SILENCIO PARA DAR VOZ A LOS DESFAVORECIDOS

Greta se calla para que hablen los demás

La joven de 16 años ha aprovechado la expectación generada para ceder su espacio a otras personas que, de otra manera, no tendrían la oportunidad de ser escuchadas a nivel mundial

Foto: Greta Thunberg, en la Cumbre del Clima de Madrid este lunes. (Reuters)
Greta Thunberg, en la Cumbre del Clima de Madrid este lunes. (Reuters)

Greta Thunberg se ha convertido en el adalid de la lucha contra el cambio climático. La joven sueca es la activista más mediática de lo que va de siglo y, no en vano, la atención que despierta allá donde va lo confirma. Así, este lunes decidió acudir a la XXV Conferencia de las Partes de Cambio Climático de la ONU (COP25), donde ha dado un giro de tuerca al guion que parecía establecido: aprovechando el tirón levantado entre la prensa, ha decidido no hablar.

La joven de 16 años ha aprovechado la expectación generada para ceder su espacio a otras personas que, de otra manera, no tendrían la oportunidad de ser escuchadas a nivel mundial. En lugar de ofrecer un discurso propio centrado en el daño que el cambio climático está causando a nivel mundial, ha decidido que sean los propios protagonistas de esas historias los que cuenten en primera persona el sufrimiento que padecen por culpa de esta situación.

"Hemos notado cierta atención mediática. Y creemos que nuestra responsabilidad moral es usar esta atención para dar voz a aquellos que necesitan contar sus historias. El impacto del cambio climático no afectará solo a los niños de hoy. Está afectando a mucha gente, que está sufriendo y muriendo. Por eso, hemos creado este evento, como una plataforma para compartir historias que deben ser contadas", afirmó Greta Thunberg ante el público.

La joven sueca, junto a la activista alemana Luisa Neubauer, de Fridays for Future, decidió no hablar para dar voz a los más silenciados. Ambas confirmaron en rueda de prensa que son unas privilegiadas por haberse escuchado su historia cientos de veces a lo largo de los últimos meses, situación que no es la misma que viven "cientos de personas del sur y de los pueblos indígenas, que necesitan contar su historia". Un silencio para escuchar a otros.

Los bancos y el Acuerdo de París

De igual manera, este lunes los principales bancos españoles han aprovechado el marco del COP25 para firmar un acuerdo por el que se comprometen a reducir la huella de carbono de sus carteras de crédito para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Este pacto ha sido firmado por más de veinte bancos españoles, que suponen el 95 por ciento del total del sector, en el que han pactado desarrollar metodologías con las que luchar contra el cambio climático.

"Los bancos son conscientes de que tienen en sus manos el modo de hacer frente a los desafíos y también de aprovechar las oportunidades que ofrece la lucha contra el cambio climático. Por esa razón, quieren contribuir a realizar los cambios necesarios para lograr una economía baja en carbono y resiliente al clima", aseguró el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, tras la firma del acuerdo.

Las entidades firmantes del acuerdo han sido Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell, Bankinter, Kutxabank, Unicaja Banco, Abanca, Ibercaja Banco, Liberbank, ING Bank, BNP Paribas, Banca March, BCC-Grupo Cajamar, Cecabank, Société Générale, Bankoa - Grupo Credit Agricole, Banco Mediolanum, Triodos Bank, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ontinyent, y Colonya-Caixa D'Estalvis de Pollença.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios