PARA ABASTERCER DE AGUA EN LOS MESES SECOS

Una fuente de hielo en mitad del desierto: la última idea de la India contra la sequía

¿Se imaginan que uno de los lugares más secos del planeta contara con un depósito de hielo para sobrellevar los meses de menos precipitaciones? Ladakh, en la India, lo ha conseguido

Foto: Una fuente de hielo en mitad del desierto: la última idea de la India contra la sequía. (DDNews)
Una fuente de hielo en mitad del desierto: la última idea de la India contra la sequía. (DDNews)

En la región de Ladakh (India) existe un dicho habitual entre sus habitantes: 'Es el único lugar del mundo en el que se puede sufrir una insolación y acabar congelado al mismo tiempo'. Situada en plena estepa, entre el Himalaya y el Kunlun -dos de las cadenas montañosas más grandes del mundo-, la subsistencia de su población pasa por el agua que proviene del deshielo, algo que ha cambiado por culpa del calentamiento global... para lo que se ha 'inventado' un glaciar.

Su particular clima le hace vivir una situación única en el mundo. Anclada en una especie de semidesierto, es un lugar de escasas precipitaciones con mucha variación térmica entre el invierno y el verano. Precisamente, la falta de agua suele ser su gran problema, pero tradicionalmente han conseguido solventarlo gracias a las nieves cercanas, con las que han logrado abastecer sus campos de cultivo para producir elementos. Pero algo ha cambiado.

Y es que el calentamiento global ha provocado que, en los últimos años, la tierra sea más seca de lo habitual, provocando que el agua líquida no llegue entre abril y mayo. El deshilo se produce en los meses más cálidos y ese agua solía durar hasta el siguiente verano, cuando volvía a aparecer el líquido elemento desde las montañas. Pero los cambios en de temperatura han provocado que esa situación ya no se produzca, faltando agua en los meses claves para sembrar.

Según explica 'CNN', fue en 2014 cuando un ingeniero local llamado Sonam Wangchuk tuvo una idea para solucionar el problema: crear un 'árbol' de hielo. Para equilibrar ese déficit de agua, decidió encontrar la manera de acumular nieve durante el invierno -que, por exceso, termina desperdiciándose- para utilizarla en los meses menos fríos, precisamente en los que falta agua por el déficit de nieve. Y la física es la que hizo el resto: una fuente de hielo en mitad del desierto.

Para ello, lo que hizo fue conectar una tubería con una corriente de agua subterránea situada a cierta altura. El líquido realizó el recorrido hasta su destino, donde esta tubería enfocaba hacia arriba. La mecánica de fluidos pronto hizo su magia: el líquido hizo por recuperar su altura original, momento en el que crea una fuente. Pero, al salir a la superficie, la temperatura bajo cero del invierno pronto lo convirtió en hielo, acumulándose en forma de cono en la superficie.

Con ello, lo que se consigue es sencillo: el cono tiene muy poca superficie para la cantidad de agua que almacena, por lo que se derrite muy lentamente. O, dicho de otra manera, este prototipo de unos seis metros de altura 'esconde' unos 150.000 litros de agua capaces de surtir de este líquido elemento a toda la población hasta la llegada del verano. Así es el último invento de la India para hacer fértil uno de los lugares más secos del planeta.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios