a varios oficiales resguardados dentro, ataviados con chalecos y cascos militares.

El personal de la oficina estadounidense permaneció en el interior del edificio. Según fuentes del Ministerio del Interior iraquí, ni el embajador ni funcionarios estadounidenses se encuentran dentro del edificio. Los funcionarios diplomáticos estadounidenses habrían sido evacuados con anterioridad, aunque se desconoce cuándo exactamente.

En imágenes retransmitidas en directo por la televisión local puede verse a personal con equipación militar en las plantas superiores del edificio de la embajada estadounidense, aunque sin responder a los manifestantes.

El intento de asalto a la embajada ha tenido lugar después de la celebración de funerales por los combatientes de la milicia chií abatidos el pasado domingo por Estados Unidos en un bombardeo en el oeste del país.

Las milicias progubernamentales iraquíes blanco del ataque, integradas principalmente por chiíes, denunciaron este lunes que veinticinco de sus hombres fallecieron por el ataque estadounidense contra las sedes de las brigadas 45 y 46 en la provincia de Al Anbar, fronteriza con Siria. La milicia ha desempeñado un papel destacado en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico y ha sido un apoyo fundamental para las tropas regulares iraquíes.

Imágenes del asalto a la embajada. (Reuters)
Imágenes del asalto a la embajada. (Reuters)

Las autoridades políticas y religiosas de Irak han condenado y rechazado el ataque, que ha aumentado la tensión entre EEUU e Irak. El Pentágono informó de que llevó a cabo "ataques defensivos" en Irak y Siria contra esta milicia, a la que responsabiliza de los últimos ataques con cohetes y proyectiles contra bases militares o instalaciones con presencia estadounidense en suelo iraquí.

En concreto, Washington culpa a Kataeb Hezbollah de la muerte de un contratista estadounidense el pasado viernes por cohetes lanzados contra la base militar K1 en la localidad de Kirkuk, en el norte de Irak, siendo la primera víctima mortal de este tipo de ataques.

Mientras, el Gobierno iraquí y la máxima autoridad religiosa chií del país, el ayatolá Ali al Sistani, han condenado este lunes el ataque estadounidense, del que las autoridades fueron informadas previamente por el secretario de Defensa, Mark Esper. En un discurso televisado, el primer ministro iraquí, Abdel Abdul Mahdi declaró que había intentado detener la operación, pero que "había mucha insistencia" por parte de los estadounidenses.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios